Los transgénicos son peligrosos, dice un libro de ciencias de Bachillerato

Los transgénicos pueden propiciar las aparición de nuevas especies con consecuencias desconocidas, reducen la biodiversidad y su consumo podría ser peligroso para el ser humano. Es el mensaje del libro de Cultura científica para 1º de Bachillerato de McGraw Hill Education. Los autores exponen en dos páginas lo que es la biotecnología y sus beneficios y, a modo de conclusión sobre los transgénicos, dicen:

Portada del libro de Cultura científica de 1º de Bachillerato de McGraw Hill.

Junto a innegables beneficios, la utilización de organismos transgénicos presenta inconvenientes no desdeñables. Destacan la posible aparición de especies nuevas cuyo nicho ecológico se desconoce, el tránsito de genes de unos organismos a otros, la reducción de la biodiversidad, el desarrollo de resistencias en insectos y el crecimiento de malas hierbas, con efectos en los ecosistemas imprevisibles e irreversibles [en negrita en el original]. Su consumo también podría acarrear riesgos sanitarios y alergias aún no evaluados. Además, podrían incrementar las diferencias socioeconómicas entre países ricos y pobres.

Si en el párrafo anterior cambiamos transgénicos por organismos domesticados, sería igual de cierto. Y de falso. Porque todo lo que cultivamos y criamos, casi todo lo que compramos en el supermercado y en la tienda de agricultura natural bendecida por Greenpeace, es artificial en el sentido de que lo hemos modificado genéticamente durante siglos. Llevamos manipulando genes, talando bosques y disminuyendo la biodiversidad a través de la agricultura y ganadería desde hace unos 10.000 años. Al principio, modificábamos organismos como quien mezcla las cartas de una baraja con la esperanza de que le salga arriba el as de corazones. A veces, salía; otras muchas, no. Ahora, la biotecnología permite mezclar las cartas de tal modo que arriba nos salga siempre la que queramos.

¿Por qué es eso más peligroso que cruzar dos especies de plantas como se ha hecho desde hace miles de años sin tener claro cuál iba a ser el resultado? ¿Por qué es más peligroso modificar plantas para que sean resistentes al ataque de ciertos insectos que usar toneladas de insecticidas? Como me contaba hace años en una entrevista la bioquímica Pilar Carbonero, “todos los riesgos achacados a los transgénicos existen desde que la agricultura es agricultura”. Que esos prejuicios se alimenten en un manual escolar resulta inquietante.

En contra de lo que alerta este libro de Bachillerato, comer transgénicos no entraña ningún peligro. «Una vez comercializado, un transgénico es tan seguro o más que un cultivo convencional o ecológico. Los transgénicos están más controlados que los productos agrícolas que compramos normalmente en el supermercado -procedentes de explotaciones convencionales o ecológicas- porque, en estos casos, la legislación es muy poco exigente, muy light«, me decía la bioquímica vasca Mertxe de Renobales en 2011. Y es que, como recordaba en su libro Comer sin miedo el bioquímico José Miguel Mulet, la mayoría de las intoxicaciones alimentarias que hemos sufrido en Europa en los últimos años han tenido su origen en productos ecológicos.

Estaría bien saber de dónde han sacado los autores de este texto escolar unas conclusiones que parecen extraídas del manual del perfecto ecólatra. El polémico párrafo lo ha cazado un profesor de biología de Secundaria, alarmado porque «miles y miles de alumnos se llevarán a casa esta idea, que seguramente no será desmentida por la mayoría de profesores, que no tiene formación adecuada. Me parece que algo se debería hacer al respecto. Es muy grave. Otros libros de esta materia de otras editoriales también siembran falsedades y alarmismos. Se supone que esta asignatura es para fomentar la cultura científica, no para lo contrario».

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

38 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Sería bueno Gámez que también hables de que el cultivo de los transgénicos conlleva a la fabricación pesticidas como el glifosato que, se ha demostrado científicamente, produce malformaciones en embriones de animales e incluso de humanos. Sin contar con el negoción que se está haciendo Monsanto a costa de los juicios que le hace a los campesinos a los que el viento les lleva las semillas modificadas genéticamente y «patentadas» (¡ladrones!) por el ellos y los acusan de «robo» y de «usar las semillas sin permiso». Siempre defendiendo a las multinacionales vos, ¿cuánto te paga Monsanto, eh?

    1. No sabes lo que dices, con todo mi respeto:
      – Los transgénicos no tienen porqué requerir de la presencia de glifosato. Y ya que pareces argentino, es menos dañino que el mate. Demostrado.
      – Prácticamente todo produce malformaciones en los embriones si utilizas la dosis suficiente, hasta el ketchup.
      – Lo que cuentas de Monsanto y las semillas de los campesinos es una leyenda urbana. Falso totalmente. Monsanto solo ha puesto un juicio a un terrateniente de EEUU que se ha demostrado que hizo trampa y sembró kilómetros cuadrados de transgénicos sin comprarlos.
      – Y si quieres saber a quién paga Monsanto es a los ecologistas europeos que han conseguido que desaparezcan estas investigaciones en Europa con el consiguiente monopolio de las empresas americanas. Y creo que les paga muy bien.

      1. ¿Estás seguro, Pepe?.

        http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1016/j.biolcel.2003.11.010/pdf

        http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0147651305001879

        1. Los dos trabajos que pones no contradicen en nada lo que digo. Como casi todas las sustancias, el glifosato es tóxico si lo ingieres en dosis suficientemente altas. Ya te digo, hasta el ketchup y el mate.
          Mira tú este:
          http://fundacion-antama.org/co-fundador-greenpeace-campana-favor-arroz-dorado/

          Y el único científico que había entre los fundadores de Green Pace, abandonó la organización por la postura fanática de la organización ecologista.

  2. Lo veo como una buena oportunidad para el profesor de enseñar a los alumnos a tener visión crítica y no creer a pies juntillas todo lo que se les dice, venga en un libro de texto o cualquier otro sitio.
    Dicho esto, lo mejor que se puede hacer es arrancar ese trozo y tirarlo a la basura.

  3. La posibilidad de alergia a los transgénicos es una objeción posible pero no probable porque ignora los controles y además olvidamos que se pueden crear organismos hipoalergénicos, como la vaca Daisy, gracias a la tecnología. Ojalá se consiga el trigo apto para celíacos y mis familiares puedan tomar un bocadillo como todos y no tengamos que dejar los ahorros en la tienda.

    Estoy examinando el cuaderno de EeA «Zonas Libres de Transgénicos» y compruebo que está pobremente argumentado, por ej. se usa para apoyar la supuesta peligrosidad de los OGMs precisamente un ejemplo en el que los controles funcionaron y el producto en desarrollo, guisante australiano, se abandonó después de 10 años de trabajo porque creaba alergia en ratones.

  4. Según el informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición sobre alergias alimentarias, está demostrado que la utilización de un gen codificador de una proteína alergénica de un alimento, puede transformar al alimento genéticamente modificado (AGM) en alergénico para los individuos sensibilizados al alimento fuente. Por este motivo, una persona que no es alérgica al tomate, podría sufrir una reacción anafiláctica si comiera un tomate que estuviera modificado genéticamente con el gen codificador del alérgeno. Por lo tanto, aunque sea con una mínima probabilidad, el riesgo aumenta, por lo que no debería negarlo de forma tan tajante. Hablar de forma tan rotunda conlleva riesgos, estimado periodista, parece usted un “tolosé”. Ojalá fuera ese el mayor fallo que apareciera en los libros de texto; por cierto, no sé cómo puede molestarle tanto ese párrafo si está (de forma implícita) de acuerdo con lo que usted proclama: “entre sus innegables beneficios…. su consumo también puede acarrear…” (Comenta la síntesis de insulina, hormonas, etc.). Me movió la curiosidad, lo que hizo que leyera el tema entero; me parece muy bueno el tratamiento que se le ha dado. Mi hija lo tendrá este curso como libro de texto en su colegio, y me alegro.

