El descubrimiento de América y las mentiras de la Iglesia sobre Bernat Soria, en Punto Radio Bilbao

Almudena Cacho y yo hablamos el 11 de julio en Protagonistas Bizkaia, en Punto Radio Bilbao, de quién descubrió América y de las mentiras de la Conferencia Episcopal sobre Bernat Soria, en la decimoséptima entrega del espacio que la emisora de Vocento dedica semanalmente al escepticismo.

Los obispos recurren a la mentira para atacar a Bernat Soria

Juan Antonio martínez Camino. Foto: Efe.La Iglesia española está que se sale en su afán de entrometerse en la vida civil. El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, se ha descolgado hoy con una de esas declaraciones digna de una antología del disparate si no estuviera hecha desde la fe, desde la mala fe. Cuando le he escuchado por la tele, no me lo podía creer. Dudo de que un científico sea el profesional más adecuado para gestionar un departamento gubernamental, aunque sea Bernat Soria y el ministerio el de Sanidad y Consumo, y dudo de la oportunidad de una elección presidencial que parece más bien dictada por la visión en el horizonte de las elecciones generales. Pero sé lo que piensan sus colegas del trabajo del investigador valenciano y no es lo que predica Martínez Camino.
El portavoz de la jerarquía eclesiástica española sostiene, según he comprobado después en el correspondiente teletipo de Efe, que las posiciones de Soria «no son compartidas por el mundo de la ciencia». ¡Mentira!Las posiciones científicas polémicas -para la Iglesia- del actual ministro de Sanidad son las que se refieren a la experimentación con células madre embrionarias y, ahí, el consenso científico es casi total: hay que usarlas para investigar con ellas. El consenso no es total porque algunos científicos católicos -una minoría ultraconservadora- se oponen a esa práctica por razones exclusivamente religiosas. Martínez Camino no ha dicho la verdad. Y para añadir más confusión al guiso ha sentenciado: «La ciencia sin conciencia no es ciencia». ¿Y quién dice que la única conciencia válida es la regida por los principios dictados desde el Vaticano?
Ya está bien de mentir y confundir a la ciudadanía. Soria es un científico de prestigio que no tiene pelos en la lengua y eso puede molestar a algunos, pero su posición respecto a la investigación con embriones es compartida por la mayoría de la comunidad científica y por gran parte de sus conciudadanos, por gente cristiana y gente con otros principios éticos diferentes, que los hay y los ha habido siempre. ¿O es que carecen de ética todos los seres humanos que vivieron antes de la creación de la religión cristiana y los que profesan hoy otras creencias o ninguna?