2 comentarios

  1. Y… si no hablas tú mismo de tu propio engendro televisivo no creo que nadie se moleste en hacerlo.
    No desesperes Gámez, cuando dejes de poner todas tus energías en el fanatismo religioso de tu secta quizá aprendas a hacer periodismo y en un par de décadas puedas hacer un programa tan excelente como Cuarto Milenio.

  2. Oye paladín del pensamiento crítico, me has censurado un comentario que te he hecho ayer. ¿Así es como acoges la crítica, pequeño censor? Tu continua censura a las opiniones que no te son favorables no hacen más que denigrarte a ti, no a los censurados. El que tiene miedo de las palabras eres tú, no nosotros.
    A propósito, caca, culo, pis.

Los comentarios están cerrados.