    1. Hombre, es como si tratando de las vacunas, después de decir que tienen beneficios, te soltara una ristra de riesgos diciendo: «tiene riesgos no desdeñables: puede producir alergias, shoks anifilácticos, fiebres, aumento de las diferencias sociales, gasto sanitario, autismo, dolores de cabeza, pueden contenter mercurio, que es un metal muy tóxico, y que todo ello tiene efectos imprevisibles sobre la salud y además se pueden utilizar para espíar a Ben Laden y lucro de las farmaceúticas».

      Ya digo que si antes de ese párrafo dijera que es la opinión de los ecologistas pues estaría bien.

    2. Tienes la respuesta más abajo. Exactamente con el ejemplo del tomate.
      Riesgo cero no existe nunca con nada: mañana puedes salir a la calle y caerte un meteorito en la cabeza. O atragantarte con la capucha del boli y morir.

  5. El único sitio en esta entrada donde se habla de las alergias alimentarias es precisamente en el párrafo del libro de secundaria que estás poniendo a parir.
    Hay personas tan alérgicas a los frutos secos que con unas pocas trazas que caigan en la comida por contaminación alimentaria se les cierra la garganta Y SE MUEREN. No es ninguna tontería. Estas personas no comen en restaurantes. Se cocinan todo en casa con mucho cuidado.
    El libro de texto, sin citar las fuentes, como hacen todos los libros de secundaria (por eso son una mierda), menciona que los transgénicos acarrean un peligro más para estas personas. En principio, un alimento, que no da alergia a estas personas, al modificarlo genéticamente puede (y hay casos demostrados) tener proteínas que sí causan alergia. No soy un experto en el tema, así que no puedo saber si es muy fiable esta información:
    http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/ciencia-y-tecnologia/2002/12/04/4332.php
    En todo caso, ya que haces afirmaciones tan tajantes en el artículo, mi sugerencia de mejora para que tenga chica es que estaría bien que no ignoraras esa afirmación del libro de secundaria (entre otras cosas porque tú precisamente la has citado) y que explicaras (con los enlaces adecuados) por qué es incorrecto decir que los transgénicos suponen un nuevo peligro para las personas alérgicas (si es aque lo es) ¿Son estrictos los controles?
    Gracias

    1. Se podría producir alergia, por ejemplo si meto un gen de pez en un tomate y tú eres alérgico al pescado. Peeero si tú eres alérgico al pescado, serás alérgico solo a una de las 20 000 proteínas del pescado (no a todas). Ya sería casualidad que justo el gen (proteína) al que tú eres alérgico sea el que se ha metido en el tomate. Es muchísimo más probable que al probar una variedad “natural” nueva de tomate seas alérgico a ella, sencillamente porque esa variedad tiene o bien nuevas proteínas o que las produce en diferente cantidad. Es decir que si una de cada 1000 personas son alérgicas al pescado, solo una de cada 20 000 000 podría ser alérgica a ese tomate hipotético transgénico. (1000 x 20 000). Seguro que esos dos españoles no tendrían problemas, porque al probar la nueva variedad equis de tomate, serían conscientes de que esa variedad lleva un gen de pescado. Esto poniéndonos en el peor de los casos. Hay muchísimas más situaciones que podrían dar alergias que nos pudieran afectar: desodorantes, conservantes, insecticidas, plásticos, tinta, etc, etc, etc…
      Por eso, decir que los transgénicos tienen problemas de alergias es como decir que salir a la calle es peligroso por si hay una inundación o te cae un meteorito en la cabeza. Y hasta donde yo sé no ha habido aún ningún caso de alergia por transgénicos. Por cierto los billetes están hechos con algodón transgénico, creo.

