Los alunizajes, la evolución y el cambio climático son reales, amigos republicanos

Hay políticos que viven en una realidad alternativa. Aquí no nos faltan. Los tenemos de todos los colores. Pero, en Estados Unidos, la visión más loca y conspiranoica se concentra en el partido republicano. Por eso, tras la reelección de Barack Obama, la periodista Rachel Maddow animó el miércoles en su programa de la MSNBC a los miembros de esa formación a volver al mundo real, en el que, entre otras cosas, el presidente nació en Hawai –el multimillonario Donald Trump lleva un año alimentando el bulo de que no es estadounidense de nacimiento– y Saddam Hussein no tenías las armas de destrucción masiva por las que George W. Bush lanzó la invasión de Irak.
Me encanta cuando Maddow dice: «Y el cambio climático es real. Y realmente la violación a veces puede derivar en embarazo. Y la evolución es una cosa. (…) Y el alunizaje fue real». Me he acordado automáticamente de algunos de nuestros genios de la política y el periodismo, ésos que creen que el alma se muda de cuerpo con los órganos trasplantados, se encomiendan a una Virgen para salir de la crisis, abogan por los remedios naturales para ahorrar en la factura farmacéutica y se suman unánimemente a la histeria electromagnética. ¿No creen que ha llegado el momento de que aquí también algún comunicador diga obviedades como las que dice Maddow sin dejarse influir por la ideología del autor de la bobada y ponga en ridículo a quienes no merecen otra cosa?
He sabido del discurso de la conductora de The Rachel Maddow show a través de The New Civil Rights Movement y aquí les dejo el fragmento más llamativo: