Cienciología

La Cienciología, en Hala Bedi Irratia

Koldo Alzola y yo hablamos el jueves pasado en Suelta la olla, en Hala Bedi Irratia, de la Cienciología y L. Ron Hubbard, en la sexta entrega del curso 2012-2013 de Gámez over, intervenciones que también emiten Tas Tas-Bilbao, Eguzki-Pamplona, Uhinak (Ayala), Txapa (Bergara), Eztanda (Sakana), Arraio (Zarautz), Zintzilik (Orereta), Itxungi (Arrasate) y Kkinzona (Urretxu-Zumarraga).

‘The Sun’ pide disculpas a “cualesquiera formas de vida extraterrestres” por vincularlas a la Cienciología

La disculpa de 'The Sun' a los alienígenas.Después de recibir una carta de los abogados de la Cienciología, la secta creada por el menos que mediocre escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard, el diario británico The Sun se ha visto obligado a publicar hoy una disculpa, que traduzco a continuación:

Extraterrestres: una disculpa

El sábado, en un artículo titulado “Platillos volantes sobre el cuartel general británico de Cienciología”, dijimos que “dos discos plateados planos” fueron vistos “sobre el cuartel general de la Iglesia de la Cienciología”.

A raíz de una carta de los abogados de la Iglesia, pedimos disculpas a cualesquiera formas de vida extraterrestres por vincularlas a los cienciólogos.

“Es la fe de erratas más cachonda de la historia”, ha escrito Ramón Salaverría, profesor de periodismo en la Universidad de Navarra, en Twitter, red social en la que ha destapado la humorada Sophy Ridge, corresponsal política de Sky News.

The Sun informó el sábado de que,en la mañana del 30 de diciembre, las tripulaciones de tres aviones de pasajeron habían visto un total de seis ovnis -dos cada una- sobre la vertical de la sede británica de la Cienciología, una mansión georgiana de Sussex que anteriormente perteneció al marajá de Jaipur. Los objetos fueron captados por los radares de control de tráfico aéreo antes de desaparecer repentinamente. “Curiosamente, se vieron un día después de que los cienciólogos -uno de cuyos seguidores famosos es Tom Cruise- grabaron un mensaje para los alienígenas en las colinas de Nuevo México (Estados Unidos)“, escribió Paul Sims, cuyo artículo, llevaba el antetítulo de “Encuentro cercano del tipo absurdo”.

Ciertamente, demuestra muy poco respeto por cualquier ser inteligente vincularle a la cienciología.

Cienciología se disfraza de atea y racionalista para captar adeptos a través de MTV España

Cienciología ha optado por disfrazarse de atea y racionalista para captar adeptos. Un anuncio que se ve desde hace semanas en MTV España, y que se estrenó en Estados Unidos durante un descanso de la Super Bowl el 3 de febrero, presenta la secta creada por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard como una alternativa “para los curiosos, para los que hacen preguntas, para los buscadores del conocimiento”. “Eres poderoso más allá de toda medida, y lo que te da energía no es la magia o el misticismo, sino el conocimiento”, sentencia el spot, dirigido a “los rebeldes, los artistas, los librepensadores y los innovadores”. El chirrido se produce al final, justo antes de revelarse que quien está detrás del anuncio es la Cienciología. “Porque, en el eterno debate de las respuestas, lo único que es verdad es lo que es verdad para ti”, se dice justo antes de que aparezca el logo de la secta.

Ese “lo que es verdad para ti” deja claro que todo lo dicho hasta ese momento -un mensaje que suscribiríamos la mayoría de los ateos, escépticos y librepensadores- es mentira, pero es posible que mucha gente no repare en ello. Lo que pretende el emisor no es que renuncies a “la magia o el misticismo” en general, sino a los de otros credos para creer en los suyos. Si no, el futuro adepto no podría abrazar uno de los principios fundamentales de la Cienciología, que, hace 75 millones de años, el dictador galáctico Xenu trajo a la Tierra a miles de millones de personas, las puso alrededor de volcanes, las exterminó con bombas de hidrógeno y las almas de aquellos muertos todavía crean el caos en el mundo actual.

Hay una versión atea pirata de este anuncio en la que la voz en off se ha alterado, concluye diciendo que, “en el eterno debate de las respuestas, lo único que es verdad es el poder de la lógica”, y se sobreimpresiona después: “Nosotros vamos un dios más allá. Ateísmo”. Ésta fue la primera que vi, a raíz de un mensaje de un usuario de Twitter entusiasmado con lo que creía una campaña de publicidad de los ateos estadounidenses. Me mosqueó el cambio de voz de la frase final y, buscando, buscando, di con el anuncio original de la secta de Hubbard. Ahora, en España, en sus pantallas gracias a la MTV. Incluyo aquí el original estadounidense subtitulado por mí.

