Artes marciales

Desenmascaran en Barcelona a un maestro en Fuerza Vacía (EFO), el uso del poder del Qi en autodefensa

Jukka Lampila es un presunto maestro de artes marciales finlandés que asegura ser capaz de tumbar a un oponente sin tocarle. Dice que usa lo que él, y otros, llaman la Fuerza Vacía (EFO), la capacidad de neutralizar cualquier ataque mediante gestos como los que haría un jedi. “Esta extraordinaria técnica aprovecha el poder del Qi, la energía vital del cuerpo, para permitir a los maestros en este arte defenderse de oponentes sin establecer contacto físico”, explica Paul Dong en su libro Empty force: the ultimate martial art (1996). En los vídeos publicitarios de los expertos en esta técnica, sus atacantes son derribados como por arte de magia cuando van a golpear al gurú.

Anuncio en Facebookm del seminario de Fuerza Vacía de Barcelona.El pasado fin de semana, Lampila visitó Barcelona para impartir un seminario de Fuerza Vacía en el Gimnasio Francás, y allí se plantó un grupo de escépticos el viernes para asistir a una demostración gratuita. El compromiso era que, “si Jukka te tiraba con su EFO, tú te comprometías a pagar los 90 euros del curso y a ir al día siguiente, aceptando la verdad de EFO”, me ha explicado uno de los asistentes. Como preámbulo, el finlandés exhibió sus poderes combatiendo con el instructor que había organizado el acto, al que con su poder jedi  tiró al suelo y dejó paralizado sobre el tatami. Después, varios jóvenes escépticos, se enfrentaron al maestro. Como era de prever, la Fuerza Vacía no funcionó, y el caradura tuvo que repeler los ataques como un humano vulgar y corriente. Es decir, con las manos. Por último, salió al tatami un escéptico sin experiencia en artes marciales, pero que sabe golpear un saco, y el maestro Lampila se negó a enfrentarse a él, supongo que por miedo a llevarse un buen guantazo.

Si para que algo funcione tienes que creer en ello, es que en realidad no funciona. La mayor parte de las veces, no hace falta recurrir a explicaciones científicas ni nada parecido para dejar en evidencia a los charlatanes, sino que basta con la simple práctica: en este caso, con ponerte delante del gurú nórdico y pedirle que te tumbe con sus superpoderes sin tocarte. Ahora que lo pienso, vaya papelón el del instructor cómplice, un demostrado maestro… en caerse por los suelos.

Les dejo con el vídeo del desenmascaramiento del maestro en Fuerza Vacía finlandés, una magnífico trabajo de unos jóvenes escépticos: