«Dios es sólo una idea creada por el cerebro», dice el neurocientífico Francisco Mora

Francisco Mora posa en el atrio de la Alhóndiga bilbaína con un ejemplar de su libro 'El dios de cada uno'. Foto: Borja Agudo

La pasión de Francisco Mora se refleja en su tono de voz, apenas un susurro cuando desarrolla un argumento, pero un trueno cuando remarca la conclusión. Catedrático de las universidades Complutense y de Iowa, el autor del libro El dios de cada uno visitó Bilbao en diciembre para hablar de Dios, dentro de los Coloquios Escépticos.

– Sostiene que la neurociencia niega la existencia de un dios universal.

-Sí. La biología evolutiva nos dice que el hombre es consecuencia de un proceso azaroso, en el sentido de que los genes mutan aleatoriamente y sólo el determinante ambiental hace que tengan un valor y el portador sobreviva o no. La ley sagrada en biología es la superviviencia. No hay más ley que aquélla que empuja al ser vivo a mantenerse vivo. No hay ningún diseño inteligente, ninguna fuerza sobrenatural detrás de la aparición del hombre.

– Somos fruto del azar.

-Sin duda. Y el resultado, tras 3 o 4 millones de años de evolución, es el cerebro humano, que desde los australopitecinos hasta nosotros ha aumentado su peso y complejidad enormemente. Ha pasado de 400 gramos -lo que pesa el de un chimpancé- a 1.450, lo que pesa el nuestro. Y hay otra diferencia importante: el cerebro de un chimpancé pesa al nacer el 75% del peso que alcanzará en su máximo desarrollo.

– El nuestro mucho menos, ¿no?

-Un 25%, aproximadamente, de lo que pesará de adulto. Eso quiere decir que el cerebro humano se construye y desarrolla casi todo fuera del claustro materno, es decir, en interacción constante con el entorno físico, emocional y social, al que absorbe transformándolo en física y química cerebral. Y, así, la bioquímica cambia la anatomía, la anatomía cambia la fisiología -que es la función- y la función da expresión a cada ser humano. Es algo extraordinario porque esa plasticidad que se da fuera del claustro materno es la que hace al ser humano lo que es.

-¿A qué se debe esa particularidad?

-A que hubo un momento en la evolución en que la posición erguida impidió el desarrollo de una pelvis acorde con lo que habían sido las normas biológicas hasta entonces. Hubiese sido necesaria una pelvis cada vez más grande para albergar un canal del parto que permitiese dar a la luz un ser vivo con una proporcionalidad del cerebro tal cual había sido hasta ese momento. La postura erguida implica que la defensa radica en correr y, para correr eficientemente en esa postura, hay que tener la pelvis pequeña. Por eso, fue saliendo cada vez una cría con un cerebro más inmaduro. Pero gracias a eso, insisto, el ser humano es el que es.

Dios y la evolución

-¿Dónde y cuándo entra Dios en escena?

-Dios es sólo una idea sin contrapartida alguna en la realidad sensorial. El hombre es un producto evolutivo. No parece necesario acudir a nada sobrenatural para explicar que estemos aquí. Esto lo comparten la mayoría de los científicos y, particularmente, los biólogos. Toda nuestra interacción con el mundo es a través del cerebro. No hay nada que no haya sido producido por nuestro cerebro y sus códigos. Dios es una idea, como todas, construida por los códigos cognitivos. Incluso la realidad que vemos es producida, en parte, por nuestro cerebro. Son los códigos que traes de serie en el cerebro los que construyen para ti el mundo sólo con un objetivo: ¡mantenerte vivo!

-Para mantenerse vivo él, que soy yo.

-Naturalmente. Nuestro cerebro tiene la capacidad de construir ideas. Usted sabe que tiene una idea de caballo que no concuerda con ninguno de los caballos que existen. Después de ver muchos caballos y por el aprendizaje, los códigos neuronales del cerebro son capaces de crear una especie de patrón en el que encajan todos los caballos. Esto es un abstracto, una idea, esa esencia inteligente, como la llamaría Platón. Ahora bien, esa idea de caballo cobra realidad cada vez que ve un caballo concreto, que cada vez es diferente. Y lo mismo pasa con todo. Nacemos con patrones que crean esas ideas, que constituyen la esencia del lenguaje humano. Y, gracias a ellas, podemos comunicarnos tan rápidamente con los demás sin bajar a los concretos, utilizando los abstractos.

-¿Y Dios?

-Como todas, la de Dios es una idea creada por el cerebro; pero nunca cobra realidad porque Dios no está en el mundo. Si tratamos de encontrar en la realidad un reflejo de la idea de Dios, nos damos cuenta de que no existe. El mundo no alberga nada que encaje conla idea de Dios que tengo en mi cabeza. Por eso, Dios es sólo una idea.

