La ingeniera Zaloa Campillo dice que el hombre llegó a la Luna y que se la malinterpretó en la Euskal Encounter

Zaloa Campillo, la ingeniera que el sábado dio una charla sobre tecnología espacial en la Euskal Encounter, asegura que la malinterpretaron los miembros del público que dedujeron de sus palabras que cree que el hombre no pisó la Luna el 21 de julio de 1969 y que todos los satélites artificiales llevan sistemas de espionaje. Admite que hizo comentarios en esos sentidos -aunque no la literalidad de la citas-, pero asegura que siempre fueron en broma. Sostiene que su única intención, con ese tipo de bromas, era “llamar la atención” de los asistentes. “No hay una frase que yo haya dicho literalmente”, me ha indicado por teléfono en referencia a mi anotación sobre el tema. Las frases que niega haber dicho son: “Yo no me creo que hayamos llegado a la Luna. Es muy complicado”; ”Todos los satélites llevan sistemas espía, porque es como una especie de pago”; y “Las capas superiores de la atmósfera están muy calientes y, por eso, se calientan tanto las naves al entrar en la Tierra o Marte”.

Después de hablar con ella, creo que Campillo, ingeniera de telecomunicación y máster en ciencia y tecnología espacial por la Universidad del País Vasco,  es sincera. No me ha parecido una conspiranoica, ni mucho menos, y he hablado con muchos. Pero también creo que cometió un error: recurrir a bromas sin que quedara lo suficientemente claro que lo eran. Yo soy incapaz de contar un chiste. Bueno, miento: los cuento, pero muy mal. No tengo ninguna gracia. Puedo destrozar el mejor chiste del mundo. También soy muy consciente de lo difícil que es transmitir la ironía. Ella está convencida de que era evidente que, cuando hablaba de la no llegada del hombre a la Luna y de la ubicuidad de los satélites espía, lo hacía en broma. Yo no, a pesar de no haber estado allí. Varios miembros del público, y no sólo Jorge Aranda, compañero del Círculo Escéptico, se escandalizaron por las palabras de Campillo, las tomaron por opiniones sinceras y han confirmado la literalidad de las frases. ¿Miente ella? No lo creo. Simplemente, no se acuerda de sus palabras exactas. Es algo que me pasa cada dos por tres después de charlas e intervenciones en radio y televisión.

Una de mis primeras preguntas a quienes asistieron y se sorprendieron por las afirmaciones de Campillo sobre los alunizajes fue si no podían ser bromas. Tajantes, me respondieron que no bromeaba o que, al menos, no lo parecía. A no ser que uno sea un genio -y hay muy pocos-, las bromas no etiquetadas claramente como tales pueden acabar tomándose como cosas dichas en serio. Es lo que creo que ocurrió en la charla de Zaloa Campillo en la Euskal Encounter. Seguramente, si yo hubiera estado sentado entre el público, me habría ocurrido lo mismo. La ironía es muy peligrosa si no se domina ese arte. Cuando alguien de mi confianza lee uno de mis textos y no entiende algo o lo malinterpreta, no creo que lo haga de mala fe, sino que muy probablemente no he sido lo suficientemente claro.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Únete a la conversación

14 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Los más predispuestos a interpretar mal las bromas son los que tienen una idea obsesiva que les impide juzgar con claridad. Los aficionados a lo fantástico verán en la broma una confirmación de sus teorías mientras que los censores tendrán una grata ocasión para rasgarse las vestiduras.

  2. Desde un grupo escéptico que defiende el pensamiento racional, no se debería haber puesto en la picota a una persona teniendo como única prueba un “Me han dicho que”. Y mucho menos sin haber tenido antes una conversación con ella, si no había registros de ningún tipo.

    1. No se puede tener pruebas de algo que no ha existido, solo dos personas malinterpretaron las palabras de la ponente, el resto aplaudió y dió las gracias, curioso que las dos personas sean de la misma asociación.

      1. No es la primer ni la ultima vez que meten la pata, es que estos cazadores de brujas tiene una paranoia que no se tienen, y luego dicen que nosotros. los que indagamos en lo desconocido estamos locos y que necesitamos un siquiatra,
        Lee el siguiente post (‘El peligro de creer’, en M80 Radio) donde he pegado un articulo titulado…

        Los peligros de creer ciegamente en la ciencia, según científicos

        1. Cary Lowel, nadie es perfecto. Que alguien se equivoque puntualmente no descalifica su discurso ni sus métodos, aunque sí debería invitar a la reflexión. Lo bueno del pensamiento crítico es que quienes lo practican son capaces de llamar la atención a sus colegas sobre posibles errores, al contrario de lo que hacen las sectas, en las que todo el mudo cree a pies juntillas en lo que dice el líder.

  3. Hay gente a la que le cuesta más transmitir, lo importante es que el asunto ha quedado claro y se ha rectificado enseguida.

  4. Ni entre mis conocidos pueden a veces diferenciar cuando hablo de forma irónica y cuando no, asi que me imagino en público y entre desconocidos!

    Para la próxima vez mejor que aclare luego de decir estas cosas :D

  5. Eso a veces pasa cuando uno habla o escribe, y no voy a decir que no fuera interesante lo que dijo esta ingeniera sobre el 46º aniversario del alunizaje de Apollo 11.

    Pero hablando de ingenieros, me interesa más lo que dice el ingeniero Jose Alfonso Hernando, hombre de ciencias que da por resuelto algún misterios o enigmas, cuando debería plantearse solo como hipótesis. Por le demás es más que interesante y sorprendente lo que plantea.
    Ahí os dejo un par de vídeos de él, en el primer vídeo hay que tener paciencia con los silencios porque sigue argumentado……ahí va …. más información oculta para mentes escépticas…..

    https://www.youtube.com/watch?v=F4fQgVnXCRo

    https://www.youtube.com/watch?v=iaw_a_kVYL0

  6. Cuando se recurre a bromas hablando en público es difícil,efectivamente,que quede claro que lo son al transcibirlo por escrito.

    Recuerdo algunas declaraciones irónicas en conferencias de Stephen Hawking sobre visitas de extraterrestres ,que los platilocos descontextualizan y toman al pie de la letra;utilizándolas luego como “prueba” de que el genial físico refrenda tales cosas.