‘Paranormal activity’ y ‘Fourth kind’: ¿películas basadas en hechos reales?

Paranormal activity (Actividad paranormal) es la película más terrorífica del momento y, encima, hay gente que dice que está basada en hechos reales. Por si eso fuera poco, algunos aseguran que, cuando la vio en su casa, Steven Spielberg sintió tanto miedo que devolvió inmediatamente el DVD en una bolsa de basura porque creía que estaba maldito. ¿Será para tanto? Quienes quieran podrán comprobarlo en los cines españoles a partir del 27 de noviembre, cuando se estrenará esta película que costó 15.000 dólares y ha recaudado ya casi 100 millones.
Dirigida por Oren Peli, Paranormal activity cuenta la historia de una pareja que, tras mudarse a un barrio residencial, empieza a notar cosas extrañas por la noche. El hombre se obsesiona con el fenómeno, compra una cámara de vídeo y la coloca a los pies de la cama para grabar lo que ocurre mientras duermen. La pareja descubre así que comparte su nuevo hogar con una presencia. Que la película tenga la apariencia de un vídeo doméstico ha llevado a mucha gente a preguntarse si lo que pasa en la pantalla es real, lo que ha venido de perlas a la distribuidora, que no sostiene que la cinta esté basada en hechos reales.
El dossier de prensa español deja claro que se trata de una película normal y corriente con su guión y sus actores. Al director se le ocurrió la idea cuando, tras irse a vivir con su novia a una casa a las afueras de San Diego, fue consciente de que en un barrio residencial «se oye hasta el ruido más pequeño, especialmente por la noche». «Cuando oyes crujidos, golpes y cosas así, te preguntas qué está pasando. Estoy seguro de que la mayoría de esos ruidos estaban originados por el asentamiento de la casa, pero de vez oías cosas raras cuyo origen no podías precisar», declaraba Peli hace poco en una entrevista.
Los ruidos nocturnos pasaron a formar parte de la vida de la pareja, aunque él no cree que tuvieran ningún origen misterioso. Y llevaron a Peli a preguntarse qué pasaría si alguien en su situación pusiera en casa una cámara a funcionar por la noche para ver lo que ocurría y pasaba algo terrorífico. Así que se planteó rodar una versión casera de El proyecto de la bruja de Blair. Para ello, remodeló la vivienda, eligió a los actores y rodó la película en sólo una semana. Él todavía vive en la misma casa y dice que nunca ha pasado en ella nada parecido a lo que ocurre en la película. Así que está claro: Paranormal activity es una película de terror presentada como si fueran fragmentos de una grabación casera en una casa encantada, pero no está basada en hechos reales. Y no importa lo que diga la gente en las redes sociales, medio que han usado el director y sus socios para suscitar expectación en torno a la cinta, que los aficionados al terror pidan que se proyecte en sus ciudades y que se extienda el rumor de que está basada en una historia real.
Abducidos
Diferente es el caso de The fourth kind (El cuarto tipo), película protagonizada por Milla Jovovich que se presenta como una dramatización de hechos reales. «Es un thriller basado en un misterio real sin resolver en Alaska, donde un pueblo ha sido testigo de un extraordinario número de desapariciones durante los últimos 40 años y hay acusaciones de un encubrimiento gubernamental». La propia protagonista aparece en pantalla diciendo: «Soy la actriz Mila Jovovich e interpreto a la doctora Abigail Tyler. Esta película es una dramatización de hechos que ocurrieron en octubre de 2000. Cada escena está basada en imágenes de archivo. Algunas cosas de las cuales van a ver son muy turbadoras».
La tal Abigail Tyler sería una psicóloga de la Universidad de Chapman que habría documentado un gran número de abducciones alienígenas ocurridas desde 1960 en la localidad de Nome. Es ir un paso más allá que de Steven Spielberg en Encuentros en la tercera fase (1977), que hacía referencia en su título al contacto cara a cara con extraterrestres, el entonces considerado tipo más impactante de vivencia ovni en la clasificación hecha por el ufólogo Joseph Allen Hynek. La productora de The Fourth Kind, Universal Pictures, ha optado por engañar al público para atraerlo a las salas a ver una de abducciones basada en hechos tan reales como los de El exorcista (1973) y The mothman prophecies (Las profecías del hombre polilla. 2003). Porque ni ha habido un gran número de desapariciones achacables a secuestros extraterrestres en ningún sitio ni existen la doctora Tyler y las filmaciones de archivo de las cuales habla Jovovich.