Experimentando lo paranormal entre bachilleres

Portada del número 34 de 'A Ciencia Cierta'.«Hay gente que admite que el ilusionista David Copperfield nunca ha hecho desaparecer la Estatua de la Libertad, aunque parezca que así ha sido, y cree, sin embargo, que Uri Geller dobla cucharas sólo con el poder de la mente. Si el mago estadounidense se dedicara a romper cuberterías, dirían que hay gato encerrado; pero como lo hace Geller…». Esta idea es el eje de mi primera contribución a esa magnifica iniciativa que es el programa Ciencia Viva, coordinado por Miguel Carreras Ezquerra y que desde 1990 acerca la ciencia y la tecnología a los alumnos de Bachillerato en Aragón. El 14 de febrero, y con la indispensable ayuda de mi sobrina Nerea, cerca de doscientos adolescentes experimentaron conmigo lo paranormal en el Instituto Miguel Catalán de Zaragoza. Lo mejor es que tanto mi ayudante, que no estaba al corriente de lo que iba a hacer, como el público se divirtieron. El ciclo Ciencias, creencias y supercherías, en el que se enmarcó mi intervención, ha sido abierto este curso por Miguel Ángel Sabadell y participarán en él hasta junio Teresa Giménez Barbat y Manuel Toharia. Ahora, acaba de ver la luz el número 34 de A Ciencia Cierta, que incluye una pequeña reflexión mía titulada ‘La ilusión de lo increíble’ y pueden bajarse gratis en formato PDF pinchando en la imagen. La portada de este boletín, que se distribuye entre escolares en Aragón, se ha dedicado en los últimos números a reflexionar sobre lo paranormal (Miguel Ángel Sabadell), el creacionismo (Eustoquio Molina), y la homeopatía y otras pseudomedicinas (Carlos Tellería).

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.