  6. Ah y un apunte, el tema de la biodiversidad y el posible daño dle ecosistema, es cierto, pero no solo con los transgénicos. Introducir una nueva especie de cangrejo para nosequé puede competir naturalmente y al final provocar la extinción de otro. Puede haber plagas de flora muy resistente, como ha ocurrido muchas veces con plantas utilizadas para adornar exóticamente la ciudad y que mas tarde se diseminan por el campo provocando estragos. Es decir, hay que tener mucho cuidado, la actitud poco crítica sería precisamente la de decir, ba los transgénicos son la ostia, los ecologistas unos exagerados que no quieren progresar, venga todo sin un control político. Obviamente cuando estos debates críticos mas se deshechen y menos personas desconfien de un uso abusivo, mas fácil será legitimar legislacione s políticas que no intervengan nada y lo permitan sin que nadie les pida cuentas. El tema es que la gente suele reaccionar diciendo, que tendrán de diferente, los humanos llevamos milenios modificando artificalmente. Esque la discusión no es si se puede o no, sino la diferencia entre una selección lenta y adaptativa o una introducción seleccionada rápida y desadaptativa. Hace 3000 años era poco probable que un habitante de africa llevara su flor creada durante mil años antes a américa para mezclarla con las de allí. La movilidad y versatilidad hoy en día son gigantescas y mas todavia cuando hablamos de modificar genéticamente de un modo rápido las plantas. Por lo tanto se trata de poder humano consciente, no de aletraciones milenarias que escapan a la decisión puntual y concreta de un colectivo. UN PODER CONLLEVA UNA GRAN RESPONSABILIDAD.

  7. También soy profesor de secundaria, también imparto cultura científica (por cierto, ¿os pasa que los de humanidades y ciencias sociales preguntan eso de ¿y esto a mí para qué me sirve??) y en alguno de ellos he encontrado perlas similares, copio lo que ya dejé en scientia)
    Acabo de leer en el libro de texto correspondiente a la asignatura “Cultura científica” (la asignatura que va a sustituir a Ciencias para el mundo contemporáneo) editado por Anaya lo siguiente:
    “Aromaterapia. Esta técnica se basa en la aplicación de aceites esenciales concentrados extraídos por destilación de semillas, raíces, tallos, corteza, hojas, flores y frutos de muchas plantas. Tiene efectos curativos físicos y emocionales. Trabaja con más de ochenta esencias que se usan como tópicos, inhalaciones o baños.”
    En el apartado sobre homeopatía “.Se considera que la homeopatía es eficaz tanto a nivel preventivo (aumento dela defensas), en la fase aguda de la enfermedad (termina con el proceso patológico) como sobre las enfermedades crónicas(diabetes, hipertensión, artritis)”
    “Iridología. Es un método que se basa en el estudio de la topografía del iris mediante una lente de aumento, para diagnosticar enfermedades. se acepta que en el iris de las personas están reflejados los distintos órganos y sistemas del organismo y cualquier patología se verá reflejada en su coloración pudiéndose diagnosticar antes de su aparición. No es adecuada para los niños.”
    Sin hacer ningún comentario crítico de ninguna de estas, ni otras, «terapias» pseudomédicas.
    José Luis

  8. A ver… voy a ver si aclaro un par de cosas. Selección artificial es toda aquella realizada por un agente externo, ya sea la abuela o la multinacional mas poderosa del mundo, sin embargo esta selección o modificación artificial ocurre en dos niveles diferentes, la primera es un artificialismo tradicional y la segunda es un artificialismo moderno, nada mas. En cualquier caso, el debate no debería centrarse en presuponer que lo natural es mejor que lo artificial, ya que esta discusión o puede ser trivial e innecesaria o por el otro puede ser trascendentalmente moral, así que eso da para otro debate. En cuanto a lo de los transgénicos modernamente modificicados de forma artificial mediante la ingenería genética, habiendo superado ese predebate y estando de acuerdo en que la acción por sí misma no es mala, habría que ir mas allá. Se trata de saber quienes , cuales son los fines y objetivos y que efectos pueden darse en función de esos objetivos. Si se modifican semillas agrícolas para que las hortalizas una vez cosechadas no produzcan semillas reutilizables estamos ante un efecto: los agricultores, de haberse desecho de las semillas tradicionales, se convertirán en consumidores dependientes de quienes las dispensan, mas cuando existan reglamentaciones que las tratan de »no transferibles», que los agricultores no pueden compartir, aun así llegaría un punto donde tendrían que comprarlas sí o sí. Sí las semillas y sus plantas resultantes están diseñadas para soportar fuertes plaguicidas a los que las platnas tradicionales no resisten producimos un doble efecto: Las plantas tradicionales colindantes mueren mientras que las artificiales no, luego los agricultores dependen de ese tipo de plaguicida al tiempo que el resto se ve atraido a utilizar las plantas resistentes, de igual modo los fertilizantes mas compatibles con nuestras propias plantas son distribuidos por la misma multinacional, luego se crean circulos económicos cerrados muy beneficiosos para la multinacional. En cuanto a lo de los monocultivos, si se puede pronosticar una fuerte especialización a gran escala en contra del mantenimiento del tradicional regadío de las riveras, pues la alta productividad dentro del círculo cerrado se desarrolla mejor si las partidas de presupuestos se centran en menor complejidad de elementos dispersos. Hasta aqí y termino, lo que quiero decir es que no es si es malo o no es malo transgenicar las semillas, sino cual va a ser su utilización y el objetivo de ésta, en base a que valores se va a realizar. ¿para dotar a la humanidad de una poderosa fuente estable de alimentación donde todo tipo de organismos puedan desarrollarla? o ¿ para construir un imperio monolítico económico a partir de la primera fuente de necesidad humana, sin contar el agua, la alimentación, sin tener en cuenta los riesgos ecológicos y sociales?. Por lo tanto estamos ante un tema de discusión política, no biológica. Pienso que si es necesaria la intervención pública en estos asuntos, a fin de garantizar los mejores medios que procuren evitar efectos inesperados de la proliferación económica privada de este nuevo modelo productivo a partir de los transgénicos. En ese sentido, pienso que este pasaje del libro de texto implica un punto de atención saludable hacia esto, ya que de quedarse solo en que los transgénicos son una maravilla de la tecnología dejaríamos de lado la posibilidad de dejar un pequeño reposo en los adolescentes que les prepare para un debate que seguro se desarrollará de forma mas fuerte en el futuro, en ese pasaje no se maldicen los transgénicos, se aclara que albergan dentro de sí beneficios, pero advierte de sus posibles efectos de no ser bien utilizados, me parece que está bien planteado. Yo soy muy esceptico, pero aveces en los superescepticos veo una involución esceptica, veis magufos en todas partes y al final acabais creyendo cosas que no son así.

    1. No se puede decir en un libro de texto que los transgénicos pueden producir problemas sanitarios. No.

      Sería aceptable el párrafo, para producir debate, si antes del párrafo de marras, pusiera: «Según dicen los ecologistas:…». Porque ese párrafo es el argumentario completo de los ecologistas, no de la ciencia.

      A mí me servirá en clase para explicar cómo algunas ideas (falsas o sesgadas) ecologistas penetran en una sociedad. Un ejercicio que pondré: «descomponer este párrafo en ideas y buscad qué es lo que opinan los cientificos de cada una».

      Lo único que da para algo de debate en el libro son los posibles riesgos socioeconómicos de los transgénicos. Desde luego las multinacionales (y empresas en general) tienen como objetivo ganar dinero, por eso los estados tienen que tenerlas bajo estricto control, pero a todas: constructuras, farmaceúticas, agroalimentarias,… El mejor antídoto sería que también hubiese empresas europeas potentes en biotecnología y sobre todo investigación pública en grandes cantidades. En este sentido los ecologistas europeos son los mejores amigos de las multinacionales agroalimentarias americanas. Han conseguido que cierren empresas europeas de biotecnología como BASF.

      Los ecologistas han conseguido que penetren en nuestro cerebro ideas como que las semillas transgénicas no son resembrables. Es falso. No se aplica la tecnología «Teminator». Y solo ha habido una sola denuncia (contra un terrateniente americano) por resembrar. De todos modos, los agricultores ya compran las semillas «no transgénicas» porque son más productivas al ser híbridas, de tal modo que si se resiembran son menos productivas, al perderse el vigor híbrido.
      Por cierto la patente de un transgénico dura 20 años desde que se solicita. Con lo cual, entre pitos y flautas el tiempo de una empresa para sacar beneficio no es mucho. Cada vez que un transgénico sale al mercado tiene que pasar unos controles científicos muy exhaustivos.

