Psicólogos piden a Antena 3 que retire ‘1, 2, 3, hipnotízame’

El ilusionista Jeff Toussaint simula hipnotizar a un voluntario que en realidad es un actor.Una veintena larga de científicos -en su mayoría, psicólogos- ha pedido a Antena 3 que suspenda las emisiones del programa 1, 2, 3, hipnotízame porque, «desde que comienza hasta que finaliza y de manera reiterada», promueve «mitos sobre la hipnosis» y «fomenta creencias y actitudes que pueden dificultar el uso no iatrogénico y eficaz de la hipnosis en personas que pueden beneficiarse de ella». Dicho menos diplomáticamente, porque lo que se ve en la pequeña pantalla nio tiene nada que ver con la hipnosis ni con la ciencia, sino que es un engaño en el que , bien sea porque son sugestionables o porque están interpretando un papel, famosos y miembros del público simulan caer en una especie de trance hipnótico. La carta, enviada al director de comunicación de la cadena, la ha promovido Antonio Capafons, presidente de la Asociación para el Avance de la Hipnosis Experimental y Aplicada (AAHEA), catedrático de psicología de la Universidad de Valencia y el científico que más sabe en España sobre la hipnosis.
1, 2, 3, hipnotízame lo conduce el hipnotista Jeff Toussaint y, según Antena 3, «es un show moderno y divertido que se aleja de la hipnosis tradicional. En este show especial, los voluntarios bajo hipnosis se encuentran en un estado de superconcentración que hace que sus inhibiciones estén disminuidas lo que permite llevarlos a situaciones realmente delirantes y surrealistas». Se estrenó el 23 de marzo y en su primera entrega, en la que uno de los miembros del público supuestamente hipnotizados era en realidad un actor, captó a un 19,5% de la audiencia. Fue el programa más visto de la noche.
En el espacio de Antena 3, explica el promotor de la iniciativa, se vende la idea de que «el hipnotizado está bajo el control del hipnotizador, cuando la hipnosis es una técnica que fomenta el autocontrol»; se alimenta el mito de que «el hipnotizado realiza de manera involuntaria aquellos actos que le pide el hipnotizado», cuando en realidad «la persona hipnotizada puede interferir con las sugestiones que no le agraden, controlando la situación hipnótica si así lo desea»; se da pábulo al «mito de que la hipnosis es sueño y la persona no recuerda nada de lo que ocurre durante ella», cuando «se sabe desde hace más de 50 años que la persona hipnotizada está despierta y muy activa»; y se da por normal que «la persona hipnotizada tiene amnesia de lo que hace bajo hipnosis, cuando éste es un fenómeno altamente infrecuente que afecta a no más del 1,5% de las personas hipnotizadas». «A lo largo del programa se repite en varias ocasiones que el hipnotizador Jeff Toussaint ha estado preparando a los hipnotizados, seguramente ensayando los trucos que se realizaron en el plató, fomentando por parte del hipnotizador, hipnotizados y presentadores del programa la hipnosis como magia», destaca Capafons, quien recuerda que en la primera entrega se hizo pasar a un actor por un voluntario.
El psicólogo recuerda a los responsables de la cadena que «la hipnosis es una prestación sanitaria» y que lo que se hace en 1, 2, 3, hipnotízame «perjudica seriamente a un procedimiento con un considerable apoyo empírico que demuestra su efectividad como coadyuvante, entre otros, a diversos tratamientos psicológicos y médicos». En última instancia, añaden los firmantes, el programa de Antena 3  perjudica «a los usuarios y pacientes que pueden buscar una hipnosis ineficaz (como la que se muestra en este programa) cuando no perjudicial, y/o rechazar una hipnosis que puede beneficiar su salud y bienestar. En este sentido, el programa promueve una imagen iatrogénica de la hipnosis». Capafons explica, además, que la hipnosis es «un campo de investigación científico experimental que, a su vez, implica un conjunto de procedimientos clínicos muy variados que, especialmente como coadyuvante, ayuda a incrementar la eficacia y eficiencia de las intervenciones y tratamientos o terapias de distintos problemas médico-psicológicos, de la salud en general. Por lo tanto, una difusión de la hipnosis que distorsione, tanto sus aplicaciones, como el conocimiento científico que se tiene sobre ella, puede fomentar un serio perjuicio a los usuarios. Como se decía anteriormente, se está fomentando por parte del hipnotizador, hipnotizados y presentadores del programa, la hipnosis como magia».
Ojalá Capafons tenga suerte en su iniciativa. Cuenta con mi simpatía y apoyo desde antes de que la conociera, y habría firmado la carta si me hubieran invitado a hacerlo. Creo, sin embargo, que tiene un poderoso enemigo en frente: el dinero. La recepción popular de 1,2,3, hipnotízame ha sido tan buena que dudo de que la cadena vaya a retirar el programa. Acuérdense del fraude de Anne Germain y Telecinco.

