Visite ‘Ciudad K’, donde el 82% de los vecinos cree que los lectores de horóscopos son imbéciles

Ciudad K es, posiblemente, la serie de televisión más corrosiva rodada en España. Es una creación del guionista y director bilbaíno Jose A. Pérez, autor también de la magnífica bitácora Mi Mesa Cojea, y la emite La 2 desde hace tres semanas los lunes a las 21.30 horas. La acción transcurre en una urbe imaginaria cuyos habitantes son tan inteligentes que las jubiladas en la peluquería leen Cosmos y se angustian por la posiblidad de que estemos solos en el Universo, las feligresas debaten con el cura sobre las incongruencias de la Biblia y los agentes de tráfico aclaran cuál es, según Heidegger, la tarea fundamental de la filosofía. «Ciudad K es una serie surrealista, descaradamente minoritaria y orgullosamente rara. La grabación fue una especie de alucinación; costaba hacerse a la idea de que esos chistes sobre Karl Marx, Noam Chomsky, Friedrich Nietzsche, Kierkegaard o Kaurismäki eran realmente para televisión», contaba su creador antes del estreno.

Estamos, en mi opinión, ante un ejemplo de esa ficción inteligente que, además de divertir, pone en solfa verdades establecidas, incluidas las religiosas y esotéricas. «El 82% de nuestros ciudadanos cree que los lectores de horóscopos son imbéciles», sentencia la voz en off en la presentación del tercer episodio. En algunos sketches de esta serie de humor que no parece española, Pérez reduce el pensamiento mágico al absurdo al equiparar algunas de sus manifestaciones con otras cosas que dan risa a cualquiera, hasta a los crédulos de tomo y lomo. Da así vuelta al recurso usado desde los años 60 por los vendedores de misterios de mezclar ciencia y superstición para que, ante el público más ingenuo, la segunda se vea contagiada del crédito de la primera.

Si se los ha perdido, los episodios de Ciudad K emitidos hasta ahora pueden verse en la web de TVE.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.