Los falsos recuerdos, en Radio Vitoria

Pilar Ruiz de Larrea y yo hablamos el lunes de los falsos recuerdos, en la vigesimosexta entrega de la temporada de mi colaboración semanal en El mirador, en Radio Vitoria.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

6 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Creo que resulta peligroso generalizar y opinar sobre temas que requieren mucha profundidad de estudio.
    Habrá falsos recuerdos por montones pero también existen los auténticos. Además un niño abusado sexualmente o de alguna otra forma posee marcas indelebles imposibles de borrar.

      1. Vamos a aclarar los contextos que son fundamentales en un intercambio de pareceres. Tratándose de denuncias por pederastía, como viene sucediendo desde hace un tiempo en el seno de la iglesia católica, supongo que se realizarán todo tipo de investigaciones serias entre las cuales habrá de figurar el uso o no de la hipnosis además del perfil profesional.

        1. Ese es el problema. Que se ha usado la hipnosis en algún caso y jamás, jamás se debería usar. Debería ser considerada manipulación de pruebas. Porque la hipnosis no permite acceder a recuerdos olvidados sino que graba falsos recuerdos tan vivamente como los reales incluso sustituyendo los reales por más emotivos que fueran.

          Por ejemplo me parece que era en canal 9 donde ricardo bru hacía un programa de regresiones. En una de ellas se presentan familiares de un motociclista que le habían puesto un cable de hierro en una calle de Barcelona a la altura del cuello y murió. Decían que querían recordar detalles de esa experiencia tan traumática para identificar cosas dado que se pensaban que si le habían sacado los órganos o yo que se sin permiso. Y si se recordaban de detalles para dilucidar la cuestión que entonces no se habrían fijado. Hipnotizan a un pariente cercano que había visto al fallecido y lo tenía todo como una foto en su mente por la impresión. Eso que nunca olvidarás nada de lo fuerte que es y que realmente no olvidas detalles en tu vida

          Bueno lo hipnotiza pero sin guía directa del hipnotizador sino dejando lo que la persona «quería» acaba viendo no solo detalles de sospecha de extracción de órganos sino que el fallecido tenía una sonrisa. El médico forense que había de invitado se rebota un poco porque dice que eso es imposible. No podía mantener una sonrisa amable que decía falsedades y por tanto ponía en cuestión el resto de detalles sobre la extracción de órganos y si el tipo era pariente de verdad o mentía porque no podía ser.

          El hipnotizado tenía muy clara su cara antes de la sesión. Ocurrió que acabo cambiando el recuerdo desagradable que lo molestaba (permiso aunque no guía directa del hipnotizador mediante) en sus días por otro más amable que le permitiera tener un poco de paz pero el caso es que realmente el falso recuerdo ocupó el lugar del real que tenía que ser muy fuerte y totalmente imposible de borrar. Pero lo borró y el tipo juraba una y otra vez que estaba seguro y lo veía claramente al muerto sonriendo y con detalles imposibles para un muerto

          Hablando seriamente la hipnosis jamás se ha de usar como sistema de recuerdo de recuerdos perdidos es para lo que de verdad no sirve y es dañina. para otras cosas tiene muchas utilidades como indico en un comentario en otra entrada sobre la hipnosis por aquí, y no tiene mayor peligro que leer un libro

          Pero para recordar y resolver delitos y demás jamás se ha de usar, es peligrosa, dañina, se destruyen los recuerdos por otros de falsos y se acaba metiendo en la cárcel al inocente . En el libro «El mundo y sus demonios» Carl Sagan cuenta varias anécdotas de esto. De gente acusada por sus hijos de violación tras sesiones. Y la persona al final sin saber si podía ser culpable sin saberlo someterse a hipnosis y aceptarlo todo como hechos borrados de su mente confesar todo todito, para al final después de pasado un tiempo en la cárcel y pasarlas canutas comprobarse que era inocente y jamás hubo tal violación

          Si de verdad hay rigor y seriedad no se ha de usar. Y lo que salga de ahí declararlo nulo y a partir de las sesiones ya no poder confiar más en la credibilidad de la persona sometida sobre el tema en cuestión y considerarse manipulación y destrucción de pruebas toda regresión hipnótica encaminada a recordar recuerdos olvidados

          Cuando se está hipnotizado no se tiene diferencia de sensación de esfuerzo entre fantasear y recordar de forma que se confunden sin tener la sensación de lo que es real y que no que nos acompaña despiertos ni haciendo esfuerzo para valorarlo se tiene, las conexiones para dar coherencia al recuerdo son creadas al intentar ser indagadas. No se ha de usar para eso

          No se tiene mayor memoria ni más recuerdos de cuando no se está hipnotizado. Eso que se afirma a menudo es rotundamente falso y debido al incorrecto manejo de la información y los controles, estadísticas etc.

          Me remito al mensaje que pongo como comentario en la entrada de este blog dedicado a la noticia sobre petición de retirada de un programa de hipnosis de la televisión

          1. —-
            Cuando se está hipnotizado no se tiene diferencia de sensación de esfuerzo entre fantasear y recordar de forma que se confunden sin tener la sensación de lo que es real y que no que nos acompaña despiertos ni haciend
            —-

            perdón

            —–
            de forma que se confunden sin tener la sensación de lo que es real y que no es real, sensación que nos acompaña no hipnotizados
            —–

            Debería haber puesto

            Realmente bajo hipnosis se está despierto y consciente. Precisamente la técnica de lavado de cerebro llamada dianética consiste en una regresión hipnótica en donde ser reviven recuerdos que podrían ser traumáticos reales o no una y otra vez hasta que pierden su supuesta fuerza pero quedan gravados como reales para siempre (que es lo que atrae) para luego seguir con una serie de recuerdos que se dice que han tenido que suceder de los que revivir para controlar y librarse de su yugo convirtiéndose en un «claro». Efectivamente se implantan falsos recuerdos a medida de la personalidad que se busca

            Niegan que sea hipnosis alegando que se está despierto (lo cual es cierto porque en hipnosis se está despierto) y ponen lo que denominan un «cancelador» para tranquilizar (con lo que se está aceptando que es hipnosis regresiva) diciendo que cuando al despertar se diga «cancelado» toda orden que se pudiera haber dado o forma imperativa de expresión que se pudiera interpretar como una orden será anulada y no se está obligado a obedecer en nada. Evidentemente ese no es el peligro de la hipnosis donde uno tiene su ética que evalúa cualquier orden en esa situación sino que el peligro real es el implante de falsos recuerdos

            A mí eso de como es usada en la dianética para crear personas creyentes y sumisas, me sugiere que se podría usar algo así para reeducar delincuentes comunes peligrosos. Pero primero ni todo el mundo lo es igual y supongo que simularían dado que se requiere colaboración (no se si muchas sesiones tras conseguir algo…) por otra parte podría ser mal utilizada para crear sumisos a la autoridad política o que fuera si no es controlado el programa para reinsertar desde fuera. No se. Es una idea

    1. «posee marcas indelebles imposibles de borrar» … pues quizás no. Ej.

      «(…)it’s just ordinary forgetting» falta de conciencia y olvido común.
      http://news.harvard.edu/gazette/2006/10.12/01-abuse.html