24 comentarios

      1. Es la postura de la AAHEA, pero no es la única. Supongo que igualmente tiene que mostrar evidencia de eficacia clínica, que ésta sea de alguna manera mejor que otras opciones, etc… De otro modo, no veo la diferencia con la pseudociencia complementaria como la homeopatía.
        Por ej.
        https://www.sciencebasedmedicine.org/surgery-under-hypnosis/
        «It is not clear if hypnosis is at all beneficial, but it is plausible that hypnosis during procedures in an effective strategy of relaxation and distraction (although not necessarily more effective than any other method).»

        1. Con la diferencia de que la hipnosis tiene evidencia científica y la homeopatía no.
          Hay estudios a centenares.
          Si precisas literatura científica al respecto (te hablo de formato paper, no opiniones), te adjunto una lista.

          1. Oh, gracias. Realmente no hace falta que te molestes pues los puedo buscar. Además, me he fijado en los comentarios de arriba y eché un vistazo a los contenidos de varios vínculos.
            Honestamente una revisión seria de la literatura, establecer unos criterios de selección, luego filtrar los artículos, evaluarlos, etc… es algo completamente fuera de mi alcance. Harían falta una comisión de expertos, varios años y unos millones 😉 Las palabras «estudios científicos» no son una suerte de abracadabra capaz de desarmar mi escepticismo*.
            Peor, tengo el prejuicio de que los estudios psicológicos y sus resultados son menos sólidos que en otras ciencias, por ej. en el diseño experimental, tratamiento estadístico de los datos…Incluso así los resultados negativos no parecen raros.
            Prejuicio, ignorancia o porque es complicado saber si algo funciona o no salvo que su efecto sea grande e inmediato. Hacer buenos estudios es difícil y costoso, independientemente de los resultados.
            *Por ej.
            http://www.asch.net/public/amanotice.aspx
            «The American Medical Association (AMA) has brought to the attention of both the American Society of Clinical Hypnosis (ASCH) and the Society of Clinical and Experimental Hypnosis (SCEH) that many individuals using hypnosis, some of whom may be members of one or both Societies, may be making the inaccurate statement that hypnosis is approved by the AMA as a legitimate therapy for medical or psychological purposes.»
            Gracias de nuevo. Me caigo de sueño.

          2. Creo que es evidente que el estudio en psicología no puede tener el rigor de la Matemática.
            Ninguna ciencia más que esa pueda. Tampoco la Física, como podemos contemplar en la Física Teórica.
            Por eso el rigor es muy importante en las Ciencias Sociales. Enfrentarse a ellas sin prejuicios y sin preconceptos, dado que como bien sabemos, se han usado muy mal precisamente por esas dos razones.
            Ese metaanálisis del que hablas no es tan complicado, ni necesitas millones.
            Por eso precisamente te he hablado del formato paper y no de otro.
            Creo que se ha enlazado material suficiente. A partir de ahí cada uno ha de sacar sus conclusiones.

