‘Escépticos’: «¿Las ondas del mal?»

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

10 respuestas a «‘Escépticos’: «¿Las ondas del mal?»»

  1. Me pregunto si los anti-antenas se reunen vía móvil, hacen grupos de facebook, ven Barrio Sésamo por tdt…¿le pndrán funda a la tele?

  2. Por supuesto tampoco van a relacionar las ondas electromagnéticas con los accidentes de tráfico y los suicidios Yuzluk, pero tiempo al tiempo, y es que al fin y al cabo, es voluntad de (cough cough) dios y sus senderos son inescrutables.

    Sun saludo.

  3. El dr en medicina y profesor de la universidad del que habla jesusmmago ha hecho, entre otras cosas, uan interpretacion bastante interesado del estudio Interphone. Las conclusiones del estudio son bastante poco «concluyentes» y desde luego no presenta ninguna clara evidencia incuestionable sobre la relacion de las ondas de telefonia movil y los tipos de cancer mencionados.
    Por otro lado estan los estudios de la ICNIRP (espero no haber bailado ninguna letra), que es el organismo internaiconal ESPECIFICO para el estudio de este tema. Tampoco habla de este tipo de relaciones… y tambien relaciona a «hipersensibilidad electromagnetica» a aporeciaciones subjetivas de los inviduos. En los estudios realizados las personas autodefinidas como hipersensibles obtienen los mismos resultados en cuento a «captar» una expossicion a campos electromagneticos que el publico en general.
    Por ultimo, el entrevistado da el argumento mas estupido del programa (el que las muertes por cancer hayan pasado de suponer el 2% a principio de siglo al 35% ahora).
    Si disminuyes (o eliminas) las muertes por viruela, tuberculosis, colico miserere-apendicitis, rabia, tetanos,… y dado que las «causas de muerte» tienen que sumar el 100% queramos o no, las que te quedan (cancer, accidentes cardiovasculares, traumatismos, infecciones,…) aumentan…
    ¿Por que no hablaba de esperanzas de vida en 1900 y hoy en dia?

  4. Uf, qué programa espantoso, gracias Dios nuestro señor y todos los santos santificados del cielo sagrado, sólo se emite por la televisión vasca. No quisiera que mi nueva pantalla de LEDs se arruine con televisión basura.

  5. El dr. en medicina y profesor en la universidad del país vasco, cuyo nombre no recuerdo, sacó ciertos estudios que parecían bastante serios. Durante el programa no se vuelve a hacer referencia a dichos estudios para desacreditarlos ni sembrar una duda razonable.
    Quizás sea este el motivo por el cual ciertos doctores, científicos, etc crean que puede haber una relación entre las ondas electromagnéticas de telefonía móvil, wifi… y ciertas patologías.
    Creo que ha sido el punto débil de este programa…

  6. Enhorabuena, hasta ahora es el programa que me más me ha gustado, tal vez porque es el tema con el que mayor relación tengo, por mi formación y mi profesión.
    Coincido solo en una cosa con lo que os dicen los chalados antiantenas en su carta: vuestro programa ha sido sesgado. ¡BIEN! Al menos ha estado sesgado hacia el pensamiento racional y la evidencia científica, en vez de hacia la charlatanería y el miedo infundado como suelen sesgarse la mayoría de medios cuando tocan el tema.
    Por otra parte, me gustaría comentar un par de temas que no suelen salir en este tipo de debates y que a mí me parecen fundamentales para entender mejor todo este asunto:
    En primer lugar, los estudios epidemiológicos que se han hecho o se pretendan hacer el futuro van a adolecer de falta de rigor. Y no solo porque habrá mil factores incontrolados que sesguen los resultados (la alimentación de los pacientes, su estilo de vida, etc…), o porque los pacientes tengan que recordar cuál fue su grado de uso del móvil hace 10 años; sino porque la tecnología va mucho mas deprisa que un estudio a largo plazo: en los últimos 10 años hemos pasado ya por 3 estándares de tecnología móvil y estamos instalando ya el 4º, cada uno con sus características de potencia, de modulación, de frecuencia, etc… ¿cómo van a sacar conclusiones a partir de unas entradas que no tienen que ver entre sí?
    Y, en segundo lugar, parece que hay mucha gente que no acaba de creerse que las operadoras móviles respeten los límites de potencia marcados por las autoridades, y que tratan de emitir a hurtadillas niveles de potencia mayores para conseguir vaya usted a saber qué beneficio. Pues bien, no es así: las operadoras respetan esos niveles no tanto por temor a las multas, sino por un motivo aún más evidente: ¡¡¡porque radiar más potencia cuesta dinero!!! Cada watio de potencia electromagnética radiado al aire supone que la operadora ha gastado varios watios en electricidad (sí, la eficiencia no es del 100%, qué sorpresa); así pues. lo que interesa a la operadora no es tirar ondas al aire a ver si alguien las usa, sino emitir lo mínimo posible que garantice que todo el mundo tenga servicio y gastar más potencia solo cuando el usuario lo necesite. Si esto no fuera así, si no fuera tan complicado planificar el despliegue más eficiente de redes inalámbricas, mis compañeros de trabajo y yo hace años que estaríamos en el paro.

    Un saludo y ya con ganas de ver el siguiente episodio!

  7. Muy bueno, coincido con Odemo en lo de comedido. Me hizo mucha gracia el comentario del estudiante de física «Desde que instauraron la constitución hay más casos de cáncer» Un diez para el caballero. Destacar a la joven de instituto que hizo gala de una lógica y un sentido común impropios de alguien de su edad, otro diez para ella.

Los comentarios están cerrados.