La NASA da por perdidas las grabaciones originales del primer alunizaje

Las cintas originales del primer alunizaje no existen. Es la conclusión a la que ha llegado la NASA después de tres años de búsqueda. Las imágenes de la llegada del hombre a la Luna no pudieron en 1969 emitirse directamente por incompatibilidad técnica y las que todos hemos visto siempre fueron el resultado de proyectarlas sobre una gran pantalla en Houston y que una cámara de televisión las captara para transmitirlas al mundo. Los originales quedaron, sin embargo, grabados en cintas cuya digitalización se quiso poner en marcha hace tres años y entonces saltaron las alarmas: los vídeos no aparecían por ningún lado. «No creo que las cintas existan ya. Es difícil de aceptar, pero una cantidad abrumadora de pruebas nos llevan a pensar que ya no existen. Y hay que aceptar la realidad», ha declarado Stan Lebar, jefe del equipo de Westinghouse que diseñó la cámara que tomó las imágenes en el Mar de la Tranquilidad, según la Radio Públcia del Sur de California. «No creo que nadie en la NASA hiciera algo mal», ha puntualizado Richard Nafzger, ingeniero del Centro Goddard de Vuelos Espaciales, al presentar una nueva versión de las imágenes del alunizaje. La sospecha es que, en algún momento, los documentos históricos originales se borraron para reutilizar las cintas.

La NASA acaba de hacer públicos hoy varios vídeos restaurados de la misión Apollo 11, entre los que merecen especial atención el del histórico paso de Neil Armstrong y otro con los momentos más destacados del primer paseo lunar. Según Nafzger, responsable del proyecto, «el proceso de restauración está todavía en marcha y puede dar lugar a vídeos de todavía más calidad. El proyecto de restauración acabará en septiembre y pondrá a disposición del público, los historiadores y el Archivo Nacional vídeos en alta calidad de ese momento histórico». Las nuevas películas son obra de la compañía Lowry Digital, de Burbank (California), especializada en la recuperación de películas de Hollywood, que ha usado para su trabajo las mejroes grabacioens disponibles en el mundo. Lamentablemente, la pérdida de las cintas originales implica que, aunque ahora veamos el alunizaje mejor que nunca, todavía podíamos haberlo visto mejor. «Era mejor. Sabemos que era mejor», sentencia Lebar.

Hace un par de días, el anuncio de la rueda de prensa de hoy me llevó a pensar que íbamos a tener acceso a las ansiadas películas originales. Parece que no va a ser nunca así. Es un gran borrón en las celebraciones del cuadragésimo aniversario de la llegada del hombre a la Luna. Y lo lamento, más que por haberme confundido -cosa que no me gusta-, por la pérdida que supone para la Humanidad.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.