Diez preguntas y respuestas sobre la sábana santa, en Radio Vitoria

Pilar Ruiz de Larrea y yo planteamos el lunes diez preguntas y respuestas sobre la sábana santa, en la vigesimocuarta entrega de la temporada de mi colaboración semanal en El mirador, en Radio Vitoria.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

11 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Excelente introducción al tema. Se puede matizar algunos puntos, pero no mejorar. Creo que toca los temas más importantes y sirve de refutación al bulo sindonista de que la única prueba contra la autenticidad es la del radiocarbono. (Que, aunque fuera la única, ya sería más que suficiente).

  2. Los creyentes suelen decir acerca de la autenticidad de la sabana santa ,,, «… ya … pero se ha encontrado polen del s. I en la sabana santa ,, con lo cual ….. es del s. primero … y se quedan tan tranquilitos » que sabemos al respecto ,,, quien realizo estos estudios y afirmo esto ultimo ???

  3. La feno se cuestiona las cosas , sebasa enel principio de autoridad, porque lo dijo tal persona ya es correcto , no necesita de pruebas,

  4. 1.BLA, BLA, BLA ¿Cómo no iba a parecer que las nalgas están flotando si cuando se «imprimió» la imagen el cuerpo precisamente probablemente esta flotando?

    2.La pruebas de C-14 en este caso no son fiables por que están contaminadas.

    3. La sarga es del siglo I

    4. No hay rastros de pintura y probablemente la impresión fue «efectuada» mediante una radiación calorífica.

    5. ¡Falsificaron hasta las monedas que aparecen en los ojos! (obviamente no las falsificaron porque la Sábana es auténtica)

    6. No había tecnología en el siglo XIII para realizar «fotografías» tridimensionales

    7. La muestras de polen halladas en la sábana, muchas pertenecen a especies de plantas de la Palestina del siglo I ya extintas.

    8. Todos los detalles del cuerpo torturado coinciden exactamente con un tipo de tortura romana que sólo podían conocer los propios romanos del siglo I y mucho después nosotros en el propio siglo XX, nunca en la Edad Media.

    Etc. Etc. Etc.

    1. 9. Hay rastro de su historia antes del s. XIV, por ejemplo que tuvo «domicilio» en Constantinopla.

      ¡Cuantas mentiras os inventáis los ateos y no digamos muchos que se dicen creyentes!

    2. **
      .BLA, BLA, BLA ¿Cómo no iba a parecer que las nalgas están flotando si cuando se “imprimió” la imagen el cuerpo precisamente probablemente esta flotando?
      ***

      justificación ad hoc buscando afianzar la infalsabilidad

      la tela es de lino

      *****
      2.La pruebas de C-14 en este caso no son fiables por que están contaminadas.
      *****
      Son absolutamente fiables y no estaban contaminadas por nada que las pudiera falsear con es coincidencia

      ****
      4. No hay rastros de pintura y probablemente la impresión fue “efectuada” mediante una radiación calorífica.

      Se encotró pintura.

      La tela se hizo calentando un bajo relieve y pintando encima. Era técnica conocida. Con ella se reproduce fielmente todos los efectos y propiedades de la síndone y se ha replicado varias veces

      ***
      6. No había tecnología en el siglo XIII para realizar “fotografías” tridimensionales
      ***

      Si para esas. El hombre debería ser cano. La tridimensionalidad es más a causa del programa de realce que de la misma síndone. El mismo progarma que veía una cara en un montículo de marte cuando no la hay (y nadie ha borrado esa «efigie marciana», se coge la imagen en HD del montículo, se le invierte la iluminación para coincidir con la foto de la viking, se baja la resolución a la misma que tenía la imagen de la viking, se le aplica el mismo programa de realce y voilá, la cara vuelve a aparecer) Parecería que está un poco ajustado a realzar rostros porque fuera probado con ellos o algo así pero ha tenido esa tendencia. Además se lo ajustó adrede para que se viera una cara en 3D (que recuerdo debería ser alguien cano, microcéfalo, etc)

      ****
      Etc. Etc. Etc
      ****

      Etc. Etc. Etc.

      1. Añado a lo dicho por Suzudo:

        «7. La muestras de polen halladas en la sábana, muchas pertenecen a especies de plantas de la Palestina del siglo I ya extintas.»

        La «polinología» de Max Frei:una pseudociencia dentro la pseudociencia de la sindolonología.
        Nadie fuera de su secta ha podido validar todo ello.(Idem de ídem para las monedas del siglo I).

        «8. Todos los detalles del cuerpo torturado coinciden exactamente con un tipo de tortura romana que sólo podían conocer los propios romanos del siglo I y mucho después nosotros en el propio siglo XX, nunca en la Edad Media.»

        No existe ningún «manual ISO9000» de tortura y crucifixión reglamentada en el ejército Romano.De los escasos restos de crucifixión que nos han llegado solo podemos deducir que cada verdugo se las componía como mejor podía.

        «9. Hay rastro de su historia antes del s. XIV, por ejemplo que tuvo “domicilio” en Constantinopla»

        Y ninguna prueba de que fuera el mismo que hizo su aparición pública en el siglo XIV.

        1. «9. Hay rastro de su historia antes del s. XIV, por ejemplo que tuvo “domicilio” en Constantinopla».

          No existe rastro del sudario de Turín antes de la carta del obispo d’Arcis y las bulas papales, a finales del siglo XIV (que hacen mención a hechos ocurridos hacia 1356). Esto lo reconoce hasta el director científico del Museo de la Sindone, Gian Maria Zaccone.
          Como mucho, hacia 1204, un cruzado francés, el caballero de Clari, afirmó que en Constantinopla se exhibía un lienzo con la imagen de Jesús que se decía que era el sudario, pero hay dudas de que tal cosa existiera -de Clari no afirma haberlo visto- y, sobre todo, no hay ningún dato ni descripción que lo relacione con el sudario que apareció en Lirey (Francia) hacia 1350.