Graban a una estatua ofrenda a Osiris moviéndose en una vitrina cerrada en el Museo de Manchester

Los responsables del Museo de Manchesterhan grabado cómo una figura egipcia expuesta en una vitrina cerrada se mueve lentamente durante el día sin que nadie la toque. La estatua es una ofrenda a Osiris, el dios egipcio del Más allá, mide 25 centímetros de altura y data de 1800 antes de Cristo. Hace un mes, los técnicos del museo se dieron cuenta de que cambiaba de posición de la mañana a la noche. Instalaron dentro de la vitrina una cámara y grabaron cómo gira, poco a poco, durante el día y se queda quieta por la noche.
La explicación científica -dada por el físico Brian Cox, entre otros- es que las vibraciones causadas por el paso de los visitantes hacen que la estatua se mueva. Sin embargo, el egiptólogo y conservador del museo Campbell Price y la técnica entrevistada por la BBC en el vídeo que pueden ver aquí abajo piensan que es cosa de los antiguos egipcios. Aducen a favor de su credulidad que la figura está en esa vitrina desde hace años, y el fenómeno es reciente. ¿No será más lógico pensar que algo ha cambiado en las condiciones de la sala o de la vitrina? ¿Cómo puede creer alguien culto que algo ha despertado al espíritu de una momia?