Google financia a los ‘negacionistas’ del cambio climático… y Facebook también

Google.Google financia con decenas de miles de dólares a individuos y organizaciones que niegan el cambio climático y rechazan el peligro de la creciente concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, que supera ya las 400 partes por millón, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA). La multinacional fue en junio, con 50.000 dólares, el principal donante individual en un acto de una organización que niega el origen antropogénico del calentamiento global y acogerá mañana, en sus oficinas de Washington, un almuerzo de recogida de fondos para un senador republicano adalid del negacionismo.
«Estamos consternados y profundamente decepcionados por la asociación de Google con los llamados escépticos del clima. Google declara que su misión es «organizar la información del mundo», pero, al financiar a aquéllos que lideran la negación de las pruebas científicas, Google sólo está sirviendo como altavoz para la desinformación», ha dicho Michael De Dora, director de la Oficina de Políticas Públicas del Centro para la Investigación (CfI), que ha emitido una nota informativa sobre el respaldo a la anticiencia por parte de la compañía con sede en Mountain View (California).
El Instituto de la Empresa Competitiva (CEI), think tank vinculado a la petrolera Exxon-Mobil Corp, recibió el 20 de junio, con motivo de su cena anual de captación de fondos, 50.000 dólares de Google y 25.000 de Facebook, entre otras generosas empresas. La multinacional del buscador fue la principal donante individual de esta entidad negacionista, a la cual el conjunto del sector energético dio 100.000 dólares, según The Washington Post. «Ellos lo llaman contaminación; nosotros lo llamamos vida», dice el narrador de los anuncios de televisión del CEI a favor de las emisiones de CO2. De la misma opinión es el senador republicano James Inhofe, para quien, cuanto más CO2 haya en la atmósfera, mejor será para el medio ambiente. Y Google cederá mañana a Inhofe su sede de Washington para un almuerzo de captación de fondos.
Como dice De Dora, sea lo que sea lo que pretende Google con su apoyo a los mal llamados escépticos del clima, «está realizando un acto malévolo, ayudando a aquéllos que se dedican a engañar al público sobre asuntos en los que existe consenso científico. Quizá no haya entidad en el planeta con más influencia sobre lo que puede ser visto y leído en Internet que Google, y las organizaciones que elige apoyar deberían ser motivo de preocupación para todos nosotros». A estas alturas del siglo XXI, todas las pruebas científicas apuntan a que el calentamiento global es un hecho y su origen, la actividad humana. Al respaldar a los negacionistas del clima, Google actúa tan irresponsablemente como si apoyara a quienes sostienen que el VIH no es la causa del sida.
Les dejo con el capítulo de la serie Escépticos de ETB dedicado al cambio climático:

Google celebra el natalicio de H.G. Wells con platillos volantes, pero no en España ni en Reino Unido

Micheal Lopez explica en el Blog Oficial de Google que la serie de doodles con platillos volantes que comenzó el 5 de septiembre en la página del buscador con la abducción de la o y continuó el martes pasado con otro ovni escribiendo Google en un campo de cereal tenía por objeto celebrar el 143 aniversario del nacimiento de Herbert George Wells (1866-1946), como queda claro en el doodle de hoy. El segundo día, los responsables de Google publicaron en Twitter «las coordenadas de latitud y longitud de Horsell Commons, el lugar del primer aterrizaje extraterrestre en el clásico de H.G. Wells de 1898 La guerra de los mundos«. Esa pista llevó a algunos internautas a dar con la explicación al misterio anticipadamente, mientras Google callaba y las especulaciones aumentaban. «La inspiración para la innovación en tecnología y diseño puede venir de muchos lugares; hemos querido homenajear a H.G. Wells como un autor que promovió la reflexión fantástica acerca de lo que es posible en este planeta y más allá. Y tal vez pasar un buen rato mientras lo hacíamos», dice Lopez.
Google Not For Spain.En la página española del buscador, la publicación del último doodle se ha visto acompañada esta pasada noche de un nuevo enigma. Not for Spain se leía minutos después de la una de la madrugada cuando uno pasaba el ratón sobre la imagen de los trípodes marcianos atacando una población, mientras que en las versiones alemana, italiana y rusa se leía que era el aniversario del nacimiento del escritor. Un internauta ha especulado con que se trataba de un castigo a los expertos españoles en posicionamiento de webs en buscadores -los SEO, en la jerga de Internet- por manipular los resultados de la busqueda a la que se accede pinchando en logos conmemorativos como el de hoy. Sin embargo, desde Google han negado tal extremo. «Ha sido un error humano, ese doodle no debería haber aparecido en España. Algunos doodles que se hacen son de carácter mundial y otros únicamente local. En este caso nuestros ingenieros se han confundido publicándolo en nuestra página. No obstante, el problema ya está resuelto», me ha asegurado un portavoz de la compañía poco después de que el logo corporativo sustituyera al de la invasión marciana a primera hora de la mañana. La misma fuente ha eludido pronunciarse sobre si tenían previsto colgar a lo largo de la jornada un doodle en homenaje a la selección nacional de baloncesto. Si no es así, no entiendo la razón de Google en España para ignorar el natalicio de un escritor como H.G. Wells. Sorprendentemente, el doodle de La guerra de los mundos tampoco se ha incluido de momento en la página del buscador en Reino Unido, donde también pasan del natalicio del literato inglés.
Les dejo aquí los tres logos conmemorativos:

Google celebra el natalicio de H.G. Wells con platillos volantes.
Google celebra el natalicio de H.G. Wells con platillos volantes.
Google celebra el natalicio de H.G. Wells con platillos volantes.