El archivo personal de Carl Sagan, abierto al público en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos

Carl Sagan.La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos abrió el martes al público La Colección Seth McFarlane del Archivo de Carl Sagan y Ann Druyan, que reúne el legado intelectual del astrofísico y divulgador científico. Son «cartas, memorandos, guiones, notas, archivos temáticos y de cursos, artículos, borradores de libros y recursos, informes, archivos de organización, material biográfico, recortes de prensa, impresos, diapositivas y transparencias, fotografías y negativos, archivos electrónicos y otros materiales de documentación sobre carrera de Sagan como científico y educador, así como sobre la colaboración de Sagan y Druyan en artículos, libros, programas de televisión, películas y otros proyectos». En total, 595.000 objetos que llegaron a Washington en 1.705 cajas y cuya adquisición fue posible gracias a «la generosidad del escritor, productor y director Seth MacFarlane«, creador de las series de animación Padre de familia y Padre made in USA, y coproductor del nuevo Cosmos, presentado por Neil deGrasse Tyson.

«Es un honor preservar y facilitar el acceso de los investigadores al legado de Carl Sagan, un hombre que dedicó su vida al estudio del Universo. Los documentos de Sagan son un extraoridinario complemento a la ya excepcional colección de manuscritos científicos y otros materiales de figuras prominentes como Benjamin Franklin, Thomas Edison, Alexander Graham Bell, Sigmund Freud, J. Robert Oppenheimer y E.O. Wilson», dijo James H. Billington, bibliotecario del Congreso, cuando se anunció en junio su adquisición. Druyan colaboradora y viuda del astrofísico, destaco que «Carl fue el ejemplo del científico ciudadano. Para él, los valores de la democracia y la ciencia están entrelazados. No puedo pensar en ningún hogar más apropiado para sus documentos que la biblioteca de la nación. Gracias a Seth, el trabajo de la vida prodigiosa de Carl perdurará para despertar a las generaciones futuras a las maravillas de la ciencia». «La obra de Carl Sagan ha tenido una gran influencia en mi vida, y en la vida de todo individuo que reconozca la importancia del compromiso continuo de la Humanidad en la exploración de nuestro Universo», dijo, por su parte, MacFarlane.

Como anteyer destacó Billington en la apertura oficial de la colección, ésta representa «un monumento permanente» a Carl Sagan (1934-1996), gran divulgador científico y también un escéptico militante. Sagan fue en 1976 uno de los fundadores del Comité para la Investigación Escéptica (CSI) -entonces, Comité para la Investigación Científica de las Afirmaciones de lo Paranormal (CSICOP)-, autor de obras esenciales del pensamiento crítico como El mundo y sus demonios (1995). El CSI ha reunido en una web los artículos de Sagan y sobre Sagan publicados en The Skeptical Inquirer, textos para aproximarse a «un verdadero científico e investigador que también era un experto en comunicar las ideas científicas al público, alguien que se encontraba igual de cómodo solucionando cadenas de ecuaciones que creando cadenas de palabras, un escéptico que refutaba sistemáticamente las creencias infundadas y, a menudo, peligrosas de sus compañeros humanos sin perder nunca su fe en la Humanidad».

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.