Engañarnos es muy fácil

Carl Sagan temía que sus nietos vivieran en un Estados Unidos cuyos ciudadanos carecieran de «la capacidad de establecer sus prioridades o de cuestionar con conocimiento a los que ejercen la autoridad». «Con las facultades críticas en declive, incapaces de discernir entre lo que nos hace sentir bien y lo que es cierto, nos iremos […]