  1. Estoy con Faraday, me gustaría creer, pero… ¿alguien ha encontrado alguna evidencia científica?
    Le he echado un ojo a la pagina DE LA ASOCIACIÓN PARA EL AVANCE DE LA HIPNOSIS EXPERIMENTAL Y APLICADA y no pone en claro nada, sus estatutos están mas elaborados y aparentemente son mas éticos que un cursillo de Coatching, (por decir algo y sin querer ofender a unos o a otros) pero igual hasta ahí reside el peligro, con palabras como Iatrogenia o coadyudante, justifican su importancia separándose de las medicinas alternativas que prometen cosas irreales.
    Si alguien puede portar luz a este tema de la hipnosis encantado de cambiar mi punto de vista.

    1. Gracias Surgat por pasarte por la web de AAHEA y por tus comentarios.
      Usamos la palabra coadyuvante porque la hipnosis por sí sola (salvo en el tratamiento del dolor) no ha demostrado ser eficaz y sí ha demostrado que aumenta la eficacia y la eficiencia de muchos de los tratamientos a los que se adjunta como coadyuvante .
      Respecto a la iatrogenia, como profesionales sanitarios es algo que tenemos muy en cuenta y entendemos que es una de las posibles consecuencias de su mal uso, casi como de cualquier técnica, pero especialmente en esta por el negocio montado alrededor.
      En cuanto a aportar luz sobre la hipnosis, el escrito de queja de AAHEA hace referencia a algunos artículos que pueden aclararte su evidencia, como Mendoza, M. E., y Capafons, A. (2009). Eficacia de la hipnosis clínica: resumen de su evidencia empírica. Papeles del psicólogo, 30(2), 98-116. Disponible en http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1699
      Muchas gracias de nuevo por tus comentarios.
      Un saludo,
      Pedro

  2. A ver, por un lado tienen toda la razón, y por otro no, pero si…. Me explico.
    En este programa se utilizó la hipnosis para RIDICULIZAR a los hipnotizados y REIRSE de las situaciones, tambien se mostró como el hipnotizador NO PUDO DESPERSTAR a un hipnotizado, y esa es la imagen que vendieron de la hipnosis de espectáculos, con lo cual es lógico que reflegen que la hipnosis de espectaculo es perjudicial para la terapéutica, en este caso, este programa es perjudicial para tanto para la HIPNOSIS terapéutica como para la hipnosis de espectaculo, ya que NADIE querrá ir a un teatro a ser ridiculizado por el hipnotizador y sus estúpidas proezas.
    Si el programa se hubiera vendido de otra forma, si se hubiera hablado bien de que es la hipnosis, de como funciona, de cual es el verdadero estado, y las experiencias hubieran sido hechas con buen gusto, sin ánimo de buscar una risa facil ni el ridiculo de nadie, si se hubieran hecho experiencias donde se mostrara que con hipnosis se pueden conseguir grandes logros a nivel personal incluso haciendo espectaculo, que es eso realmente por lo que muchos hemos luchado durante años con nuestros espectaculos de hipnosis, nadie se habria quejado. Si las cosas se hacen bien, tienen su recompensa, si se hacen mal, tienen sus consecuencias.
    Sobre la audiencia, si, fue el programa mas visto del dia, lo cual demuestra que la hipnosis generó interés, pero fué tambien uno de los programas mas criticados por los televidentes en los últimos años, con lo cual defraudo al publico y ese publico tiene un mal concepto de la hipnosis. Si hacen un segundo programa, no creo que tenga ni una cuarta parte de la audiencia que tuvo el primero.
    Si hubieran hecho algo con pies y cabeza, con buen gusto y bien hecho, sería in programa de exito asegurado.

  3. Es cierto que no es fácil encontrar referencias científicas serias sobre la hipnosis, por lo que es muy difícil formarse una opinión.
    ¿No existen estudios serios independientes?
    ¿Alguien podría poner referencias?

    1. Hola, Pepe.
      Espero poder serte de ayuda.
      Hay una tesis doctoral de la Complutense, muy, muy interesante titulada ´Sugestionabilidad e hipnosis – aspectos cognitivo-subjetivos y psicofisiológicos´, del dr. Héctor González Ordi.
      En ella trata todo extensamente y en su octavo capítulo tiene una enorme cantidad de bibliografía científica al respecto.
      Existen estudios a centenares. En dicha tesis puedes encontrar decenas.
      Hay tantos que no sabría ni por dónde empezar.
      Puedes descargar la tesis libremente: http://biblioteca.ucm.es/tesis/19972000/S/4/S4014801.pdf
      ¡Espero que te sea de ayuda!

    1. Conclusiones de cientos de estudios sobre hipnosis han probado que en estado hipnótico la persona está perfectamente consciente.
      No tiene más capacidades de memoria ni accede a más recuerdos ni cosas que estando en estado normal
      Lo que sí ocurre es que se tiene una sensación muy diferente sobre el esfuerzo requerido para cualquier actividad mental o acto de recordar (inventar algo nos cuesta más que recordar algo y nuestro cerebro lo usa como indicación de veracidad de lo traído a la imaginación) es decir, la sensación de esfuerzo desaparece,
      Y la otra cosa es que se pueden sustituir recuerdos reales y muy fiables con falsos, con cosas falsas que no nos ocurrieron remodelando la memoria y causando un engaño terrible. En «El mundo y sus demonios» de Carl Sagan tienes ejemplos o información detallada en los trabajos de Elizabeth Loftus
      O sea que para lo que no sirve y no se ha de usar (esa es precisamente la técnica de la Dianética para lavar el cerebro) es para recordar supuestas cosas olvidadas: no hace eso más que con la capacidad normal y si reimplanta de nuevas en lugar de las reales.
      En lo demás es interesante:
      Pongo un documento muy relevante:
      =====================
      En el número 300 del Investigación y Ciencia correspondiente al mes de
      septiembre de 2001 apareció un extenso artículo sobre hipnosis escrito
      por Michael R. Nash el cual consiste en una lista de las características
      de la hipnosis que se conocen actualmente. Conocimiento fruto de
      numerosos estudios y trabajos.
      La revista tiene derechos de Copyright y dado que la información
      aportada es decisiva y fundamental para conocer el fenómeno, eliminando
      falsas concepciones del mismo abriendo, así mismo, nuevas perspectivas;
      Hago una lista de las afirmaciones que sobre la hipnosis se vierten en
      el artículo eliminando explicaciones y aclaraciones, señalando alguna
      información implicada y bibliografía relacionada e invito a quien lea
      esto obtenga el artículo original, así como se haga lector asiduo de la
      revista si desea estar informado del estado actual de los conocimientos
      sobre la realidad y la tecnología que se van obteniendo así como de las
      nuevas perspectivas.
      Las personas en estado hipnótico obedecen a sugestiones pero a veces
      perciben como extraños los cambios de ideas y conducta.
      Hay personas más sugestionables que otras pero aún no se sabe por qué.
      La hipnosis a resultado ser útil para controlar dolores crónicos y
      alguna disfunción psicológica.
      La hipnosis puede alterar procesos como la memoria o las percepciones
      dolorosas.
      Las escalas de susceptibilidad hipnótica más utilizadas en la actualidad
      son las denominadas escalas Stanford creadas por los psicólogos de la
      Universidad de Stanford André M. Weitzenhoffer y Ernest R. Hilgard. Que
