Varillas de zahorí, en la tienda de CosmoCaixa Barcelona

Varillas de zahorí, a la venta en la tienda de CosmoCaixa Barcelona. Foto: David Deza.Si usted quiere comprarse unas varillas mágicas para detectar agua subterránea, puede hacerlo en la tienda de CosmoCaixa Barcelona, como ha descubierto el informático David Deza. «No he visto nada más en las actividades ni en el museo que tenga que ver con semejante barbaridad, pero que en una misma tienda vendan libros de Richard Dawkins y un kit para encontrar agua me ha hecho daño a la vista», me explicaba hace unas horas. Las tiendas de los museos de ciencia suelen ser concesiones, pero eso no justifica el descontrol que demuestra que en la de ese centro de la Caixa se dé pábulo a una superchería como la rabdomancia. Aquí les dejo, como prueba del despropósito, la foto que ha hecho Deza de las varillas para buscar agua de Astro Magic. Se presentan como «un instrumento que ya empleaban desde tiempos remotos los zahorís para detectar corrientes de agua subterráneas. En radiestesia se emplean para detectar energías campos magnéticos y cargas iónicas». Charlatanería pura y dura en un museo de la ciencia.

12 comentarios

  1. Acabo de enviar un correo mediante el formulario de contacto a CoscomoCaixa, animo y haced mas lo mismo, cuando vean el desprestigio que supone para un museo de ciencia vender algo así seguramente lo retirarán …

  2. jcastizo, excelente idea, yo ya he dejado mi queja en el formulario de atención al cliente del centro.

  3. Hola Luis Alfonso. Concuerdo contigo en este tema. Hace tiempo hice una investigación sobre el tema de los zahoríes y temas relaccionados y llegué a la misma conclusión que tú. Recientemente he hecho una investigación sobre el HUNDIMIENTO DEL TITANIC. ¿Tu crees que fue un ACCIDENTE O un ATENTADO? He creado un video que puse en mi página y me gustaria que me digas tu opinión de este tema del que se habla poco:
    http://razonhable.blogspot.com/2012/01/hundimiento-del-titanic-atentado-o.html

  4. De acuerdo, tienen un texto tontorrón, pero no tiremos al niño con el agua del barreño.
    He pasado bastantes veces por CosmoCaixa Barcelona y la verdad es que la selección de libros que tienen en cuanto a calidad-divulgación, es de las mejores que nos podemos encontrar con respecto a cualquier otra librería.
    En cuanto a juguetes y demás abalorios, también se podría considerar más que digna.
    En suma, la tienda y sus contenidos me parecen excelentes. Que se les cuele un gazapo, bien por indicarlo, pero a ver si nos va a llevar a ponerle un punto negativo a un museo que es excelente es sus contenidos, muchos interactivos y en sus precios ridículos que llegan a la gratuidad en muchos días.
    En suma, un museo excelente, accesible y en el que pasar un buen día, tanto pequeños como mayores…y sí, que le quiten el «zanahorionismo» ese.

  5. Existen cientos de experiencias científicas que corroboran la validez de este métdoo para hallar agua, dado el intercambio entre las moléculas de la misma con el vector energético que se genera desde el vértice de la varilla alimentado por la energía corporal del ser humano. Los únicos charlatanes son ustedes.

  6. Importante:
    A raiz de este post escribí a CosmoCaixa y ayer recibí una amable respuesta, comunicándome que las varillas han sido retiradas de la tienda. Que su intención no era vender superstición y que lamentan que se haya interpretado de esta manera, uno entre + 5.000 artículos. Reafirman su compromiso de ser una tienda dedicada de prestigio.

  7. A #jCampo, Totalmente de acuerdo contigo, el museo es excelente, la tienda me sorprendió mucho por el nivel de los libros que había, pero precisamente por eso mismo me llamó tanto la atención que pudieran vender algo así.
    Evidentemente un error así no es motivo para criticar el resto del museo, pero me gusta mucho más ahora si como dice #Faraday la dirección ha decidido retirar el juguete de la tienda.
    Reconocer los errores y rectificar es tan importante como no cometerlos.
    Un saludo,

  8. Probablemente unas varillas de radiestesia no tengan su espacio ideal en el museo Cosmocaixa, pero es evidente que el señor Luis Alfonso Gámez es simplemente un ignorante.
    Utiliza el termino rabdomancia que es el que recibía esta técnica en tiempos de la inquisición que son por lo que se ve, en los que su estrecha mente esta aún anclada, barbaridad, charlataneria y supercheria son adjetivos que utiliza para designar algo que esta mas que demostrado que funciona. Serà que hay que escribir cualquier cosa para que le lean a uno.
    ¿Porque la gente pierde el tiempo en destruir i no en sumar y ser constructivos? que daño le habran hecho a este señor los zahories para que se meta con ellos?
    Menos mal que ya hace años que no queman a nadie por estas cosas.
    Miseria de periodismo

Los comentarios están cerrados.