19 comentarios

  1. Luis Alfonso, me parece que has incurrido en una pequeña incoherencia. Si, como explican los expertos neotestamentarios, los relatos de la infancia de Jesús son totalmente legendarios, entonces carece de sentido negar que él pudiera haber nacido en invierno recurriendo al dato de que cuando Jesús nació los pastores estaban cuidando sus rebaños al raso, ya que este último dato también es obviamente parte de la antedicha leyenda y en consecuencia no tiene ningún valor probatorio.
    En resumen, que el Jesús histórico pudo haber nacido perfectamente en invierno, igual que en cualquier otra época del año. Lo que sí parece seguro es que no nació en Belén (localidad de Judea) sino en Nazaret (localidad de Galilea).

    1. Lo del nacimiento en Nazaret «parece seguro » que tampoco:
      La Nazaret que visitan los turistas en la actualidad no existía en el siglo I,eso está bien probado.
      Por otra parte tampoco tenemos registro de que en la Judea o la Galilea de la época existiera otra Nazaret.
      Se especula conque el apodo de Jesús «el Nazareno» podría derivar de haber pertenecido a la secta de los nazarenos o «nazrim» ,no del lugar de su nacimiento.
      En fin,como todo lo relacionado con la supuesta existencia histórica de Jesús sólo hay bruma…
      Saludos.

  2. Sí, suena incoherente, Rawandi. Tienes razón, porque seguramente todo lo de la adoración de los pastores el relato es ficicón.
    Pero echa un ojo al enlace. En él se dice: «Mario Saban cree que Jesús pudo nacer a principios de otoño. Este historiador cree que el establo bíblico puede ser una deformación de la cabaña que cada familia judía debía construir y en la que tenía que pasar ocho días durante la festividad de Sukot, en recuerdo -según la Torá- de las cabañas que Dios hizo para su pueblo cuando salió de Egipto.»
    Quizás me atasqué o atropellé anteayer -no me voy a escuchar porque no me gusto- y se me pasó esto.
    Otra cosa es que el Jesús evangélico sea uno y no, por ejemplo, la mezcla de dos personajes en un tiempo en el que los mesías judíos proliferaban.
    Por cierto, Feliz Navidad a todos.

    1. Saban, me temo, cae en la misma incoherencia. La posible relación de las leyendas evangélicas con la festividad de Sukot no proporciona credibilidad alguna a dichas leyendas.
      En cuanto al Jesús evangélico, coincido con Gonzalo Puente Ojea o Antonio Piñero en que es una mezcla incoherente de dos personajes distintos: por un lado, un hombre de carne y hueso (un predicador judío apocalíptico que fue bautizado por Juan Bautista, otro predicador judío apocalíptico), y por otro, una persona ficticia (el divinizado Cristo de la fe).

      1. Sí, una persona de carne y hueso que murió en la cruz, resucitó y ascendió al cielo. Al fin y al cabo la misma persona, nada de ficciones, matizo, para un creyente.

      2. Como dije antes, no hay que confundir a Jesús de Nazareth con Jesucristo. Jesús de Nazareth fue probablemente un predicador judío afín a la escuela de Hillel (y digo «probablemente» porque su existencia histórica aún no está comprobada del todo, dada la gran cantidad de mitología que se le ha añadido a su figura), aunque también me inclino a creer que en la figura del Jesús histórico confluyen a su vez dos figuras históricas que finalmente fueron integradas en el mito de Jesucristo, una de ellas un inofensivo maestro afín a Hillel que predicaba el amor al prójimo, y la otra un peligroso guerrillero mesianista que fue ejecutado por los romanos.
        En cuanto a Jesucristo, es un mito creado varias décadas después como resultado de la integración de las enseñanzas de Jesús de Nazareth con ciertas creencias mesianistas judías y con la religión griega que profesaban los gentiles que abrazaron dichas enseñanzas. Ese mito, como los griegos en los que se basa, recicla la ascendencia divina del héroe, su muerte como mortal y su resurrección como semi-dios.
        Confundir a Jesús de Nazareth con Jesucristo sería como confundir a Chuck Norris (el actor) con Chuck Norris (el de los “hechos de Chuck Norris”).

  3. Como todo el mundo sabe lo que se celebra hoy-mañana no es más que la festividad pagana del «Sol Invictus» romano, que como todo el mundo sabe o debería, eran (los romanos) unos angelitos al igual que todos los integrantes de los imperios que en el mundo han sido. Aunque ustedes ya pueden suponer de quien es el único Imperio para mí. Que la fuerza os acompañe.
    Feliz Navidad