Pensamiento mágico

-Pero en el pasado ha habido quien ha visto a Dios.

-La única manera que han tenido las religiones de sustanciar la existencia de Dios es hacerlo real, traerlo al mundo. ¿Cómo? Haciéndolo renacer tras la muerte, como en el cristianismo, o con apariciones sobrenaturales en tiempos bárbaros de la Historia, como diría David Hume. Respecto a los libros sagrados, ¿quién los ha escrito sino un serhumano? Los dioses, únicos o no, son el corazón de la identidad de los pueblos en su nacimiento. ¿Qué es lo que cuentan los libros sagrados? Que Dios estuvo en la Tierra, o apareció, o le dijo a alguien algo… Y así cada dios fue cobrando una identidad y una realidad a través de la memoria de los pueblos. Libros escritos en los tiempos del pensamiento mágico. Hoy, la Biblia no tiene ningún valor como prueba fehaciente de que haya existido una divinidad. Una cosa es evidente, si hoy entra alguien por la puerta y dice que acaba de hablar con Dios o que por la noche le visita, sin duda, pensarás que sufre algún problema mental.

-Hace siglos que Dios no se manifiesta en el mundo como en la Biblia.

-Dios se ha diluido ante el análisis y la aplicación delmétodo científico. Hemos pasado del pensamiento mágico al crítico. Pensamiento mágico es el que no relaciona de modo riguroso causa y efecto. Hay un ejemplo que lo explica muy bien. Llega un explorador a una tribu, le reciben bien, y se desata una tormenta que mata a varios miembros de la tribu. Al cabo de un tiempo, regresa y vuelve a pasar lo mismo. Pero, a la tercera visita, el jefe se para a pensar y manda matar al explorador nada más asomar la cabeza. ¿Por qué? Porque trae consigo espíritus malignos que provocan tormentas que matan a gente de la tribu. Eso es pensamiento mágico. Causas que no son tales. Lo sobre natural nace porque traemos en el cerebro códigos que alimentan la idea de la sobrenaturalidad.

-¿La evolución ha favorecido eso?

-¡Así parece! Si a un niño le explicas que las flores surgen de las semillas, no te preguntará luego qué hace o cómo se hacen las semillas, sino quién las hace. Eso es pensamiento animista. A lo largo de la evolución, se ha seleccionado el animismo porque ha tenido un valor para la supervivencia. Cuando surgen la agricultura y la ganadería, el hombre comienza a tener tiempo para charlar y preguntarse por el origen del rayo, por ejemplo. Y empieza a pensar que esa fuerza tan tremenda, que está fuera de él y él no ha hecho, sólo puede haber sido hecha por alguien como él, pero que no se ve, que está escondido, que es sobrenatural. O ahí está el caso del Sol, que, de repente, se esconde durante días o semanas, y la cosecha se pierde. ¿Quien dudaría sin más referencias de que el Sol es un ser sobrenatural que está castigando a los hombres?

-Y nacen los dioses.

-Sí. El mundo hasta hace unos 5.000 años fue claramente politeísta. El dios universal es una idea que no tiene más de 4.400 años, cuando Akenatón instituye a Atón como única divinidad. Ahí entró el monoteísmo, la idea de un dios universal, en la Historia. Luego, posiblemente, los autores del Pentateuco se apropiaron de ella porque un grupo unido por un sólo dios es más fuerte, más cohesionado y más capaz de defenderse. Ése es el gran valor de la religión. ¿Pero cuál es su sustrato último?

-¿Responder a para qué estamos aquí?

-Sí, claramente. Pero la religión y la idea de Dios ofrecen una respuesta no contrastada y, desde luego, poco válida para muchos millones de seres humanos, incluidos los budistas. Lo que sí está claro es que la ciencia no da ninguna respuesta. Por eso, la religión tiene todavía un puesto muy prominente en la vida del ser humano. Desde la ciencia sólo nos queda hacer lo que el bíblico Moisés: andar el camino con la única meta de hacerlo lo mejor posible para el grupo. El sentido de la vida, de la tuya y de la mía, está en el grupo. Desde que el hombre es hombre, fuera del grupo está muerto.

La era de la postreligión

-¿Cuánto tiempo les queda a los dioses?

-Nadie lo sabe. Pero sí parece que estamos entrando en la era de la postreligión, en la que posiblemente y poco a poco se vaya perdiendo toda connotación de lo sobrenatural en el mundo. Recientemente, el filósofo George Steiner señaló en un encuentro en Portugal algo así como: «Todas las culturas son mortales. Todas las religiones también. Todas son eventos culturales mortales, como mortales son los hombres que las producen. Y ahora estamos en un periodo de transición. Entramos en la era de la postreligión. El cristianismo va a morir, como ha muerto el marxismo. ¿Qué va a llenar el vacío? ¿Qué nos espera? ¿Qué va a nacer?».

-Estudiar el cerebro conlleva la aparente paradoja de que es el cerebro el que se estudia a sí mismo.

-Podremos entender cómo funciona el cerebro humano en general y cómo construimos el mundo; pero no la realidad última, mi mundo, lo que yo veo y es producto de mis propias vivencias. Cada uno de los 7.000 millones de seres humanos es diferente y, por eso, cuando muere un ser humano, muere todo un universo, porque cada ser humano es irrepetible. De ahí el respeto último, inviolable, más allá de la religión, a la vida de todo ser humano.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

33 respuestas a ««Dios es sólo una idea creada por el cerebro», dice el neurocientífico Francisco Mora»

  1. Francisco Mora ,menciona . , Cada uno de los 7 000 millones de seres humanos es diferente y por eso cuando muere un ser humano ,muere todo un universo,porque cada ser humano es irrepetible . , Personalmente no creo que cada ser humano es irrepetible cuando muere , la pre existencia del alma humana resurje posterior a la muerte o al deceso por ley natural y fisica , el alma humana es una entidad eterea y eterna igual lo es y ha sido el universo incluso muy anterior a la creacion del hombre .

  2. «tantos siglos de acudir los creyentes al debate con las manos vacías y la cabeza llena de incongruencias… »

    … bueno, y eso en los últimos tiempos, porque mientras se lo pudieron permitir acudían a los «debates» con hombres armados e instrumentos de tortura… la verdad es que no me extraña nada, a la vista de lo que son capaces aportar aun después de tanto tiempo… y es que qué mejor «argumento» que la tortura y la amenaza de la muerte para convencer hasta al más recalcitrante de los escépticos…

  3. Vamos a ver, no es tan difícil. Dios no es una explicación porque se pretende que a su vez Dios mismo no puede ser explicado, con lo que nos quedamos igual que al principio, con el misterio de cómo hemos llegado hasta aquí, sólo que el misterio se traslada a cómo ha llegado Dios hasta aquí. Luego, la idea de Dios, a nivel práctico, no sirve más que para impedir que las cosas sean explicadas de forma satisfactoria (ha sido Dios, ha sido un mago…). Y lo peor es que no hay evidencia alguna de la necesidad de la existencia de algo como Dios. Aparte de que un ser omnipotente y omnisciente es algo totalmente contradictorio en sí mismo: Si Dios lo sabe todo, no puede cambiar lo que ya sabe que ocurrirá, y si no sabe lo que ocurrirá entonces no puede saberlo todo, luego no es omnipotente.

    Luego, como explicación, no explica nada, como hipótesis, es absurda, y encima no hay evidencia alguna de su existencia… pues mira: blanco y en botella… Realmente hay que tener muchas ganas de creer para seguir con este debate después de tantos siglos… tantos siglos de acudir los creyentes al debate con las manos vacías y la cabeza llena de incongruencias… ya vale, ¿no?

  4. @10505782

    Exquisito ejercicio de tergiversación analítica interpretativa de un texto.

    Las ciencias naturales se basan en la evidencia factual no en el despiece abusivo de un escrito. Se reflejan por escrito porque es necesario un soporte, pero no se pueden criticar meramente por escrito. Así, la teoría de la evolución es muy fácil de falsar…encontrando fósiles de conejo en el Precámbrico. Pero no escribiendo o retorciendo los textos.

    Ejemplo:

    _Me preguntan: «¿Crees en Dios?»

    – Respondo: «No, no creo.»

    Ya estoy pillado, negándo (en lugar de decir «tus palabras son extrañas») he aceptado la Idea, y qué es más perfecto que la Idea, la Existencia.

    ¿Y no es Dios la suma perfección? ¿No es consustancial a Él el verbo Existir? Él, el que Existe.

    Ergo, creo en Dios. Sólo que no me había dado cuenta. Y soy muy, muy devoto. Porque he añadido»no creo». Ajá, uso el verbo «creer», ¿y cuando la creencia alcanza su ser en sí y para sí?: Cuando se cree en Dios, claro, no vamos a compararlo con otra cosa inferior.

    Y, además, acudo puntualmente a los ritos, esto se deduce de la doble negación «no,no». No, no es una doble negación: Una afirmación, en versión comada, esto es, «no coma no», o sea «sí, voy todos los domingos» pues la Iglesia es la Coma y Dios el Punto, Alfa y el Omega.

