No hay hombrecillos verdes en los archivos secretos británicos

Dibujo hecho por un testigo británico de una aparición ovni.El Ministerio de Defensa (MoD) de Reino Unido depositó ayer en los Archivos Nacionales ocho informes sobre ovnis, hasta ahora secretos, relativos a observaciones registradas entre 1978 y 1987. La documentación desclasificada podrá descargarse gratuitamente de la web del MoD hasta dentro de un mes -luego habrá que pagar- y es la primera de los 160 documentos, acerca de 8.000 avistamientos, que va a hacer públicos el Gobierno británico en los próximos cuatro años.

La lectura de las reacciones en la prensa demuestra lo que era previsible: los archivos secretos británicos, al igual que los de otros países -incluida España-, no ocultan ninguna prueba de visitas alienígenas, en contra de lo mantenido durante décadas por algunos ufólogos. «La gran mayoría de avistamientos puede explicarse fácilmente», indicaba en la BBC hace unas horas David Clarke, de la Universidad de Sheffield Hallam. «No hay extraterrestres en estos informes», ha escrito en The Times el ufólogo Nick Pope, quien entre 1991 y 1994 trabajó para el MoD como analista de la información sobre observaciones de ovnis por si éstos suponían algún riesgo para la seguridad nacional. «¿Por qué, desde que empezaron las investigaciones, el MoD ha gastado tiempo y dinero en los ovnis? La respuesta tiene más que ver con los rusos que con los marcianos», dice.

Hay en la información hecha pública ayer casos achacables a fraudes y alucinaciones, además de los consabidos planetas, estrellas, satélites… Y también hay entre un 5% y un 10% de sucesos inexplicados, según Clarke, algunos de ellos, posiblemente, por los escasos recursos destinados a investigarlos. La falta de interés se justificaba en el hecho de que a los responsables de Defensa sólo les interesaban los ovnis por si podían suponer una amenaza para el país y, a menos que existieran pruebas en ese sentido, no se hacía el trabajo adicional de intentar identificarlos. «Durante la guerra fría, la principal amenaza procedía del otro lado del Telón de Acero, no del espacio exterior», recuerda el autor del recomendable Phantoms of the sky (1990).

Cabe esperar que los conspiranoicos de turno, personajes que viven de explotar la credulidad ajena, digan ahora que todo es un montaje para ocultar la verdad, como ha pasado siempre que la realidad, tozuda ella, les ha desautorizado.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.