La amenaza de los mitos, en ‘Pensar’

Portada del número 13 de la revista ‘Pensar’.“Les invito a unirse conmigo, a unirse con otros colegas, científicos, escritores y educadores. Únanse con los hombres y mujeres de la calle para que ellos sean jardineros de sus mentes y de la mente pública por medio de la razón y de la discusión. Decir la verdad aplicando la razón requiere valentía y también desafiar a los que repiten mitos por malicia o ignorancia. separados, somos voces solitarias gritando contra una avalancha de desinformación y misticismo. Pero juntos nuestras voces se pueden unir en un grito, en un clamor. Un clamor que espantará a aquéllos que abusan de nuestra fragilidad intelectual, estafadores televisivos con amplias sonrisas, tramposos gobernantes y pasquines horoscoperos, y a aquéllos que se engañan a sí mismos”, dice mi buen amigo el psicólogo estadounidense Benjamin Radford en su artículo ‘La importancia de la investigación y la amenaza de los mitos’, publicado en el último número de Pensar, la revista en español del Comité para la Investigación Escéptica (CSI).

Viene el decimotercer número de Pensar cargado de interesantes textos, gracias a la labor de Alejandro J. Borgo, su director, al que gusta que la revista sea lo más variada posible, como es lógico. Así, Jorge Alfonso Ramírez reflexiona acerca de la postura del actual Papa frente a la teoría de la evolución, un asunto del que seguro que volveremos a hablar aquí; el historiador José Luis Calvo, uno de los escépticos más cultos que conozco, comenta dos ejemplos de mentiras históricas que, a fuerza de repetirse, son aceptadas por casi todos nosotros; Diego Zúñiga, que acaba de alumbrar la bitácora de La Nave de los Locos, entrevista a Ronnie Johanson, autor de El libro marrón de Dios; y todo eso se completa con las habituales secciones de crítica de libros, noticias cortas y locales.

Radford atina cuando dice que, “cuando se permite que prospere la superstición, cuando el rumor tiene el mismo valor que la verdad, cuando la opinión sustituye a la evidencia, nos perjudicamos todos”. El análisis y la crítica de lo paranormal son fundamentales si queremos mantener encendida la vela de la razón y animar a la gente a pensar por sí misma, sin echarse en brazos de predicadores religiosos y políticos. Es lo que pensaban famosos divulgadores ya fallecidos como Isaac Asimov y Carl Sagan, miembros activos del CSI -se llamaba entonces CSICOP- hasta su muerte. Es lo que piensan ahora pensadores como Richard Dawkins, John Allen Paulos y Steven Pinker, también integrantes de ese club racionalista.

Porque juntos podemos ser más fuertes, les animo a unirse a proyectos como la publicación en español del CSI, la única revista en su género de ámbito iberoamericano, y al Círculo Escéptico, asociación española que trabaja en coordinación con el CSI, y con otras entidades del mundo hispanohablante y del resto de Europa. No importa dónde vivan ni cuáles sean sus medios económicos ni conocimientos (nadie ha nacido aprendido). Seguro que pueden poner su granito de arena a la hora de sacar el racionalismo a la calle como hemos hecho en Bilbao con la celebración de los dos actos de divulgación del pensamiento crítico más importantes que se han celebrado en España en el último año, la jornada Misterios, a la luz de la ciencia y el Día de Darwin 2007, de los que ahora pueden disfrutar en vídeo por cortesía de la Universidad del País Vasco.

Pensar es una revista trimestral del CSI, tiene 28 páginas y cuesta 12 dólares por un año y 20 por dos para Iberoamérica, y 15,5 dólares por un año y 26,5 por dos para Europa, EE UU y Canadá. Pueden suscribirse a la revista directamente a través de Internet o del correo convencional, usando en el primero de los casos la tarjeta de crédito y en el segundo, además, el giro postal. Los residentes en España pueden hacerlo ahora en euros a través de PayPal en la web del Círculo Escéptico y también mediante un ingreso bancario previa consulta. Los números atrasados pueden conseguirse por los mismos medios.