Fraudes

La Iglesia católica india demanda por blasfemia al descubridor del truco de un Cristo del que manaba agua

El escéptico indio Sanal Edamaruku. Foto: Rationalist International.La Iglesia católica india ha denunciado al activista escéptico Sanal Edamaruku como autor de un delito de blasfemia por haber acusado a la jerarquía local de estar implicada en el fraude milagrero de un Cristo sangrante. Creyentes a los que se enfrentó en un debate hace unas semanas en el canal TV-9 amenazaron con demandarle por blasfemo si no se retractaba de sus acusaciones y, el martes pasado, la Policía de Bombay le comunicó por teléfono que había sido denunciado.

Edamaruku, presidente de la Asociación Racionalista India, viajó el 10 de marzo a Bombay para investigar por encargo de TV-9 el presunto milagro de un Cristo crucificado uno de cuyos pies goteaba agua. Cientos de feligreses acudían cada día hasta la iglesia de Nuestra Señora de Velankanni, en un subsurbio de Bombay, para rezar ante la estatua y recoger el agua que manaba de ella. El investigador descubrió, como era de esperar, que todo era un fraude. “En pocos minutos, identificó claramente la fuente del agua (una fuga de un baño cercano) y la forma en que llegaba hasta un pie de Jesús (por capilaridad). Las autoridades eclesiásticas locales, presentes durante la investigación, no parecían nada contentas”, se explica en la web de la International Racionalista.

Poco después, Edamaruku mantuvo un acalorado debate televisivo con cinco representantes de la Iglesia católica india, incluido Augustine Palett, párroco de Nuestra Señora de Velankanni, el templo junto al que está la estatua. Este sacerdote y miembros de la Asociación de Católicos Preocupados (AOCC) le exigieron, en un momento dado, que se retractara de las acusaciones de complicidad en el engaño por parte de la Iglesia local, que se había volcado en la publicidad del milagro y había mandado a los medios de fotos que supuestamente lo certificaban. El racionalista indio no lo hizo y ahora se enfrenta a varias demandas por blasfemia.

“Pueden detenerme en cualquier momento. Se han registrado denuncias contra mí en varias comisarías de Bombay, y la Policía ya ha anunciado que va a arrestarme”, ha indicado Edamaruku en un mensaje de correo electrónico dirigido a Richard Dawkins, en el que añade que sólo estaba haciendo ejercicio del derecho fundamental a la libre investigación, consagrado en la Constitución india. “No es nuevo que los obispos traten de sentenciar a sus oponentes a la hoguera cuando se les acaban los argumentos. El caso de Giordano Bruno es un buen ejemplo de ello. Pero, por más que lo intenten, no podrán detenerme en la defensa de la razón, la ciencia y los hechos históricos. Y no estoy solo. La libertad de expresión está bajo ataque ¡y la vamos a defender!”, ha añadido.

La International Racionalista ha abierto un Fondo para la Defensa de Sanal Edamaruku, que les animó a apoyar, así como a difundir este vergonzoso caso de ataque contra la libertad de crítica.

Legislación antiblasfemia, también en España

Agua goteando del pie de la estatua de Cristo Crucificado de Nuestra Señora de Velankanni, en India. Foto: Rationalist International.El artículo 295 del Código Penal indio, al que se han acogido los denunciantes, castiga con prisión a quien ofenda los sentimientos religiosos de otros y forma parte de la abundante legislación antiblasfemia que todavía hay en el mundo, España incluida. En nuestro país, el artículo 525.1 del Código Penal dice que “incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”. Esta anacrónica norma ha servido a la plataforma integrista HazteOír para denunciar al cantautor Javier Krahe por un cortometraje rodado en 1978 en el que se enseña “cómo cocinar un Cristo”.

Legislaciones antiblasfemia como la india y la española pretenden convertir las creencias religiosas en intocables, inmunes a la crítica, algo impropio de cualquier sociedad democrática. Blasfemar es un derecho; no un pecado ni un delito. Como dice Michael DeDora, director del Centro para la Investigación (CfI) en Nueva Yorklos librepensadores debemos oponernos activamente a este tipo de leyes y presionar a los Gobiernos democráticos para que sean derogadas. Silenciar a las personas para proteger las ideas es medieval, es poner la libertad en manos de los credos. La crítica y la burla de todas las ideas -las nuestras, las primeras- es un derecho al que la sociedad no debe renunciar.

“Las leyes contra la blasfemia y la crítica de las prácticas y dogmas religiosos han tenido a menudo un impacto negativo sobre el progreso social y científico. Esta situación empezó a cambiar con la Ilustración”, dictaminó en junio de 2006 el Consejo de Europa, integrado por 46 países y 800 millones de europeos, para el que la libertad de expresión “no debe restringirse más para responder a la creciente sensibilidad de algunos grupos religiosos”, como sucede en India y España, entre otros países.

Le dejo con el acalorado debate entre los defensores de la Iglesia católica india y Sanal Edamaruku:

La prohibición del 13 en Durham, el toberllino marciano y el revés a Boiron en Califonia, en Punto Radio Bizkaia

Patxi Herranz y yo hablamos el 13 de marzo en Bizkaia y Punto, en Punto Radio Bizkaia, de la prohibición del 13 en los portales del condado de Durham, el toberllino marciano convertido en gusano gigante y el revés judicial a Boiron en Califonia, en la vigesimacuarta entrega del curso 2011-2012 de Magonia, mi espacio semanal dedicado al pensamiento crítico en la emisora de Vocento.

¿Restos de una máquina de 400 millones de años? No, fósiles de lirios de mar sacados de la ‘Wikipedia’

'EuroNews.es' da por cierto el fraude de la máquina de 400 millones de años.Felipe Gallego, autor de Campos de Estrellas, me ha mandado hace un rato un enlace a una noticia sorprendente: científicos rusos han descubierto los restos de una máquina de hace 400 millones de años, según la sección de Ciencia de la web Euronews.es. Él, como yo, no salía de su asombro y no por creer que estemos ante la prueba de civilizaciones desaparecidas o la visita de alienígenas en la Antigüedad, sino porque haya medios que publiquen cosas así. El artículo de Euronews.es dice que el hallazgo fue hecho por arqueólogos de la Universidad de San Petersburgo, que han informado del mismo a colegas estadounidenses y han concluido que “los mecanismos descubiertos pueden tener origen extraterrestre”.

Nada más ver la foto, he pensado en un fósil, así que lo lógico era consultar a un experto. Por eso, he mandado la imagen a Eustoquio Molina, paleontólogo de la Universidad de Zaragoza, quien inmeditamente me ha explicado: “Sí, eso es un fósil. Concretamente, se trata de artejos de crinoides. Los crinoideos son un grupo de equinodermos que tienen el aspecto de una planta, pero son animales, igual que los erizos y las estrellas de mar. Se les llama también lirios de mar. Lo que se ve en la foto son fragmentos del tallo, que es articulado y está constituido por esas plaquitas de calcita llamadas artejos”. ¡Caso resuelto!

El bloque de 'Laudonomphalus regularis' del Museo de Historia Natural de Lille a partir del cual se ha creado el fraude. Foto: Wikipedia.Tras la confirmación de las sospechas que teníamos Gallego y yo, he hecho una búsqueda en Internet y me he encontrado con que la noticia estaba explicada desde hace días -felicidades a Euronews.es por no consultar ni siquiera a Google- y se sabe hasta de dónde se ha sacado la imagen, de la Wikipedia. Se trata de una de las dos fotos  de detalles de un bloque de Laudonomphalus regularis del Devónico, entre hace 416 y 359 millones de años, de la colección del Museo de Historia Natural de Lille (Francia). La edad debe ser lo único que se corresponde con la realidad en todo este montaje que en un primer momento se tragaron bastantes webs y blogs del mundo del misterio que lo compararon con la máquina de Antiquitera, aunque algunos han rectificado después. Otros, seguramente, incluirán estos restos entre los llamados OOPArt (acrónimo que significa objeto fuera de lugar), que, en realidad, suelen ser una demostración de la imaginación o la ignorancia del vendedor de misterios de turno.

Un torbellino de polvo marciano se convierte en YouTube en un gigantesco gusano de Arrakis

“¿Es un gusano alienígena yendo bajo tierra hacia casa?”, se preguntan a estas horas varias webs respecto a una foto de Amazonis Planitia tomada por la cámara del Experimento Científico de Imágenes de Alta Resolución (HiRISE) del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA. Tras ver la alerta -sí, tengo programadas alertas muy raras- y leer el titular –“Giant alien worm found on Mars?” (“¿Encontrado un gusano extraterrestre gigante en Marte?)-, me esperaba algo sorprendente, algo que prácticamente me llevara al Arrakis de la serie Dune de Frank Herbert. Lo que me he encontrado es el siguiente vídeo:

Lo primero que he pensado es, obviamente, que estamos ante un torbellino de polvo y su sombra. La posterior búsqueda de información ha confirmado la sospecha. Resulta que el miércoles colgaron en el sitio del HiRISE esta imagen tomada el 16 de febrero por la Mars Reconnaissance Orbiter:

Remolino de polvo y su sombra fotografiados en Amazonis Planitia por el 'Mars Reconnaissance Orbiter'. Foto: NASA.

La explica Paul Geissler, del Servicio Geológico de Estados Unidos y miembro del equipo de la misión: se trata de “un imponente torbellino de polvo que deja una sombra sinuosa sobre la superficie de Marte”. Basándose en el tamaño de la sombra, este geólogo planetario calcula que la columna alcanza unos 800 metros de altura. “La cola de la pluma no indica la ruta del torbellino, que ha estado siguiendo un curso estable hacia el Sureste y dejando una traza brillante tras él. El delicado arco de la pluma lo produjo una brisa del Oeste a unos 250 metros de altura, que empujó la parte superior de la pluma hacia el Este”.

La intención de engañar de quien ha colgado el vídeo de YouTube que habla de una criatura en Marte es evidente, ya que el autor lo ha compuesto cortando el original por donde le ha venido bien y eliminando la voz del narrador que explica el fenómeno. Así se fabrica un misterio.