  5. Iendome al comentario de Francisco Mora cuando menciona ,.» El cristianismo va a morir como ha muerto el marxismo » ,.primeramente el marxismo es una ideologia de caracter ateo materialista muy diferente a la fe cristiana ,en cambio el sr Mora mezcla conceptos ideologicos como el marxismo y le compara con el cristianismo ,me parece que no hay esencia en esa comparacion si tenemos en cuenta de que el marxismo es una ideologia difusa y carente ,en cambio es el cristianismo quien cambia la era de la humanidad y las condiciones socio humanistas de la humanidad en un periodo conocido como el surjimiento de la era cristiana ,algo que el marxismo jamas ha logrado ,aun siendo considerado el marxismo una ideologia atea materialista para unos ,para otros una filosofia o legado dejado por Marx .

  6. Se encuentran algunos elementos dentro de las respuestas que muestran que el mismo Sr. Francisco Mora cree en la existencia de Dios y avala la efectividad y certeza de La Biblia, veamos:

    – En la sección «¿Responder a para qué estamos aquí?» el Sr. Mora afirma: «Lo que sí está claro es que la ciencia no da ninguna respuesta» y luego menciona la prominencia de la religión cuando claramente ambas cosas no tienen relación. Eso se nota porque en la primera parte de su respuesta dice: «la religión y la idea de Dios ofrecen una respuesta no contrastada». Se deje ver que no desea mencionar a Dios como contrapartida a la falta de respuestas de la ciencia sino que sólo nombre a la religión, dejando escapar cierto celo en incluir a Dios en esa falta de respuesta.

    – Ante el planteamiento «Pensamiento mágico», parte de su respuesta fue: «Hoy, la Biblia no tiene ningún valor como prueba fehaciente de que haya existido una divinidad.». Sin embargo, más adelante (ante la propuesta «¿Responder a para qué estamos aquí?») cita el comportamiento de Moisés como un ejemplo a seguir cuando dice: «Desde la ciencia solo nos queda hacer lo que el bíblico Moisés: andar el camino con la única meta de hacerlo lo mejor posible para el grupo.». Es una respuesta muy acertada. Andar el camino tal como Moisés no es más que dejarse guiar por Dios. Moisés no creó el camino o la ruta que seguiría sino que anduvo el camino que Dios le señalaba. La ciencia hace lo mismo: No crea el camino y en sus avances sólo descubre cosas que ya estan hechas. Sigue caminos existentes, no los inventa.

    En otro punto casi hace una cita bíblica al plantear uno de sus razonamientos:

    – Ante la propuesta «Hace siglos que Dios no se manifiesta en el mundo como en la Biblia», el Sr. Mora responde: «Lo sobrenatural nace porque traemos en el cerebro códigos que alimentan la idea de la sobrenaturalidad.». Alimentar la sobrenaturalidad o buscar un ser superior ya está especificado en La Biblia en:

    Salmos 42 (versión Reina-Valera 1960)
    1. Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía.
    2. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?

    Salmos 63 (versión Reina-Valera 1960)
    1 Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas…

    En innumerables versículos de La Biblia se hacen afirmaciones similares por lo que el Sr. Mora con su deducción lo que hace es confirmarlo.

    Al leer detenidamente el texto nos damos cuenta que el Sr. Francisco Mora no esta negando la existencia de Dios, sólo lo esta convirtiendo en algo distinto, l. Lo extrae del espíritu y lo lleva al cerebro. Con eso no niega su existencia, sólo afirma que el humano concibe a Dios en un lugar diferente al espíritu.

  7. @Trus

    (…)lo que podría reforzar la idea del creacionismo en la cabeza de alguien es poder dar base a una visión teleológica de la vida por ausencia de azar(…)

    Puede ser, pero recordemos la anédota del mecanicista Laplace respecto a Dios «No necesito esa hipótesis». Si para unos era un reloj con un relojero, lo que también lleva al deísmo, para otros el universo mecánico excluía a dios.

    Por otro lado, el creacionismo ataca una visión deformada de la teoría científica, es razonable tratar de ser precisos y no darle munición olvidando la selección natural y remarcando el azar.

    En todo caso, la teoría de la evolución se apoya en la evidencia, no es mero razonamiento.

  8. Parsley menciona , …….»Y por otro lado las leyes naturales tambien tienen un componente de azar en si mismas , el principio de incertidumbre » ……………., si que la pusistes lejos Parsley con ese principio de incertidumbre , Describe como es ese llamado «principio de incertidumbre » ………../, La naturaleza en si misma posee una geometria de caracter sagrado con un orden numerico establecido y ese orden esta establecido no solo en los petalos de las flores sino en los frutos ,en la dualidad misma de la naturaleza ,incluso en el agua , en la luz solar y lunar y en todos los procesos biologicos evolutivos en los cuales transita el destino del hombre ,Negar a simple vista la influencia de cosmologica que posee el universo sobre la evolucion del ser humano es mentirse a si mismo , empezando por las propias etapas de siembras ,cultivos ,pesca y evolucion de las plantas ,de la vida y del mas alla ,posiblemente y entrariamos en otro tema ,un saludo Espana .

  9. Pues lo decía por el comentario que le dedicaste a 10465051.

    «Por mucho que les expliquemos harán oídos sordos, y volverán de aquí a un tiempo a repetir que (les han dicho por ahí) que la ciencia afirma que somos fruto del mero azar.»

    No entendí el motivo por el que lo decías y me hice la idea de que negabas el azar en la ciencia, disculpa.

    No obstante, si lo niegas en cierta medida, renuencia que comparto con el ejemplo del bombo. Conociendo las leyes que impulsan la bola fuera del bombo, es inútil intentar predecir cual saldrá. La impredicibilidad de un suceso es lo que lo convierte en azaroso, pero no por ello desconocido. Con los genes pasa lo mismo, aún conociendo su tasa de mutabilidad, el límite cuantitavo, no sabrás que dirección tomará ni cual de entre tantas triunfará.

  10. Gracias por la información, Trus, pero no entiendo por qué va dirigida a mí si lo tengo más que claro: la evolución consiste en azar (mutaciones) + selección natural (cambios en el entorno). De hecho es algo matemático: si un ser vivo reune las condiciones necesarias para sobrevivir y dejar descendencia, esa mutación pasa a las siguientes generaciones, y si no, pues no.

    No es tan difícil de entender, a menos que seas un obtuso creacionista y veas «manos invisibles» por todas partes, cual neoliberal convencido. Es algo que forzosamente tiene que suceder, con o sin intevención externa consciente.

    Aunque también es cierto que tanto las mutaciones como los cambios en el ecosistema son producto de las leyes naturales, no del simple azar en un sentido estricto. Pero se nos hace imposible tener en cuenta todas las variables que influyen en la evolución al mismo tiempo, por lo que no tenemos más remedio que considerar el azar como un factor (como cuando se hacen girar los números de la lotería en un bombo, que no se puede predecir la trayectoria de todas y cada una de las bolas, aunque estén sujetas a las leyes físicas). Y por otro lado, las leyes naturales también tienen un componente de azar puro en sí mismas: el Principio de Incertidumbre. Así que aun conociendo todas las variables y comprendiendo todas sus interacciones, seguiríamos siendo incapaces de hacer predicciones exactas, y mucho menos con millones de años de antelación.

  11. @Faraday

    Pues a mi me parece que precisamente lo que podría reforzar la idea del creacionismo en la cabeza de alguien es poder dar base a una visión teleológica de la vida por ausencia de azar, lo que les lleva a pensar en una inteligencia organizadora, y no en causas de ensayo-error.

    @menino

    Comprendo por donde vas y no te falta razón, pero el idealismo transcendental kantiano (nóumeno versus fenóumeno) tiene sus limitaciones en el empirismo que supone la aceptación de que el mundo existe fuera de nuestras cabezas. Creo que si lo quieres entender lo entiendes; en efecto podemos estudiar el cerebro desde diferentes prismas, pero unas ideas no excluyen a las otras, y mucho menos justifica que todo «es» solo dentro de nuestras cabezas.

  12. Trus

    Tu definición de idea hace referencia a la tercera acepción que de ella hace la Rae:

    «3. f. Conocimiento puro, racional,… »

    La que yo estoy aplicando es la primera acepción de la RAE.Esa que hace referencia :

    «1. f. Primero y más obvio de los actos del entendimiento, que se limita al simple conocimiento de algo.»

    Y de todos es conocido que hay dos vias de conocimiento de algo

    – racional
    – sensitivo

    ¿Acaso creias que las informaciones sensoriales de un neurocientífico al examinar un cerebro no son ideas?.Pues ya ves que sí.Si un físico examina el cerebro a nivel microfísico se encuentra con electrones.. etc.( ¿qué fué del cerebro » real» que observa el neurocientífico?).que vienen descritos sus propiedades mediante funciones de onda que, por cierto, no deja de ser otra idea ( y esta del tipo que a ti te gusta).

  13. @Trus

    Ya, la variación es azarosa pero no la selección natural. En la entrevista que enlazo de Dawkins lo expresa así:

    «La mutación es aleatoria en el sentido de que no anticipa lo que se necesita. La selección natural es cualquier cosa menos aleatoria. La selección natural es un proceso, guiado no por un poder superior, sino simplemente por cuáles genes sobreviven y cuáles no. Esto es un proceso no aleatorio.»

    http://www.beliefnet.com/News/Science-Religion/2005/11/The-Problem-With-God-Interview-With-Richard-Dawkins.aspx#ixzz1nbetdOPb

    Variación y selección natural. Es una combinación de azar y necesidad.

    Si se pone el acento en la mutación y se menosprecia la importancia de la selección natural, ocurre esto, también en la entrevista:

    «- Somos fruto del azar.

    -Sin duda.»

    tenemos un problema, pues tomado literalmente abre la puerta a las críticas teístas. Recordemos la famosa analogía de la probabilidad de que por azar un remolino monte un 747 a partir de sus piezas dispersas.

    Precisamente el creacionismo se centra de demoler la idea de que somos fruto del azar, ignorando también la selección natural, algo que les resulta sencillo si disminuimos la importancia de la selección natural y Dawkins es muy consciente de ello.

    Al final, imagino que es cuestión de expresión y que no tiene gran importancia. Pero mayor precisión es necesaria.

    No todo es causa y efecto, o al menos está por demostrar que lo sea. Precisamente son ejemplos las mutaciones genéticas o la desintegración radioactivas.

  14. @Faraday
    @Parsley Reloaded

    Sacado de la entrevista: «La biología evolutiva nos dice que el hombre es consecuencia de un proceso azaroso, en el sentido de que los genes mutan aleatoriamente y sólo el determinante ambiental hace que tengan un valor y el portador sobreviva o no.»

    ¿Os suenan los «alelos»?…¿habéis pensado en su etimología alguna vez?.

    Todo es causa y efecto, correcto, pero los mecanismos que la vida a encontrado…o mejor dicho, por los que se ha dado, podemos considerarlos aleatorios en la medida que si bien conocemos los procesos biológicos que la hacen posible, sabemos también que la aptitud para la supervivencia de cualquier ser vivo…mejor dicho, para la supervivencia de una población (la evolución solo se da en poblaciones), será su capacidad de adaptación al medio, por la expresión del genotipo en el medio, el fenotipo, que viene determinado, como sabéis, por procesos biológicos azarosos. ¿Y a que se debe?. Como sabéis, se debe a que ningún organismo sabe a priori que características debe tener para supervivir, y ante un entorno cambiante, la mejor manera de «acertar» para tener unas cualidades aptas para la supervivencia, es ir probando, mutando aleatoriamente. Además, un determinado fenotipo no es exclusivo de una zona en concreto, está ahí porque a desplazado a otro por tener mejores características para ese entorno, a otro que también «iba tirando» (tras un largo período de convivencia)… ¿es cierto que el entorno modifica el genoma?, no, (tal vez entornos muy hostiles puedan modificar el normal funcionamiento de nuestro mecanismo de transmisión genética, pero ya se trataría de patologías), el genoma cambia a su bola, y algunas mutaciones son más afortunadas que otras…lo que quiero notar, es que si yo me paso 2000 años metido en una bañera…no me van a salir aletas.

    Corregidme si me equivoco.

    @menino

    «Por cierto, si Dios es una idea creada por el cerebro …, el cerebro es otra idea ( en sentido amplio) pues el cerebro que observa un neurocientífico … no es el mismo cerebro que nos describe el físico … a no ser que se caiga en un realismo ingenuo … pero ya se sabe que el realismo a nivel microfísico ha recibido … y recibe muchas paradas “ en el culo”.»

    Tienes una increible amplitud de miras. Disculpa la ingenuidad pero el cerebro no es ninguna idea. Las ideas son concepciones abstractas imposibles de tener sin una base real formada por todo lo percibible, tengas cuatro, dos , cinco o site sentidos a los que acudir y centro de procesado de esas percepciones de 500, 1000 o 60 centímetros cúbicos.

  15. «Parsley , solo he manifestado mi punto de vista en mi comentario acerca de la evolucion»

    Lástima que tú el punto de vista lo tengas justo por donde amargan los pepinos…

  16. Faraday

    Respecto al azar me estaba refieriendo a aquéllos que defienden que el Universo ha devenido a lo que es y nosotros con él debido al azar: hipótesis contraria a la del ajuste fino o principio antrópico.

  17. Tranquilo, 10465051, cantabrico lo hace a propósito (a ver si consigue escandalizar a alguien mediante una desvergonzada ostentación de su peculiar e ineflable estupidez) y menino es uno de tantos garrulos que sólo saben de ciencia (y de lógica) lo que les ha contado el cura de su parroquia.

