Las pirámides de Egipto, en Radio Vitoria

Pilar Ruiz de Larrea y yo hablamos el lunes de las pirámides de Egipto, en la quinta entrega de la temporada de mi colaboración semanal en El mirador, en Radio Vitoria.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

6 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Sr. Gamez, al final de la grabación dice que mientras los egipcio construían pirámides hace 4500 años, aquí en el país vasco estábamos en las cavernas dándonos pedradas.

    Otra vez poniendo en evidencia su falta de conocimientos es este caso históricas. En aquel momento estaba muy avanzado el neolítico en estas tierras, vivíamos en aldeas, cultivábamos la tierra, y no construíamos gigantes pirámides; Sino que construíamos espectaculares menhires y dolmanes. Sembrado esta Euskadi de estos lugares rituales, algunos de ellos muy relacionados con las posiciones de los astros en determinadas fechas del año como solsticios y equinoccios.

    ¿Porque no coge sus amigos escépticos durante un fin de semana y le enseña el legado que nos han dejado nuestros antepasados por estos montes y valles? Lo mismo les cambia la cabeza al pensar las practicas y costumbres que tenían nuestros ancestros.

    1. No he escuchado todavía la participación de Gámez en el programa, pero intuyo que lo de que «andábamos a pedradas» no es más que una forma de hablar y no algo que hay que interpretar al pie de la letra. Las culturas megalíticas tienen un gran valor, eso es indudable. Es más, es la prueba de que no hace falta disponer de grandes tecnologías para tallar roca, moverla y disponer conocimientos astronómicos. José Lull tiene unas cuantas publicaciones al respecto interesantísimas. Pero todo esto no nos puede impedir reconocer que el Egipto del III milenio a.C. estaba mucho más desarrollado que Euskadi en el neolítico (al menos en lo que se refiere a estructuras de estado y cultura material), pues no sólo atravesó un neolítico semejante al nuestro (con sus fases y tiempos propios), sino que toda Europa (especialmente nuestra Europa atlántica) tuvo que esperar casi dos milenios para poder alcanzar el nivel de Egipto y Oriente Próximo.

    2. No se me ofendan. Era una caricatura (por cierto, tampoco lsoa rtistas paleolíticos vivían en las cavernas siempre, aunque se refugiaran en ellas de vez en cuando). Quería destacar que, cuando los egipcios eran ya una gran potencia histórica, aquí -en la cornisa cantábrica- se vivía todavía en la Prehistoria, que el desarrollo cultural no fue simultáneo. Cuando Egipto era una gran potencia, aquí todavía estábamos en la Edad de Piedra. Igual a alguno de ustedes les molesta; a mí, no.

      Culturalmente, somos hijos de Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma. Yo así me siento, por lo menos. Y soy el primero que siempre digo que los ahora antiguos (vivieran donde vivieran) eran cualquier cosa menos tontos e incapaces. El megalitismo merece el reconocimiento que siempre se le ha dado y es una muestra del ingenio huamno -lo mismo que antes las pinturas rupestres-, pero no me negarán que, hace 4.500 años , Egipto estaba más avanzado en todo que el Cantábrico y Europa Occidental.

  2. Señor Gámez una pregunta; ¿es demasiado arriesgado por mi parte pensar que Iker Jiménez y su esposa tienen algún tipo de relación con el Opus Dei?. Desde hace meses procuro seguir Cuarto Milenio para tratar de sacar alguna conclusión al respecto y ello me ha reafirmado en mi convicción; ataques a la educación pública, obsesión con el SIDA, planteamientos revisionistas de la historia de la guerra civil y Segunda República, actitudes antisemitas y sobre todo, una obsesión con el sexo considerándolo como algo despreciable.

    1. No lo sé. Lo ignoro. Sí percibí hace años que lo que escribía Carmen Porter era propio de una mentalidad muy conservadora desde el punto de vista religioso, pero hace tiempo que no veo el programa ni les escucho por la radio porque me resultan aburridos. Atacar a la educación pública, plantear el revisionismo histórico de la Guerra Civil y la Segunda república, y las otras actitudes que usted apunta hacen que me sienta aún más lejano de esos dos vendedores de misterios.