4 de septiembre de 1967: el día que el Ejército británico se enfrentó a una invasión extraterrestre

Una ovni creando un círculo de las cosechas, en un dibujo procedente de los Archivos Nacionales de Reino Unido.

Seis pequeños platillos volantes diseñados por estudiantes de ingeniería provocaron, el 4 de septiembre de 1967, que el Ministerio de Defensa (MoD) británico creyera, durante unas horas, que iba a tener que hacer frente a una invasión extrateterrestre, según información secreta hecha pública hoy por los Archivos Nacionales. Los objetos fueron descubiertos en tierra en seis localizaciones del sur de Inglaterra, que formaban una línea recta entre Sheppey y el Canal de Bristol, y, cuando fueron avisadas las autoridades por teléfono, se movilizaron fuerzas policiales y militares, incluidos helicópteros de la RAF y unidades de artificieros.
La alarma duró hasta que un equipo de desactivación de explosivos de Scotland Yard equipado con un aparato de rayos X examinó uno de los objetos, el de Bromley, y vio sus baterías. Otro de los platillos, el de Chippenham, fue destruido mediante una explosión controlada después de inspeccionarlo un oficial de la RAF y otro, descubierto por un colegial en Clevedon, lo examinó Greville Beale, el diseñador jefe de la División de Armas Guiadas de la Corporación Aeronáutica Británica (BAC). Las naves alienígenas habían sido fabricadas por estudiantes de la Escuela Técnica de Farnborough, y el MoD consideró el montaje una «broma de mal gusto, obviamente, muy exitosa».
La documentación hecha pública hoy por el Gobierno de Reino Unido revela, además, que se han perdido documentos oficiales de llamado caso del bosque Rendlesham, ocurrido a finales de diciembre de 1980 y considerado el Roswell inglés.

2 comentarios

  1. Una cosa interesante, al menos para él:
    Media Luna en cielo despejado. De camino a la parte alta de la ciudad, yendo a pie, le llama la atención un punto grueso brillante en el cielo, del tamaño de Marte si no mayor, que no obstante no puede ser Marte (planeta que ignora si en aquel momento aparece visible), se dice a sí mismo, por emitir una luz a su juicio demasiado irregular, compuesta de pálpitos arbitrarios, de inciertos colores (según le parece). Dobla la manzana y lo deja de ver. Al tenerlo de nuevo a la vista, cosa de medio minuto después, observa que ha surgido un segundo punto de luz, éste de tamaño menor, concretamente a su izquierda, que se aparta del primero a velocidad constante, claramente apreciable; esto es, que reconstruyendo su trayectoria cabe pensar que ha salido del objeto luminoso mayor, porque coincide; también es plausible según su estimación temporal.
    Ha dormido mal. A mediodía ha pensado que tal vez se tratara de aviones, uno detrás de otro, guardando entre sí la debida distancia, que por rara casualidad se hallaban en su visual principal, formando exacta línea recta con él, que los observaba; y aunque enseguida lo haya querido desestimar, basándose en que no carece de experiencia en la observación, cierto que sólo a simple vista, de aviones en el cielo nocturno, los cuales siempre han aparecido a sus ojos de modo muy distinto, reconoce que lo más probable es que se equivoque, que no sea muy competente para evaluar y descartar, admitiendo, además, que sus emociones puedan estar implicadas; si bien no alcanza a representárselas con claridad. Afirma no haber ingerido alcohol ni hallarse bajo la influencia de otros estimulantes, salvo cafeína y nicotina, de consumo habitual para él (lo tienen esclavizado). A continuación se ha preguntado si no pudo tratarse de alguna estación espacial tripulada o satélite de los que pululan por ahí que hubieran liberado a otro satélite menor que llevaran en su seno, conforme a plan previo trazado meticulosamente en Tierra. Acerca de esto no puede opinar pues lo ignora, aunque se figura que no sería muy difícil de averiguar; sin embargo no llevará indagaciones a cabo. La hipótesis de naves extraterrestres no la considera seriamente por sospechosa de delirante. Igualmente, esto es seguro (o mucho se equivoca), tampoco pudo tratarse de un fenómeno natural.
    Da fe de que lo que refiere tuvo lugar ayer, lunes 5 de septiembre, entre las 20:45 y las 21:00 h, en la ciudad capital de la ínsula de Ftv., provincia de LPGC. No siguió observando ‘el fenómeno’ ya que, muy a su pesar, tenía otros quehaceres. Y si lo menciona es tanto por saber que te interesan estas cuestiones, Luis Alfonso, como por si se diera el caso de que, no siendo él un perfecto iluso (por no decir un alucinado, un imbécil), el suceso haya espoleado la curiosidad de alguien más. Lo que no le consta; los diarios de hoy no lo mencionan.
    Sin otro particular, envía sus saludos electrónicos.

  2. Lo mas exacto que se acerca a los avistamientos proceden de tres sistemas galacticos especificos ,el sistema z ratiulim,el sitema Sirius con su estrella Arthur y las pleyades ,pero escepticamente si puede existir la posibilidad de amerizajes extraterrestres desde z raticulim e impactos de estas aereonaves dinamicas , cabe la posibilidad , parte del video subido en Terra.com ,acerca del »ovni Galicia» ,demuestran esta posibilidad .

Los comentarios están cerrados.