  4. Un somero comentario al tema de la supuesta fecha del nacimiento de Jesús. En mi opinión es bastante injusto culpar a Dionisio el Exiguo de haber comentido un error en el cálculo del año exacto del nacimiento de Jesús basándose en las fuentes evangélicas, más que nada porque estas fuentes son incompatibles entre sí. Independientemente de si creamos o no en la existencia histórica de Jesús, por un lado el evangelio de Mateo sitúa el nacimiento de Jesús al menos dos años antes de la muerte de Herodes el Grande, esto es, en torno al año 747 a.u.c. Por otro lado, el evangelio de Lucas lo sitúa en un escenario posterior, cuando Judea estaba ya bajo la administración romana y se estaba censando a la población, cosa que ocurrió en el 759 a.u.c. Ante tal incompatibilidad de la llamada “Palabra de Dios”, el bueno de Dionisio el Exiguo no quiso desautorizar ninguna de las dos versiones y seguramente optó por el término medio, esto es, el año 753 a.u.c. Veo muy probable que sucediera así porque no me parece casual que Jesús naciera en el año 6 a.c. en el cómputo de Mateo y precisamente en el 6 d.c. en el de Lucas. Dionisio el Exiguo lo hizo lo mejor que pudo ante el dilema que tenía delante, el problema era la incompatibilidad de las fuentes.

    1. Con todos mis respetos y sin ánimo de incordiar. Lo digo porque no era mi intención volver a intervenir en este post. Quería decir con respecto a Publio Sulpicio Quirinio que el censo del año 6 d.C. es el segundo en realidad bajo su mandato, cito: «…pues los registros descubiertos en Roma y Antioquía revelaron que algunos años antes (al 6 d. C.) Quirinio había servido como legado del emperador en Siria en el tiempo en que Saturnino era procónsul (…) Muchos eruditos sitúan el tiempo de la primera gobernación de Quirinio entre los años 4 y 1 a.C. probablemente de 3 al 2 (nota personal: esto último parecen decirlo los interesados para que les cuadre en sus creencias). Sin embargo su método para llegar a estas fechas NO ES SÓLIDO y el periodo exacto de gobernación permanece INDEFINIDO. (Personalmente me inclino precisamente por el 6 a.C. coincidiendo con las correlaciones «astrológicas» que cité en otro post).
      Feliz Navidad

      1. «Con todos mis respetos y sin ánimo de incordiar», sólo decir que no hay NINGUNA prueba arqueológica ni documental de la existencia de un primer censo romano en Judea durante el reinado de Herodes y durante ese supuesto primer gobierno de Quirino en Siria hacia el año 4 a.C. De hecho el primer censo romano que se hizo en Judea fue el del año 6 d.C. (tras la destitución de Arquelao y la anexión de Judea a la provincia romana de Siria) , el cual hizo que una parte del pueblo judío se alzara contra la ocupación romana y surgiera la secta de los «zelotes» con Judas de Gamala a la cabeza (véase Flavio Josefo). Lucas simplemente sitúa el nacimiento de Jesús en ese periodo para utilizar el contexto del censo e inventarse una excusa para hacerle nacer en Belén siendo realmente de Galilea, contradiciendo así a Mateo (que se había inventado otra historia en la que no habla para nada del censo y sí del rey Herodes), relato anterior al suyo, originado en otra comunidad cristiana y que seguramente desconocía. Las fechas del nacimiento de Jesús no cuadran simplemente porque son relatos inventados situados respectivamente en contextos históricos separados entre sí por doce años.
        Saludos

        1. Si las cosas fueron así, es decir, que el único censo fue el del año 6 d.C., evidentemente Jesús no nació en ese año y me sigo ratificando que es muy probable que lo hiciera en la primavera del 6 a.C. (mediados del mes de abril) sino ¿por qué Herodes que sabemos con certeza que murió poco después de un eclipse lunar en el 4 a.C iba a mandar matar a todos los niños – según indagó a los magos- de 2 años para abajo? Quiero decir que en el caso de que lo del censo sea algo que se produjo en ese 6 d. C. es algo que carece de importancia para una persona con fe en el Mesías, es decir, el Cristo y su indudable existencia histórica y metahistórica (preexistente y eterno).

          1. Teniendo en cuenta que los relatos de Mateo y de Lucas sobre el nacimiento de Jesús son FICCIONES, es decir, que se los inventaron cada uno por separado y además sin ponerse de acuerdo (normal, ya que los dos evangelios se originaron en comunidades cristianas separadas y diferentes), entonces nos encontramos con que no sabemos absolutamente nada del año en que nació Jesús, ni si nació en la época de Herodes, o en la de Arquelao o al principio de la dominación romana.
            Sobre la mención que haces de la «matanza de los inocentes» que ordenó Herodes, tampoco es un hecho histórico porque es otro invento de Mateo para destacar el nacimiento de Jesús. De todos modos, ese acontecimiento, imaginario, podría estar inspirado en las muertes de Aristóbulo y Alejandro, los hijos de Herodes que fueron ejecutados por su padre porque planeaban asesinarlo para arrebatarle el trono.
            Por cierto, no confundas al Jesús histórico del que estamos hablando (que fue un hombre) con Cristo (que es un mito). Hacerlo sería como confundir a Chuck Norris el actor con Chuck Norris el de los «hechos de Chuck Norris».

        2. La veracidad de los escritos de Flavio Josefo como historiador judio convertido a la romanizacion y siendo romanizado , son aun un «bulo» ,impreciso e incierto para comprender o entender la historia romana en tierras palestinas ,en la epoca de dominacion romana .

Responder a Faraday Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *