Google conmemora los 81 años de la más famosa foto falsa de Nessie

nessie-googleGoogle conmemora hoy los 81 años de la imagen más famosa del monstruo del lago Ness. Conocida como la foto del cirujano, la publicó el Daily Mail el 21 de abril de 1934 y está en el origen de los avistamientos de Nessie. En blanco y negro, se ve en ella un largo cuello, coronado por una cabeza de serpiente, que emerge de las aguas. Fue considerada una de las mejores pruebas de la existencia de la criatura durante sesenta años, pero en 1993 Chris Spurling confesó que, a petición de su padrastro, él -entonces un niño- modeló la figura y la puso sobre una base de madera para que el conjunto fuera fotografiado en el agua. El doodle de Google bromea con el origen de esa imagen icónica, situando a tres marcianos con antenas en un submarino debajo de la maqueta del monstruo.

Aunque la primera aparición de Nessie documentada data de 1871, los avistamientos sólo se multiplicaron a partir de los años 30 del siglo pasado, tras la construcción de la carretera que discurre por la orilla oeste del lago. Desde entonces, la criatura se convirtió en objetivo de los cazadores de monstruos y en un filón para el turismo de las Tierras Altas escocesas. Décadas de vigilancia de las aguas y de exploraciones subacuáticas con los equipos más avanzados no han enconrado ni rastro del bicho, cuyos apariciones se han reducido en los últimos años a límites alarmantes para la próspera industria local basada en su existencia. Se calcula que los turistas que visitan la región con la esperanza de verlo se dejan una media de unos 10 millones de euros anuales.

La famosa, y fraudulenta, foto de Nessie de 1934.El monstruo del lago Ness fue bautizado científicamente en la revista Nature el 11 de diciembre de 1975, en un artículo firmado por el naturalista sir Peter Scott y el abogado estadounidense Robert Rines. Los autores reconocían que su existencia de no estaba demostrada y, sin embargo, proponían que recibiera el nombre científico de Nessiteras rhombopteryx (El monstruo de Ness con aleta en forma de diamante), como único representante de su género y especie. Se basaban para darle esa denominación en dos fotografías tomadas en el lago por una cámara subacuática el 8 de agosto de 1972 en las que se veía una especie de aleta de 2 metros de longitud con forma de diamante. Hoy se cree que, antes de los pertinentes retoques fotográficos, la imagen correspondía a un grupo de burbujas de aire y una aleta de algún pez o algún tipo de vegetación.

Como en el lago Ness nunca se han encontrado restos de ningún monstruo muerto ni hay la suficiente biomasa para mantener a una población de bichos de entre 10 y 20 toneladas -tamaño calculado para Nessie-, sólo cabe pensar que estamos ante un animal de longevidad matusalénica. Porque a Nessie se le presenta habitualmente como un superviviente de tiempos de los dinosaurios, lo que tampoco podría ser porque el lago Ness pasó un largo tiempo congelado hasta hace unos 12.000 años. Claro que también puede ser que no exista, ¿verdad?

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Únete a la conversación

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Claramente se deduce que Nessie llegó al lago después de la glaciación, seguramente no tenga millones de años sino unos pocos miles. Quizás finalmente murió y por eso no se lo ve más. Fin del magufeo :D

  2. Al imaginario de las “leyendas urbanas”, están las clásicas del monstruo del lago Ness, el Yeti, el chupacabras y otras muchas más. Iker Jiménez confeso que ni él se la cree, pero como enganchan mucho las utiliza como gancho para acercar a otros temas de todo tipo que sin son enigmáticos.

    Pero por otra parte estimula la imaginación, y esta puede llevar a descubrimientos o nuevas creaciones, hace un tiempo escribí….

    “Es tal la presión del materialismo científico, que la hombre actual le cuesta crear fabulas; Que error, al no poder imaginar o bloqueada su capacidad de imaginar, el resultado es que se les escapa muchas cosas, con lo importante y saludable que es imaginar y hablar de cosas inaccesibles, enigmáticas, misteriosas y desconocido
    Pero también es cierto que más de un físico, biólogo o químico, manda a la mierda tantos prejuicios y encorsetados dogmas científicos, y se acerca al mundo de las prácticas y filosofías alternativas para descubrir nuevas formas, nuevos campos, o nuevas visiones insospechadas que les puede servir para nuevas investigaciones científica.”

    Jorge Wagensber, doctor en física y profesor de (Teoría de los procesos irreversibles) ha editado un libro que acabe de entrar en la red de bibliotecas de Bilbao titulado..
    (El pensador intruso)
    Para Jorge Wagensberg, el pensador intruso es capaz de merodear por las disciplinas más insólitas en busca de comparaciones y similitudes para estimular su creatividad.

    Después de leer tres libros de este autor, pienso que Jorge Wagensber es un filósofo de la ciencia de los de verdad, y no como Mario Brunge, una vida llena de contradicciones y una visión distorsionada del conocimiento, Vamos, para coger una empanada mental.

    En fin, un libro y de los buenos, (El pensador intruso) de Jorge Wagensberg.

  3. «Se calcula que los turistas que visitan la región con la esperanza de verlo se dejan una media de unos 10 millones de euros anuales.»

    Qué casualidad, en cuanto he leído esto he comenzado a inven… recordar digo, que en mi pueblo … y que voy a poner un Hostal.

    Para que una población de una especie dada perdure en un habitát se necesitan muchos individuos para superar los problemas de endogamia, enfermedades, etc. Lo que llaman población mínima viable: «few thousand to at least 10,000 individuals» Habría Nessies hasta en la sopa, o mejor, comiéndote hasta la sopa.

    «But some minimum population size is necessary for a population’s long-term survival in evolutionary time (frequent estimates are a few thousand to at least 10,000 individuals; ref. 25). Hence, larger-bodied animals with larger home ranges require a larger landmass to achieve that required minimum population size. Because the trophic pyramid implies 5–20 times more food available to herbivores than to carnivores, a given area can support a population of a herbivore species whose individuals consume 5–20 times more than does a carnivore(…)»

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC64714/

    Nunca fue creíble y la verdad es maravillosa no hace falta inventar ná sobre los dinos.