Teoría de la evolución

El Día de Darwin 2010, en Punto Radio Bilbao

Almudena Cacho, Juan Ignacio Pérez y yo hablamos el 10 de febrero en Protagonistas Bizkaia, en Punto Radio Bilbao, de la celebración del Día de Darwin 2010, en la decimosexta entrega del curso 2009-2010 del espacio que la emisora de Vocento dedica semanalmente al pensamiento crítico.

¡Celebre en Bilbao el Día de Darwin 2010!

La Biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao (c/ Bidebarrieta, 4) acogerá el viernes, 12 de febrero, tres conferencias dentro de los actos del Día de Darwin, en una iniciativa organizada por la Universidad del País Vasco, el diario El Correo, el Ayuntamiento de Bilbao, el Centro para la Investigación, el CIC bioGUNE, el Círculo Escéptico y la Unidad de Biofísica de la UPV y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC). El programa de la cuarta edición de este encuentro celebrada en la capital vizcaína es el siguiente:

18.00 horas: Autoselección artificial de la especie humana: la dieta como artificio, por Francisco García Olmedo, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Politécnica de Madrid.

18.45 horas: La sociedad ante el clima y sus manifestaciones severas. Evolución de la religiosidad y la ciencia desde la Edad Media, por Mariano Barriendos, profesor de Historia Moderna de la Universidad de Barcelona.

19.40 horas: Clima y evolución, por Manuel Toharia, director científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

20.25 horas: Mesa redonda.

La agencia italiana para la ciencia gasta 9.000 euros en la publicación de un libro creacionista

El evolucionismo es una fantasía, según un libro publicado con apoyo del Consejo Nacional para la Investigación (CNR) italiano, el equivalente a nuestro Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La obra, titulada Evoluzionismo. Il tramonto de una ipotesi (Evolucionismo. El ocaso de una hipótesis), recoge las actas de un congreso organizado por el CNR en febrero, con motivo del sesquicentenario de la publicación de El origen de las especies, de Charles Darwin. El encuentro, explica Laura Morgottini en la web de la Asociación Americana par el Avance de la Ciencia (AAAS), se montó con el objetivo de “explicar por qué el evolucionismo es un error, una teoría dogmática que se basa en supuestos erróneos y no está apoyada en pruebas. La lista de conferenciantes incluyó a un sedimentólogo, un químico, un físico, el rector de la Academia Internacional de Filosofía en el Principado de Liechtenstein, y otros filósofos. El libro contiene afirmaciones como que los métodos de datación de la Tierra y los fósiles son erróneos, que el modo en que los fósiles se depositaron estuvo determinado por el Diluvio, y que los dinosaurios se extnguieron hace sólo unos 40.000 años”. El coordinador de la obra, de cuya edición me he enterado gracias a Eduardo Robredo Zugasti, ha sido Roberto de Mattei, profesor de Historia de la Cristiandad y de la Iglesia en la Universidad Europea de Roma y vicepresidente del CNR, entidad que ha financiado la publicación con 9.000 euros.

“Resulta interesante que, mientras la Iglesia ha dedicado muchas conferencias al tema [al evolucionismo] este año, el vicepresidente de CNR haya organizado conferencias en favor del creacionismo”, ha dicho Nicola Cabibbo, presidente de la Academia Pontificia de Ciencias, quien ha censurado el apoyo económico al proyecto por parte del CSIC italiano. En parecidos términos, se ha manifestado el biólogo Ferdinando Boero, de la Universidad de Lecce, que considera “inaceptable” la financiación del libro por parte de la institución: “Nos encontramos ante la paradoja de que, mientras la Academia Vaticana de Ciencias respalda el evolucionismo, lo niega el vicepresidente de la organización científica más importante de Italia”. En un intento de quitar hierro al asunto, el presidente del CNR, el físico Luciano Maiani, ha dicho que, aunque la entidad no comparte el punto de vista de De Mattei, éste tiene derecho a publicar el libro porque la libertad de expresión está garantizada por la Constitución italiana. El centro del debate no es, sin embargo, el derecho de nadie a decir lo que quiera dentro de la ley -incluidas estupideces como las creacionistas-, sino que una agencia para el fomento de la ciencia use dinero público para financiar supercherías, anticiencia.