      normalmente van de 0 para quien no responde a ninguna sugestión a 12
      para quien responde a todas ordenadas en una gradación. El 95% de la
      gente puntúa por lo menos 1 y la mayoría entre 5 y 7.
      Varios trabajos indican que la puntuación Stanford de una persona adulta
      es tan constante a lo largo de su vida como su C.I. o más, además de
      parecer que la sensibilidad a la hipnosis tiene algún componente de tipo
      hereditario (unos mellizos idénticos acostumbran a dar similar
      puntuación Stanford que quienes no lo son aunque sean estos del mismo sexo).
      La respuesta ante la hipnosis de una persona permanece constante ante
      las características del hipnotizador influyendo casi en nada la
      experiencia, sexo o edad del mismo. Tampoco influyen mucho las
      circunstancias experimentales en las que se le hipnotice aunque la
      actitud y expectativas pueden dificultar el proceso. Una persona poco
      susceptible no podrá ser hipnotizada por más que se esfuerce.
      La capacidad de ser hipnotizado no tiene relación con el conformismo
      social, credulidad, agresividad, histeria, psicopatología, confianza,
      sumisión o la imaginación. Pero sí con las capacidades de soñar
      despierto, dejarse absorber por la música, lectura…
      Las personas hipnotizadas no sienten lo que hacen como algo que realicen
      activamente sino como algo en lo que ellos no ponen esfuerzo alguno
      aunque resuelven problemas de forma activa e incorporan sus ideas
      morales, cultura y sensibilidad a lo que espera el hipnotizador.
      Los hipnotizados hacen movimientos sin tener la intención consciente de
      hacerlos, dejan de sentir dolor y olvidan temporalmente cosas familiares
      para ellos.
      Mediante la hipnosis se pueden crear alucinaciones , compulsiones,
      pérdidas de memoria e ilusiones de forma controlada.
      No se ha encontrado relación entre capacidad de imaginar y ser
      susceptible de ser hipnotizado. la relajación no es una característica
      importante en la hipnosis y de hecho se a podido hipnotizar personas
      mientras hacían ejercicio. Muchas personas no pueden ser hipnotizadas
      aunque lo quieran. Las reacciones fisiológicas indican que los
      hipnotizados no engañan (además se han realizado varios estudios con
      personas que se les ha pedido que finjan ser hipnotizados y personas
      hipnotizadas de verdad en experimentos de doble ciego lo que ha
      corroborado tal punto). La hipnosis no parece ser en modo alguno
      peligrosa de por sí. Los hipnotizados son perfectamente conscientes de
      su estado en todo momento y no se encuentran en algún estado de
      ensoñación o similar, al contrario los hipnotizados controlan el dominio
      de sí mismos y son plenamente capaces de decir no y salir del estado
      hipnótico voluntariamente. No se puede comparar la respuesta a un
      placebo con la hipnosis. No parece darse ninguna correlación entre tipo
      de personalidad y susceptibilidad a la hipnosis. Los adultos que bajo
      hipnosis reviven su vida juegan a imitar a los niños. En relación a esto
      último la hipnosis no ayuda a recordar cosas sino a hacer imprecisa la
      distinción entre recuerdo y fantasía pudiendo aumentar incorrectamente
      la confianza en la propia memoria del hipnotizado [volveré a este
      punto]. Los hipnotizados no actúan en contra de la moral a la que están
      habituados y aceptan. La amnesia posthipnótica no se produce de forma
      espontánea. Las capacidades de fuerza, percepción, memoria retentiva, no
      son superiores a la que pueden darse en personas motivadas fuera de la
      hipnosis.
      Pruebas con PET (tomografía de emisión de positrones) indican que los
      procesos cerebrales de una persona imaginando algo son diferentes de
