El enigma de la señal ‘Wow!’

La señal 'Wow!'.

Hay enigmas, de los de verdad, que siguen sin explicación décadas después de haber sido censados. Es el caso de la llamada señal Wow!, de la que me acordé ayer tras leer el título de la última anotación de Ciro Galante en Evadidos. ‘En una palabra, WoW’ trata de World of Warcraft, un juego de rol en red, pero a mí lo que me trajo a la cabeza ese título fue la búsqueda de señales de radio de civilizaciones extraterrestres. Me explico.
Se conoce como señal Wow! una detectada el 15 de agosto de 1977 por un radiotelescopio de la Universidad Estatal de Ohio, que quedó registrada en papel de impresora. Cuando Jerry Ehman, un profesor de la universidad que trabajaba en el proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), revisaba los registros de ese día descubrió una señal anormalmente intensa, la enmarcó con el bolígrafo y escribió al margen una sola palabra: «Wow!» (¡vaya!, según los diccionarios al uso). De ahí el nombre de la señal, que duró sólo 72 segundos, llegó a ser 30 veces más intensa que el ruido de fondo, no parecía de origen terrestre y no ha vuelto a captarse desde entonces.
Treinta años después de su descubrimiento, la famosa emisión de radio sigue siendo un enigma. El «Wow!» de Ehman sería equivalente al «¡Tierra!» de un marinero de La Pinta el 12 de octubre de 1492 si después Cristóbal Colón y los suyos no hubieran descubierto América y siguieran vagando por esos mares a la búsqueda de una costa en la que desembarcar.