Humor

Dani Mateo y ‘El Gran Wyoming’ explican los principios de la homeopatía en ‘El Intermedio’

Dani Mateo y El Gran Wyoming explicaron ayer en El Intermedio, en La Sexta, los principios de la homeopatía con motivo de la regularización de los productos de esa industria que prepara el Ministerio de Sanidad, en cuyo borrador priman los intereses de las multinacionales del sector sobre los de los consumidores. Una magistral pieza de humor y pensamiento crítico en la que Dani Mateo cambió la bata de médico que llevaba antes de la publicidad por un mucho más apropiado atuendo de buhonero.

¡Los zombis quieren tu iPad! ¡No lo dejes a la vista en el coche!, aconseja la Policía de Los Ángeles

El Departamento de Policía de Los Ángeles ha colgado en su canal de YouTube una parodia en la que patrulleros detienen a un grupo de zombis que roba iPads y otros objetivos valiosos del interior de los coches aparcados en una zona residencial. ¿El objetivo del vídeo? Concienciar a los angelinos de que basta con cerrar con llave el coche y no dejar a la vista nada tentador para reducir considerablemente la probabilidad  de ser víctima de un delito de este tipo. Cada semana, se registran en la ciudad unos 400 robos en vehículos.

Un cómico usa las redes sociales para obtener datos personales de gente y hacerse pasar por vidente

El cómico estadounidense Jack Vale ha usado Twitter e Instagram para obtener información personal de gente que no conoce, localizarla por la calle en el condado de Orange (California, Estados Unidos) y asombrarla con sus poderes de videncia. En el vídeo que ha publicado en YouTube y pueden ver aquí, llama en un restaurante a una chica por su nombre, Jessica, y ésta le responde: “¿Cómo sabes mi nombre?”. Para a otra, Stephanie, por la calle para felicitarle el cumpleaños, y la joven y su amiga se asustan. Le dice a un muchacho sentado en una terraza que su madre se llama Blanca…  “Quería demostrar lo fácil que es conseguir información personal de extraños”, explica el cómico. Elegía a sus víctimas entre quienes tenían activados los servicios de geolocalización en las redes sociales y se encontraban cerca de donde él estaba. Luego, su desparpajo y la cámara oculta hacían el resto.

El año pasado, la agencia de comunicación Duval Guillaume Modem contrató a un actor para que se hiciera pasar por adivino en una campaña publicitaria de la Federación Belga del Sector Financiero (Febelfin), la patronal bancaria del país. El vidente Dave sorprendió a los viandantes que entraban en su carpa callejera en Bruselas, contándoles cosas muy personales que, en realidad, le chivaba un grupo de personas que navegaba por Internet y extraía de la Red información sobre cada víctima. Ya saben: tengan cuidado con lo que cuentan por ahí; puede volverse contra ustedes.

‘Cuarto Milenio Drinking Game’

'Cuarto Milenio Drinking Game'.

Me lo pasó el otro día la periodista Maribel Martínez Delgado. El Cuarto Milenio Drinking Game es uno de esos memes que circulan de móvil en móvil y me parece muy peligroso porque puede derivar en graves intoxicaciones etílicas, dada la teatralidad de la que suelen hacer gala los protagonistas del magacín esotérico dirigido por Iker Cara de Asombro Permanente Jiménez. Allá ustedes si se embarcan en este juego, indudablemente mucho más temerario que la ouija, que es un juego tonto, por mucho que los periodistas del misterio vendan lo contrario. No he sido capaz de dar con el creador del Cuarto Milenio Drinking Game para felicitarle. Si le conocen, háganlo de mi parte.

“Sólo el fútbol puede salvar la Tierra de los extraterrestres”, avisa Franz Beckenbauer

Todo empezó el 21 de octubre con la aparición de un extraño símbolo en el cielo de Río de Janeiro, en los letreros luminosos de Times Square, en Nueva York, y en grandes bolas que habían caído por la noche sobre los campos de fútbol de Hackney Marshes, en Londres. “El ganador se quedará con la Tierra”, se advertía al final del vídeo que mostraba estos fenómenos.

El 1 de noviembre, Franz Beckenbauer confesó en una grabación casera que los extraterrestres ya están aquí, que le han visitado, que “quieren jugar al fútbol contra nosotros” y que, “si perdemos, destruirán el planeta”.

“Sólo el fútbol puede salvar el planeta”, decía El Kaiser en su vídeo y en una entrevista posterior. El enigmático símbolo, explicaba, es el “emblema de la especie extraterrestre” que nos ha desafiado y él ha asumido la tarea de dirigir la selección terrestre.

Ya han sido vistos en varios campos de fútbol grupos de tipos con capucha y hábito negros con el emblema alienígena en el pecho.

Y, el pasado lunes, Beckenbauer eligió a Leo Messi como capitán de la selección terrestre.

Por mucho que Beckenbauer considere irónico que sea el fútbol, y no la ciencia y la tecnología militar, el que vaya a salvar el planeta, resulta que los alienígenas malos de esta ficción publicitaria -de la que me he enterado gracias al escéptico y estudioso de la cultura ovni Matías Morey- pueden amenazarnos porque su ciencia y su tecnología son más avanzadas que las nuestras.

¡Ah!, por favor, que alguien avise a Enrique de Vicente de que se trata de la última campaña publicitaria del Samsung Galaxy 11. Si no, igual se pone a buscar conexiones con los Illuminati, la falsa profecía maya del fin del mundo, el asesinato de Kennedy, el proyecto HAARP, los chemtrails, los reptilianos, la farmamafia, las catedrales góticas, la Gran Pirámide, los hombres de negro, las abducciones, las psicofonías, o cualquier otro delirio de viejo o nuevo cuño.