El exorcista de Milwaukee se sentó sobre el pecho del niño autista

La autopsia de Terrance Cottrel, el niño autista que murió durante un exorcismo en Milwaukee el 22 de agosto, indica que «sufrió una asfixia mecánica por compresión externa del pecho». Tumbado en el suelo, fue inmovilizado por varias mujeres que le agarraron de pies y manos mientras Ray Hemphill, el pastor, intentaba sacar los demonios de su interior. El predicador, de 71 kilos y hermano del fundador del credo, la Iglesia de la Fe Apostólica, llegó a sentarse sobre el pecho del niño durante el ritual. El pequeño, según los testigos, luchó en todo momento por liberarse. Al final, murió asfixiado. El fanático clérigo está en la cárcel y puede llegar a ser condenado a un máximo de diez años de prisión y una multa de 25.000 dólares, aunque leyes de Wisconsin sobre daños causados durante tratamientos a través de la oración podrían jugar a su favor.