John Travolta será el próximo famoso en abandonar la Cienciología, según una casa de apuestas irlandesa

John Travolta, en 'Campo de batalla: la Tierra'.¿Será John Travolta el próximo famoso en abandonar la Iglesia de la Cienciología? Eso creen los jugadores de la casa de apuestas irlandesa Paddy Power, donde en estos momentos las apuestas están 9 a 4 en el caso de la estrella de ese engendro titulado Campo de batalla: la Tierra (2000). El segundo candidato a huir de la secta es Katie Holmes (3/1), la esposa de Tom cruise (50/1), a quien se considera el menos proclive a dejar el credo; el tercer lugar lo ocupa Lisa Marie Presley (4/1) y el quinto su madre, Priscilla Presley (8/1).

La apuesta sobre cuál será el primer famoso en renegar de esta creencia acabará con el año y tiene su origen en la salida del grupo del director de cine Paul Haggis, cienciólogo desde hace 35 años, por el apoyo de una rama de la secta a la prohibición de los matrimonios gays. “La negativa de la Iglesia a denunciar las acciones de estos intolerantes [por sus ex compañeros], hipócritas y homófobos es cobarde. No puedo decirlo de otra manera. El silencio es consentimiento”, escribió en su carta de despedida. La Cienciología fue creada en 1950 por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard, a quien sus seguidores adoran como si fuera un gran sabio, pero que en realidad compró su doctorado universitario y se inventó una religión para ganarse la vida a costa de los más ingenuos.

Usando a Einstein para difundir las patrañas de la cienciología

Cienciólogo vasco, repartiendo propaganda en Bilbao disfrazado de Einstein. Foto: César Higuero.Unos amigos nos topamos el sábado en la Gran Vía bilbaína con un cienciólogo disfrazado de Albert Einstein. Repartía el papelillo que ven aquí, según el cual el físico habría dicho que “sólo utilizamos el 10% de nuestra potencia mental”. La solución a tanta cortedad se leía justo debajo de esa afirmación: “En el libro Dianética, L. Ronald Hubbard le enseña a utilizar el 90% restante (del cerebro)”. El pobre hombre con careta -bastante cutre, por cierto- de Einstein me pareció la viva demostración de la falsa afirmación atribuida al científico. “Estoy de acuerdo, algunos sólo usan el 10% del cerebro”, le comenté irónicamente. No lo pilló, claro. Si no, no sería cienciólogo. Y me ofreció que leyera la obra de su gurú, lo que amablemente rechacé.

No tengo nada contra los cienciólogos por el hecho de que crean un montón de cosas disparatadas. A fin de cuentas, es lo mismo que hacen los creyentes de cualquier otra religión. Lo que me molesta no son los cuentos chinos de mesías alienigenas y demás, sino que tergiversen la realidad. El mito del 10% del cerebro es sólo eso, un mito. ¿Conoce a alguien que tenga un cerebro de 130 gramos, del tamaño del de una oveja? ¿Sabe de alguien a quien hayan extirpado el 90% de ese órgano y lleve una vida normal? ¿Ha oído a algún médico decir a un paciente cosas esperanzadoras como: “Ha tenido suerte, el tumor es inoperable y mortal, pero está en la parte del cerebro que no usamos”? No, no y no. Porque usamos todo el cerebro, pero no todo a la vez, como tampoco usamos todos los músculos al mismo tiempo.

Publicidad de la cienciología que usa la figura de Einstein.Hubbard era un tipo de tan limitadas aptitudes que tuvo que comprar su doctorado universitario, pero fue lo suficientemente astuto como para sacarse una religión de la manga para dejar de trabajar y aprovecharse de los todavía menos capacitados intelectualmente que él. Como recordaba Carl Sagan en su libro Cerebro de Broca (1979), parece ser que Hubbard inventó su credo “en una sola noche tras una apuesta según la cual tenía que hacer lo mismo que Freud, inventarse una religión y ganarse la vida con ella”. La cienciología y los cienciólogos confirman así que Einstein estaba en lo cierto cuando sentenció: “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro”. Esta frase, que sí dijo el físico, debería sustituir a la del 10% mental en la publicidad de cienciología: iría como anillo al dedo a sus logros.