      cuando alucina por causa de la hipnosis; Además de que la región
      dedominada córtex cingulago en estudios a mostrado estar igual de activa
      cuando las personas escuchaban algo que cuando alucinaban su sonido por
      hipnosis pero no cuando se imaginaba oir sin hipnosis de por medio.
      La hipnosis reduce la actividad del córtex cingulado anterior (cuando es
      utilizada como anestésico), siendo esta una zona conocida como implicada
      con el dolor pero no afecta a la actividad del córtex somatosensorial
      que es donde se procesan las sensaciones de dolor.
      Cuando se almacena un recuerdo parece que se etiqueta según el esfuerzo
      propio producido en su obtención lo que nos indica si un recuerdo ha
      sido fruto de nuestra imaginación o corresponde a un suceso real. Puesto
      que la hipnosis tiene como una de sus características la sensación de
      falta de esfuerzo (como si la mano se moviera por ella misma etc…) Es
      fácil confundir algo imaginado como un recuerdo o llegar a introducir
      algo imaginado como un recuerdo real de nuestra vida durante la
      hipnosis. Esto ha sido verificado reiteradamente dejando claro que las
      respuestas durante las regresiones hipnóticas no son auténticas y es
      todo simulado y fantaseado aunque puede llegar a modificar o fijarse
      como un recuerdo auténtico.
      La hipnosis es una herramienta eficaz para aliviar el dolor en casos de
      cáncer y otras enfermedades crónicas; en intervenciones clínicas que
      generan dolor o en el parto siendo en algunos casos su grado de alivio
      igual o superior a la morfina pero eso depende de la capacidad de
      susceptibilidad propia de la persona a la hipnosis. Por ello ha de ser
      un profesional el que indique cuando puede ser conveniente usarla así
      como el aplicarla y no ser el único tratamiento para todo trastorno.
      Ni la drogadicción ni el alcoholismo responden bien a la hipnosis y
      no hay tampoco pruebas claras que pueda ayudar a dejar de fumar.
      Sí responden, en cambio, algunas afecciones dermatológicas -incluidas
      las verrugas-, un sub-grupo de asmas, la hemofilia, el síndrome de colon
      irritable, y la nausea asociada a la quimioterapia.
      Las hipótesis que aumente de forma importante la capacidad inmune del
      organismo no tiene en el momento actual fundamento experimental alguno.
      Esto más o menos es una relación de las afirmaciones sobre la hipnosis
      contenidas en el artículo indicado el cual fue escrito por:
      MICHAEL R. NASH es profesor asociado de psicología en la Universidad de
      Tennessee en Knoxville y redactor jefe del «International Journal of
      Clinical and Experimental Hypnosis». Doctorado por la Universidad de
      Ohio en 1983, trabajó aquel mismo año como clínico interno de la
      facultad de medicina de una Universidad de Yale. Ha publicado dos libros
      de investigación, uno sobre los fundamentos de la hipnosis y otro sobre
      los del psicoanálisis, ambos en coautoría de Erika Fromm, de una
      Universidad de Chicago. Ha publicado numerosos trabajos sobre temas como
      la memoria humana, la patología disociativa, los abusos sexuales, la
      psicoterapia y la hipnosis, habiendo recibido numerosos premios por sus
      investigaciones y estudios clínicos.
      «Hyposis For The Seriously Curious». Kenneth Bowers. W. W. Norton, 1983
      «Contemporany Hypnosis Research». Erika Fromm y Michael R. Nash.
      Guilford Press, 1992
      «www.institute-shot.com/hypnosis-and-health.htm»
      «www.sunsite.utk.edu/IJCEH», «International Journal of Clinical
      Experimental Hypnosis»
      «www.sciam.com/2001/0701issue/0701nash-box1.html» (hay un vídeo de una
      sesión de hipnosis)
      =============================