No parece que en España el creacionismo pueda llegar a algo parecido, aunque sí ha sabido aprovechar lo fácil que es conseguir la cesión de un espacio universitario para cualquier cosa, incluidas sesiones de espiritismo y homenajes a divulgadores pseudocientíficos. Por estos casos y viendo lo que pasa en Italia, sería de desear que nuestros científicos reaccionaran con contundencia cuando los medios divulgan falsedades anticientíficas, en vez del silencio irresponsable con que la mayor parte de las veces las reciben.

Los 150 años de ‘El origen de la especies’, en Punto Radio Bilbao

Almudena Cacho, Eduardo Angulo y yo hablamos el 25 de noviembre en Protagonistas Bizkaia, en Punto Radio Bilbao, sobre los 150 años de El origen de las especies, en la séptima entrega del curso 2009-2010 del espacio que la emisora de Vocento dedica semanalmente al pensamiento crítico.

Los creacionistas se crecen

Kirk Cameron, con la edición creacionista de 'El origen de las especies', en el campus de la Universidad de California en Los Ángeles.

Algunos universitarios estadounidenses están mutilando una edición conmemorativa de El origen de las especies que se reparte en los principales campus del país desde el jueves. Arrancan las 50 páginas del nuevo prólogo incorporado al original y las tiran a la papelera. Siguen el consejo del biólogo evolucionista Richard Dawkins y del Centro Nacional para la Educación Científica (NCSE) de EE UU, que consideran esa introducción un cóctel de “mala ciencia, mala historia y mala teología”, un insulto al original de Charles Darwin que salió a la venta hace hoy 150 años.El texto de la polémica está firmado por Ray Comfort, líder de la secta evangelista El Agua Viviente y creacionista declarado. Los creacionistas niegan que el hombre sea producto de miles de millones de años de evolución de la vida; consideran nuestra especie una creación divina. “Cuando leí El origen de las especies, Darwin me impresionó. Si viviera hoy, estoy seguro de que sería uno de los creativos de Disney o ganaría mucho dinero como guionista de películas de ciencia ficción para Hollywood. Tenía una imaginación fantástica”, dice el pastor en la web de su ministerio.

Un universitario californiano arranca y tira a la basura el prólogo de Ray Comfort a 'El origen de las especies'.Comfort ha aprovechado el sesquicentenario de la publicación del libro del naturalista inglés para sacar una edición que incluye un prólogo suyo contra Darwin y su obra, de la cual va a repartir 120.000 ejemplares entre universitarios. Su gran aliado en esta empresa es Kirk Cameron, estrella en los años 80 de la serie de televisión Los problemas crecen y discípulo de Comfort desde hace más de diez años. Como su maestro, el actor considera la evolución un mito y cree que “El origen de las especies es la Biblia de los ateos”, según declaró en septiembre a la revista People. Por eso ahora va de campus en campus repartiendo gratis ejemplares de esa Biblia atea prologada por su pastor y predica en Internet contra el evolucionismo.

En un vídeo colgado a mediados de septiembre de YouTube, un Cameron sonriente advierte de los peligros del avance del ateísmo y de la perversidad y falsedad de la teoría de la evolución. Parafrasea lo escrito por Comfort en el prólogo de El origen de las especies y habla del racismo de Darwin y de la “innegable conexión” del evolucionismo con el nazismo, además de destacar que no se han descubierto fósiles transicionales que marquen pasos clave en la evolución de las especies.

“La evolución está en la base de las ciencias biológicas”, ha replicado el NCSE, que ha desmontado todas las afirmaciones de la pareja. Esta organización, formada por científicos y educadores, recuerda, por ejemplo, el reciente hallazgo de Tiktaalik roseae, un pez con muñeca que se considera el primer animal que anduvo sobre tierra firme. Y añade que la conexión nazi de Darwin no la sostiene ningún historiador. “Si Darwin influyó tanto en el pensamiento Hitler, ¿por qué nunca le menciona en Mein kampf?”, preguntan los expertos, quienes añaden que “culpar a Darwin de lo que hizo Hitler es tan ridículo como culpar a los hermanos Wright del 11-S”.