Nostradamus, impresionado por Vizcaya

Los anuncios de promoción turística suelen ser un derroche de lugares comunes: vistas áereas, cuerpos tostándose al sol, delicias gastronómicas… La originalidad brilla por su ausencia. Por eso me ha gustado el de Vizcaya de este año, ambientado en una tormentosa noche de 1550 en un ambiente muy propio de esta bitácora. Su protagonista es nada menos que Nostradamus, el vidente francés que no vio nada, al que se atribuyen tantas tonterías y al que un periódico madrileño achacó, en su primera página del 13 de septiembre de 2001, la predicción del ataque terrorista contra las Torres Gemelas, cuando en realidad la cuarteta que presentaba era falsa. Idem Producciones ha aprovechado la universalidad del personaje para darle una vuelta a la campaña de promoción turística de la Diputación de Vizcaya, institución que nos ha enviado el anuncio para que lo vean en el universo digital. ¡Ah!, si lo que quieren es saber toda la verdad sobre el famoso vidente, desempolven su inglés y leánse The mask of Nostradamus, del ilusionista James Randi. Mientras tanto, disfruten con Vizcaya. La revelación.