      1. En el caso de las supuestas abducciones, es un lamentable error hacer uso de la hipnosis. Puede acarrearle a la persona traumas y desequilibrios mentales debido a que pueden instaurarse recuerdos falsos y falsas experiencias distintas a lo que realmente dice haber vivido esa persona durante la experiencia de la abducción. Y es que meterse en las profundidades de Satanás es algo muy peligroso… aviso a navegantes y aficionados a los jueguecitos de ouija y demás. Durante las experiencias de la abducción en muchos casos ocurren cosas totalmente reales y ajenas al afectado pero más vale dejar las cosas como están cuando de lo que se trata probablemente es de un violación clara y flagrante de la psiqué de la persona.

        1. No todo se explica por alucinaciones hipnagógicas o psicopómpicas (no se si está bien escrito porque cito de memoria y no lo he mirado en la Red, pero se entiende).

        2. Tu comentario parecería tener un doble sentido. Entre que realmente no hay nada y lo crean falsos recuerdos insertados mediante hipnosis a creer que sí hay algo objetivo y real hasta el punto que están pensando en «alucinaciones» «hipnagógicas» e «hipnopómpicas» que son otra cosa
          Aparte que la OUIJA es movimiento ideomotor de grupo
          Por otra parte usar la hipnosis para recordar detalles de un delito yo lo consideraría una clara destrucción y manipulación de pruebas

  4. hoy dia llaman científico a cualquier cosa, supongo que argentina será la cuna de las revoluciones científicas del siglo XXI, manda cojones, entre los que usan la estadística para casos individuales, el batiburrillo de corrientes de pensamiento y teorías desfasadas vamos bien, cualquier adivino sabe mas de psicología que estos catedráticos de las ciencias infusas.

  5. «Creo que es evidente que el estudio en psicología no puede tener el rigor de la Matemática.»
    Claro, por eso no me refería a que sea difícil reducir la mente a modelos matemáticos o algo así. Me refería a la investigación cuestionable en psicología, por ej: en esta encuesta de académicos de psicología más de la mitad admitieron que habían decidido recoger más datos después de comprobar sus resultados, esta práctica puede modificar sustancialmente los resultados [truth inflation, double dipping], pero en general lo ocultaron en las publicaciones. Y ello conduce a pensar que el porcentaje real puede ser mayor.
    https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&ved=0ahUKEwjO6fKYhobMAhWHOhQKHTb7CDgQFggjMAA&url=https%3A%2F%2Fwww.cmu.edu%2Fdietrich%2Fsds%2Fdocs%2Floewenstein%2FMeasPrevalQuestTruthTelling.pdf&usg=AFQjCNEYcxZSrWyQkM27RjceOsda3kjGqQ&cad=rja

      1. Creo que precisamente ese es el quid de la cuestión.
        Pese a lo que el señor Capafons trata de aparentar, no hay un consenso científico sobre su definición y causas.
        No es algo grave: tampoco lo hay en fisiología sobre qué provoca el flato o las agujetas.
        Simplemente es la señal de que debemos (deben, que yo no soy científico) seguir estudiando.

  6. Hola.
    He sido hipnotizado en dos ocasiones por el Sr Jeff Tousant y puedo decir claramente ( y el lo dice también en todo momento de la actuación ) que nunca dejas de estar consciente ni haces nada que no quieras hacer. Por cierto mañana en Antena 3 emitirán el segundo programa de 1,2,3 hipnotizame. Si alguno tiene la oportunidad de ser hipnotizado, que aproveche la oportunidad…es super divertido dejar llevar tu mente de vez en cuando, además con una ventaja: No se usan sustancias perjudiciales para la salud……
    Saludos

  7. me parece este programa una tomadura de pelo y espero lo retiren,por hacer creer que un tipo con imponer su mano en la frente de una persona la hipnotice,cuando esta ciencia psicologica es màs seria y se hace en terapias clinicas,con pacientes en un entorno aislado y no todos tienen las mismas capacidades para la hipnotizaciòn.Me parece una mofa y reirse del espectador,yo desde luego desde que lo vi unos minutos me pareciò vergonzoso y estàn desprestigiando la hipnosis clinica y seria si es que existe de verdad.Las cadenas de television ya no saben que hacer para captar audiencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *