¿Por qué las asociaciones de consumidores callan ante la estafa de los brujos?

La vidente y médium MarilynRossner.Me entero, por un teletipo de Efe, de que hoy se ha inaugurado en la nueva estación de autobuses de Pamplona el III Salón del Esoterismo y las Terapias Naturales; es decir, una feria del engaño y la superstición. Y dice el autor del despacho que se trata de “una importante cita para los amantes de estas ciencias que cuenta con una larga trayectoria en otras ciudades de España”. Para empezar, las artimañanas con las cuales los expertos que participan en este tipo de encuentros embaucan al personal tienen de ciencia menos que el cura, cura, sana, culito de rana… de medicina.
Son fraudes mucho más descarados que los que habitualmente denuncian las asociaciones de consumidores. Sin embargo, estas organizaciones guardan silencio ante quienes cobran por servicios inexistentes y fraudulentos como ver el futuro, hacer cartas astrales, fotografiar el aura, conectar con los muertos, leer las líneas de la mano, dibujar al espíritu guía, sanar espiritualmente y otras excentricidades.
¿Por qué las asociaciones de consumidores y las autoridades son tan permisivas con quienes se aprovechan de los incautos? ¿Por qué agencias de noticias serias siguen haciendo el juego a personajes como la médium canadiense Marilyn Rossner, quien alardea de unos poderes que no tiene? ¿Cuándo va el Ejecutivo español a trasponer de una vez a nuestra legislación la directiva europea que, para proteger a los consumidores, obliga a todo el que venda un servicio -brujos, incluidos- a demostrar la realidad de lo que ofrece?

El control del mercado esotérico, en Punto Radio Bilbao

Fernando L. Frías, Almudena Cacho y yo hablamos el 30 de abril en Protagonistas Bizkaia, en Punto Radio Bilbao, de la directiva europea que obligará a los brujos a demostrar sus poderes y de la petición sobre el control del mercado de actividades esotéricas del Círculo Escéptico, en la vigesimoctava entrega de la temporada 2007-2008 del espacio que la emisora de Vocento dedica semanalmente al escepticismo.

Uno de cada cinco españoles cree en los espíritus y ha consultado con videntes, curanderos o brujos

<El 20,2% de los españoles cree en los espíritus y un 18,5% ha consultado alguna vez con un vidente, curandero o brujo, según un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) basado en 2.487 entrevistas personales hechas a mayores de 18 años entre el 19 y el 25 de enero de 2003. El trabajo revela, además, que el 16,7% de la población cree en los curanderos y reduce la fe a horóscopos, videntes y brujas, con un 9,3%, un 9% y un 6,3%, respectivamente. «La creencia en estos fenómenos guarda una sorprendente relación con la edad, pues al descender ésta la creencia aumenta» explican los autores de La situación de la religión en España a principios del siglo XXI. En casos como el de la brujería, podría estar por medio «una estima social negativa», que sería menor entre los más jóvenes, ya que éstos creen más en la brujería que los mayores (un 10,6% de la población de 18 a 24 años tiene fe en las brujas, frente a un 3% de las personas de 55 a 64 años y sólo un 2,3% de los mayores de 65 años).
Los expertos no han encontrado una relación entre creencia y tamaño del municipio, ingresos e ideas políticas, aunque sí han constatado que las mujeres «son más creyentes en estos fenómenos; pero con escasa diferencia, sobre todo cuando se trata de curanderos y brujas». Hay datos que, a primera vista, parecen chocantes. Aunque los universitarios son en general menos supersticiosos que la media, a más estudios no corresponde un mayor escepticismo. Los españoles que han llegado a cursar Secundaria, Formación Profesional y grados medios universitarios son casi siempre más crédulos que aquéllos sin estudios. Además, los licenciados universitarios creen más en las brujas (4,1%) que la gente que no ha pasado por la escuela (2,8%), y ambos colectivos tienen unos índices de creencia muy parecidos respecto a los videntes y los horóscopos. «Se da una ligera tendencia a disminuir (la creencia) al elevarse los estudios», indican los autores, aunque los más creyentes son siempre los que han estudiado Formación Profesional, un cuarto de los cuales cree en los espiritus y una quinta parte en los curanderos.
Pérez-Agote; Alfonso; y Santiago García, José A. [2005]: La situación de la religión en España a principios del siglo XXI. Edita el Centro de Investigaciones Sociológicas (Col. «Opiniones y Actitudes», Nº 49). Madrid. 138 páginas.