    Por mucho que les expliquemos harán oídos sordos, y volverán de aquí a un tiempo a repetir que (les han dicho por ahí) que la ciencia afirma que somos fruto del mero azar.

    Y es que en realidad la verdad les importa un pimiento, porque ya han elegido cuál es «La Verdad Verdadera» antes de empezar a discutir, y lo que es peor, antes de empezar siquiera a pensar…

  18. Es increible lo ignorante que son algunos de los comentarios que he leido aca.. me sorprende tanta gente que no es capaz de usar su razon y logica. Al parecer hay algunos que se quedaron en una etapa mas atras en la evolucion del ser humano .

  19. » Frutos del azar » …….. , . Y seguido por dos angeles Henoc llego hasta su destino final , al llegar fue quitado de sus vestiduras terrenales y se le otorgaron ropas divinas ..y fue recibido por angeles , cualquier evolucioniosta debieselo pensarselo 3 veces antes de soltar de que el hombre es fruto de un hominido del pasado .

  20. @menino

    No, no somos fruto del azar, lamentablemente es un error muy común interpretar la teoría de la evolución de ese modo.

    En breve: la selección natural no tiene nada de azaroso.

    Nótese que en esa interpretación errónea los creacionistas encuentran un objetivo fácil de criticar, por ej. con la analogía del 747 y el torbellino.

    En la tercera pregunta de esta entrevista Richard Dawkins no ahorra comentarios (absurdo,ridículo) contra la idea de que somos fruto del azar:

    http://www.beliefnet.com/News/Science-Religion/2005/11/The-Problem-With-God-Interview-With-Richard-Dawkins.aspx

  21. “Llega un explorador a una tribu, le reciben bien, y se desata una tormenta que mata a varios miembros de la tribu. Al cabo de un tiempo, regresa y vuelve a pasar lo mismo. Pero, a la tercera visita, el jefe se para a pensar y manda matar al explorador nada más asomar la cabeza. ¿Por qué? Porque trae consigo espíritus malignos que provocan tormentas que matan a gente de la tribu. Eso es pensamiento mágico. Causas que no son tales”

    Esto me recuerda al pavo inductivista de Bertrand Rusell .Si la inducción no ofrece garantias de certeza … y la deducción tampoco y, por tanto , todo conocimiento puede resultar falso en última instancia ¿ no resulta de ello que todo ( incluido la Ciencias ) es absolutamente pensamiento mágico?

    Por cierto, si Dios es una idea creada por el cerebro …, el cerebro es otra idea ( en sentido amplio) pues el cerebro que observa un neurocientífico … no es el mismo cerebro que nos describe el físico … a no ser que se caiga en un realismo ingenuo … pero ya se sabe que el realismo a nivel microfísico ha recibido … y recibe muchas paradas “ en el culo”.

    Si somos fruto del azar … ¿ de quién o qué es fruto el azar?.¿Del azar … tal vez?. Y el azar del azar … ¿ es fruto también del azar ?¿Es así ad infinitum?.¿Acaso el azar se ha convertido en el nuevo “Dios” de los autoproclamados “ yo soy mi cerebro”?

  22. Espero que no te moleste mi pregunta Adamski pero ¿por qué nunca citas fuentes concretas? De verdad que me gustaría poder leer tan interesantes hipótesis ¿en qué publicación con revisión por pares las puedo encontrar? Gracias por anticipado.

    Sun salud☼.

  23. Por supuesto una inteligencia tan superior al hombre ,que posiblemente sea el hombre actual una milesima parte de esa expresion inteligente que conforma el universo en su totalidad y manifestacion ,si tenemos en cuenta de que todo cuerpo fisico ,biologico ,animal ,floral es energia y de que el cuerpo humano es energia en un 99 .9 % . energia , alma y espiritu .

  24. Un impresionante analisis Adamski , Dios dice este tio que es una ilusion , hay que preguntarse la pregunta del siglo ? de donde salieron las leyes del Universo ? y ? quien puso en orbita los satelites y planetas ? ,el neardenthal de Darwin o simplemente una inteligencia muy superior a la del hombre actual .

  25. Una lectura historiográfica adecuada de lo que dice el marxismo es que la lucha entre clases no se da, sino que se da la lucha dentro de las mismas clases. Uno solo puede competir con sus pares…

  26. Y respecto a la muerte del marxismo, que este hombre se dé una vuelta por la rusia profunda, por la china profunda, por latinoamérica, realmente es una afirmación risible, de alguien que desconoce la política por completo. La lucha de clases está más viva que nunca.

  27. «No parece necesario acudir a nada sobrenatural para explicar que estemos aquí.»

    ¡Cuánta arrogancia!, no sabemos absolutamente nada del universo, apenas si hemos pisado la luna. Los cosmólogos están empezando recién a avizorar que pueden existir otros universos paralelos que se rozan con el nuestro con diferentes leyes de la física, miniuniversos y maxiuniversos. También algún tipo de «algo» detrás del Big Bang, como que no todo comenzó alli sino que «algo» provocó el gran estallido que dio comienzo al universo. Cada vez son más los cosmólogos que están descubriendo que muchos procesos en la mecánica del universo no se deben al puro azar. Lamento decirles a los «azarófilos» que las evidencias demuestran que, no ya un dios barbudo como el de la biblia, sino algún tipo de inteligencia está detrás del aparente «azar» del universo. Un simple ejemplo, la relación Tierra – Luna – Sol es imposible que se deba al pleno azar sino al trabajo de una avanzadísima civilización extraterrestre. Creer que la Luna está donde está sólo por casualidad es simplemente de ignorantes.

  28. Magnífica entrevista LAG…aunque como todo matizable.

    «“Todas las culturas son mortales. Todas las religiones también. Todas son eventos culturales mortales, como mortales son los hombres que las producen. Y ahora estamos en un periodo de transición. Entramos en la era de la postreligión. El cristianismo va a morir, como ha muerto el marxismo. ¿Qué va a llenar el vacío? ¿Quénos espera? ¿Qué va a nacer?”.»

    En efecto encontramos cultos ya desaparecidos en la historia, y también adaptaciones a los tiempos de la mitología que sustenta el sistema de creencias, a su vez vector para la aceptación de unos valores morales. Estos pueden no cambiar y si hacerlo los mitos en que se han basado, y asimismo vemos que diferentes culturas asumen valores similares pero los mitos en que se fundamentan son diferentes. Esto supone en definitiva la posibilidad de la aceptación de diversas reglas sin tener que aceptar el mito/delirio que algunos tratan de casar por narices con un modo de vida para conseguir autoridad moral, poder. No obstante, y del mismo modo, muchos «valores cristianos» (lo entrecomillo, porque en realidad, valores aceptados universalmente como la solidaridad, caridad, etc, se han dado mucho antes del cristianismo, y tampoco son exclusivos de él…el islam también los defiende, por poner un ejemplo, y son propios del desarrollo humano como especie…otra cosa es, como dije, que alguien se los apunte en nombre de un arbusto parlante en llamas) no pierden validez, solo que cambia la base en la que los fundamentamos, igualmente abstracta, como toda idea, pero sin necesidad de un falaz empirismo como el de Lázaro. Si la estructura cognitiva presentada es precisa, el «ver para creer» en que trataban de fundamentarse todas las religiones, no es necesario, y encontramos ejemplos en la propia teología que han ido alterando su discurso hasta concebir a dios como aglutinante de cualquier concepción abstracta que nos ayude a asumir ciertos valores…tránsito de la fe a la razón.

    Desde el punto de vista de que gran parte del ideario marxista, como todo ideario político-económico, tenía…tiene como objeto, reglar el comportamiento social, cabría la comparación con el cristianismo, pero así a bote pronto, me parece desafortunada, no porque tenga yo un particular ideario político más próximo al marxismo que a la dictadura del mercado en la nos encontramos, sino porque el pensamiento mágico nunca estuvo presente en su concepción independientemente de que ahora podamos o sepamos encontrar mejores soluciones político-económicas para determinadas casuísticas que la marxista pueda ofrecer, (¿podemos?), y que por ello queda en desuso, desaparece por aparición de nuevos idearios, mismo mecanismo tal vez por el que sustituimos a unos dioses por otros…pero a mi no se me ocurriría hace 20 años decirle a un chino que no fuera un népota, pues el sustrato social confucionista que la mayoría tenía lo defiende como positivo, hasta que se dieron cuenta de que sus empresas eran cortes familiares poco eficientes en comparación con empresas de gente preparada para el puesto.

    Más allá de la necesidad de conocer se encuentra la necesidad de que todo cuadre…por absurdo que resulte el entendimiento al que hallamos llegado, la lógica, patrón con que lo justifiquemos, será suficientemente satisfactorio para ir tirando…

  29. La inteligencia artificial será quien ejecute la sentencia de muerte de los dioses. Si conservan alguna forma de sentido del humor, imaginad el cachondeo que se traerán los organismos cibernéticos del futuro cuando les muestren la representación de un homínido crucificado.

Los comentarios están cerrados.