      Y como ésto muchas otras cosas, algunas de las cuales expones. Ideas con las que nos machacan los ecologistas europeos y nos acabamos creyendo los que no somos epecialistas en el tema, por pura repetición.

      El gran error es dejar la investigación biotenológica en manos exclusivamente de EEUU.

      De momento para lo que sirven las semillas mejoradas (transgénicas o no) es para que los agricultores de los países pobres obtengan excedentes que pueden vender y vivir mejor, aunque los ecologistas que estamos sentados en un sillón en un país rico pensemos que deben sembrar semillas tradicionales y pasar hambre (millones de ellos).

      El hiperesceptismo es malo pero la equidistancia es mucho peor, en este caso y por ejemplo en el caso de las vacunas.

      La pena es que los científicos andan en sus laboratorios encerrados y aborrecen salir a refutar a los ecologistas.

      No es que yo sea anti-ecologista, pero en este tema concreto están metiendo la pata gravemente. En otros temas como el cambio climático su labor está siemdo muy valiosa. Tampoco hay que confundir ecólogo con ecologista.

  9. Una posible objeción a este artículo (y me gustaría saber tu opinión, al respecto Luis Alfonso):
    dices que hay manipulación genética por parte del hombre desde hace 10.000 años y te preguntas por qué es más peligroso la que se hace ahora. Podría replicarse que los cambios «tradicionales» han sido lentos, con mucho tiempo para que se difundieran y encontraran su hueco, de forma similar a las mutaciones genéticas naturales, mientras que los métodos actuales son mucho más rápidos, sistemáticos y afectan a muchos más cultivos. Con este argumento el perjuicio no sería una cuestión de principio, sino de escala…

    1. Como dices la forma de que una nueva mutación natural encontraba su hueco era a base de probar a ciegas sobre los humanos. Si te morías es que no era comestible. Pero algo parecido ocurre en medicina: antes, para que un remedio natural pasase a la tradición se tardarían cientos de años, ahora solo 10 años. Si algo es para bien, no importa que sea rápido. Además los transgénicos (Dios, que palabro) tienen un control muy estricto por científicos. No es cierto que afecten a más cultivos: todos los cultivos «naturales» han sido sometidos a selección y/o mejora mediante producción artificial de mutantes, mientras que hay muy pocos cultivos transgénicos. Lo he comentado ya, la gente no sabe que muchas de las variedades comestibles son monstruos producidos por radiaciones intensas. Otra cosa que no se suele decir sobre la mejora tradicional de razas animales, como vacas, es que se ha utilizado intensamente la endogamia, con lo que las razas acumulan enfermedades recesivas, son seres enfermizos; con la ingeniería genética no hubiera ocurrido esto.

  10. Yo en principio estoy a favor de los alimentos transgénicos. Otra cosa es que haya empresas que tengan prácticas discutibles, pero para eso no hace falta hablar de Monsanto, sino de cualquier banco o tabaquera.Un saludo y enhorabuena por el blog de Magonia.

    1. Exacto, Rafael. Las prácticas discutibles afectan a todos los ámbitos, incluidas las ONG, pero eso es algo que los ‘ecólatras’ pasan por alto.

    1. La ingeniería genética de (Monsanto) le agrega genes exógenos para modificar y así alcanzar nuevas propiedades que no fueron desarrolladas naturalmente, y otra cosa es hacer injertos de manera natural para crear nuevas especies.

      Un video reciente…
      “El Inescrupuloso Negocio De Monsanto Con Los Transgénicos”

      https://www.youtube.com/watch?v=HuGOftcMD7c

      1. Define «natural». Porque, desde luego, no es «natural» que vivamos el tiempo que vivimos y con la calidad de vida alcanzada en los países desarrollados. ¿Es por eso malo? Por cierto, ¿qué es un «injerto natural»? ¿Yo creía que los injertos de plantas eran artificiales, hechos por el hombre? Si son hechos por el hombre, las «nuevas especies» son tan artificiales o antinaturales como las de la ingeniería genética, ¿no?

        1. Toda esa ingeniería química que modifica la semilla para por ejemplo matar bichitos y otras plagas, muy natural no es.

          Natural es lo que hacia mi abuelas en su jardín,…cogía un tallo de roza roja y le injertaba un tallo de roza amarilla para crear un rosal de rozas naranjas.

          Y el hecho de que alcancemos un buen nivel de vida, no significa que todo lo estamos haciendo bien….Esto es como la contaminación electromagnética…..Quiero decir que hace tiempo que hemos puesto la primera y no hay quien lo pare. Aparte de que Monsanto despierte muchas suspicacias.

          1. ¿Por qué es «natural» lo de tu abuela? ¿Porque lo hacía tu abuela? es que yo no sé de plantas que vayan injertándose «naturalmente» por ahí?

            Y, bueno, lo de la contaminación electromagnética es ya para… Por favor, no mezcles temas. El miedo a las ondas de radiofrecuencia tienen tantas pruebas a su favor como la oposición a los transgénicos. Por cierto, por «contaminación electromagnética» ¿te refieres a la luz del Sol?, ¿a las de las bombillas?, ¿a las ondas de radio comercial?, ¿a las ondas de televisión?… Es cierto que a veces las ondas de radiofrecuencia son peligrosas: cuando sirven de vehículo para algunos mensajes. Pero eso no tiene nada que ver con la salud física y, sí, con la extensión del analfabetismo, los prejuicios de todo tipo y la banalidad elevada a espectáculo o noticia.

          2. En realidad los rosales son auténticos monstruos con cientos de mutaciones que hemos provocado y seleccionado los humanos. Se puede decir que durante cientos de años los hemos sometido a tortura genética múltiple. Eso sí, son unos monstruos bien bonitos. Los rosales naturales, tienen unas flores chiquitinas y sencillas.
            Sin insecticidas ni fertilizantes, moriría más de la mitad de la población mundial.

          3. Cary Lowel, lo que es natural es las zanahorias moradas, los plátanos amargos y las sandías sin agua:
            http://www.cienciaxplora.com/naturaleza/zanahorias-moradas-platanos-amargos-sandias-agua-asi-hemos-moldeado-campo_2015091300068.html

        2. Injertar es precisamente CLONAR y eso se hace para combinar propiedades pero a la vez evitar que cambie

          Las semillas tienden más a sufrir mutaciones además está la mezcla sexual por el polen

          Cuando se injerta se elige un pié (por ejemplo en cítricos según el tipo de terreno y resistencia a algunas enfermedades) y sobre él se injerta una variedad normalmente débil y dependiente de los humanos pero productora. Se injerta de lugares del árbol en donde hay células madre y se consiguen clones (gemelos pero de las ramas) por una parte se controla el tipo de pié y el resto de la planta (y en flores se consiguen combinaciones), se evita contaminación genética vía sexual. Y son menos propensas a sufrir mutaciones que en la formación de las las semillas evitando que cambie hacia otra cosa de lo que a se ha conseguido. ASí se clonan patatas con fragmentos del tubérculo y no mediante semillas consiguiendo que haya mejor control en los posibles cambios futuros

          pero es que además el injertar permite reproducir especies creadas por hibridación de varias que sean estériles. Puesto que no se necesita que haya semillas sino células madre que se injertan en otro. Así se pueden reproducir y volver a reproducir consiguiendo especies triploides por ejemplo

          Algunas especies y/o variedades que se consumen en la actualidad se han obtenido mediante exposición a sustancias radiactivas, selección, con cruces entre las interesantes y vuelta a empezar… ASí el pomelo rojo star-ruby que es el habitual en los comercios se obtuvo en USA con ese método y material radiactivo para causar mutaciones.

          También se han cnoseguido hibrídos de hibrídos. Normalmente son estériles pero a veces ocurren mutaciones que cambian el número de cromosomas haciendo las dos partes compatibles y si no son lejanas en el árbol evolutivo el híbrido puede resultar fértil

          Es una posibilidad pero gracias a la clonación se puede estirar mucho más

          Así. Por ejemplo se consiguió cruzar kumquat chino del género fortunella (tiene un fruto pequeño donde lo dulce es la piel) con limera mexicana del género de los cítricos. El resultado es el limekuat de fruto con semillas (pero diferente disposición y cantidad) más grande que el kunquat, más pequeño que una lima, amarillento pero a la vez suave y muchísimo más agrio que una lima normal. El género se inventó a medida: citrofortunella

          Si se teme la contaminación por polen con obligar que el polen sea estéril para comercializar pues sería suficiente

          En lo tradicional se tenía la variedad nueva. Se llevaba a un sitio independiente como el IVIA valenciano. Este la ponía a prueba (y las pone) durante años. Y si pasa los controles varias empresas de viveros pagan licencias al propietario para producir plantones o semillas y venderlos que caducan con el tiempo
          ¿por qué no seguir igual con organismos y empresas separadas?

          UN detalle las transferencias horizontales de genes ocurren en la naturaleza y por información: http://www.genomebiology.com/2015/16/1/50

      2. En los injertos no se crean especies nuevas, y los transgénicos tampoco lo son.
        En los transgénicos se introduce UN gen natural de otra especie.
        En las especies agrícolas tradicionales, que tú llamarías naturales, se han alterado por rayos X los genes y hay cientos de genes no naturales (mutaciones) que no sabemos ni a qué genes afectan.
        La ingeniería genética es infinítamente más respetuosa con los seres vivos que los métodos tradicionales para producir variedades nuevas.

        Hay quien dice que Monsanto ha pagado a los ecologistas europeos para que la biotecnología no se desarrolle en Europa y dependamos de los alimentos mejorados americanos.

        1. Por supuesto que hay personas sensibles a las radiaciones solares, incluso sensibles a los movimientos sísmicos. La hipersensibilidad es una caracteristica del síndrome de Fatiga Crónica – Encefalomielitis Mialgica, una enfermedad física, no psicológica, reconocida por la oms.
          Me gustaría que apoyara sus articulos con opiniones de médicos.
          Aquí tiene un par de médicos hablando del tema:
          https://vimeo.com/132572326
          http://www.espanol.rfi.fr/general/20150512-la-electrosensibilidad

          1. ¿Y qué me dices de las personas sensibles al analfabetismo científico? Porque yo me pongo malo al leer estas chorradas magufas que pones. Igual lo tengo….

          2. Si tu te pones malo con lo que exponen estos medicos, pues no veas como me pongo yo con las chorradas de los pseudoescepticos, mas que malo, es que me da la risa con tanto cinismo.

        2. La cosa es q los genes no son estáticos. Si no mutaran imprevisiblemente no estaríamos ni tu ni yo aquí.
          Qué quieres que te diga, que tener insulina para tratar a un diabético gracias a la ingeniería genética es natural? Pues no, no lo es. Lo natural de toda la vida ha sido morir joven y de malas maneras

  11. En los cultivos tradicionales, se utilizan plantas que han sido sometidas a radiaciones brutales como los rayos X para obtener variedades nuevas. Es decir que se han modificado cientos de genes de forma ciega y arbitraria. En los transgénicos solo se modifica un gen y sabiendo cuál es ese gen. Eso sí el nombre «transgénico» es feo, muy feo; es la única pega que se puede poner a los transgénicos actuales.

  12. Estamos a esto de que aparezca alguien diciendo que padece SGM (Sensibilidad Genética Múltiple) y que el coletas lo defienda en el parlamento europeo…

    1. Ahí le has dado! XD

      Yo llevo tiempo oyendo una nueva magufada, la defensa del pelomorfismo de Bechamp y de que que si triunfó Pasteur fue por… La conspiración de las farmacéuticas ¡Cómo no!