El peligro de la pseudociencia, el miércoles en la Universidad del País Vasco

El original anuncio de las jornadas organizadas por el Consejo de Estudiantes de Vizcaya de la UPV.Creer no hace daño a nadie. No sé cuántas veces he escuchado esta cantinela. La realidad es, sin embargo, que confiar en prácticas sin fundamento científico puede hacerte mucho daño. Hay casos evidentes, como del Steve Jobs y su renuncia a la cirugía contra el cáncer en favor de tratamientos milagrosos -todavía me acuerdo de la iracunda reacción de algunos cuando denuncié el caso aquí-, y otros muchos que pasan desapercibidos.
Dentro de poco, pondré a disposición de quien quiera una relación más completa y documentada de los riesgos que conlleva creer en la pseudociencia, y explicaré en profundidad por qué considero que los científicos no deben dar la espalda a las llamadas chorradas paranormales. Pero, este miércoles a las 11 horas en el campus de Leioa de la Universidad del País Vasco (UPV), no seré tan exhaustivo por razones obvias. Aunque hablaré del caso del cofundador de Apple y otros famosos víctimas de la superstición, mi charla «El peligro de creer» se centrará en tres o cuatro ejemplos concretos de prácticas pseudocientíficas que pueden ser peligrosas para nuestra salud, nuestra economía, nuestra estabilidad mental y la sociedad en general.
Mi intervención forma parte del ciclo de charlas Días de ciencia, organizado en el campus de Leioa por el Consejo de Estudiantes de Vizcaya con la colaboración de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao. Cuando yo baje del estrado, subirá el microbiólogo Guillermo Quindós para hablar de «Antivacunas» y, después de él, la también microbióloga Lucía Gallego disertará sobre «Resistencias a los antibióticos». Así que espero disfrutar.

11 comentarios

  1. Y como has mostrado, la pseudociencia sólo es útil para ilustrar sobre ciencia 😉 Recogiendo alguna queja que he leído en los comentarios del blog, para el próximo año el texto en el cartel podría ser:
    «Y de regalo un casco protector para evitar que la CIA te vuelva heterosexual» Una patata valdría 😀

    1. Uf, al leerlo he visto que también se puede interpretar con suspicacia. Parece que de cualquier manera perdemos la ironía y la gracia ya que toda expresión es interpetable.

  2. Todo es más complejo que aplicar la navaja de Ockham de forma reduccionista a todo lo que se menea.
    Y digo que todo esto mas complejo después de leer el libro (La insensatez de los necios) de Robert Trivers.
    Robert Trivers es biólogo e historiador, y actualmente profesor de antropología y ciencias biológicas en la Universidad de Rutgers, de pediatría en UMDNJ y de psicología en la Universidad Harvard.
    En fin,.. Lo entenderás después de leer este libro que acaba de entrar en la biblioteca de la Alhóndiga
    (La insensatez de los necios) de Robert Trivers.

    1. Tiene usted razón, la navaja de Ockham es para aplicarlo solo en el campo de la ciencia. No voy a ser tan diplomático como usted Cary Lowel. Los escépticos son minoría en las universidades, soy científico y no nos representan. Son una ventana cerrada al mundo del misterio. Hace un tiempo Anabel Sánchez les radiografió..
      “No suelo intervenir en blogs pero creo que esta vez merece una excepción. Todos sabemos que la ciencia ignora o niega cuanto no puede explicar, sin que eso quiera decir que no exista, y Ud., Fernando Frías tiene fama de ser uno de los mejores Torquemadas de todo aquello cuanto no se puede explicar. Ejerce su discurso desde este púlpito que, tengo que reconocer, a veces curioseo para entretenerme. Somos unos cuantos los que sin coincidir con sus tesis, nos paseamos en ocasiones por aquí para entretenernos con el tono indignado con el que dice las cosas. Pero todo tiene su límite. En esta ocasión, para desbaratar una teoría que puede poner en entredicho los tornillos oxidados de algunas creencias actuales, no duda en arremeter contra la propia ciencia, la matemática y la física. Contra instituciones y universidades. Contra catedráticos, doctores en filosofía, doctores en filología, doctores en físicas, doctores en arquitectura, ex rectores de universidades… es decir, personas de probadísima trayectoria científica y profesional, mucho más brillante que la suya, sin que eso lleve intención de menospreciar la de ud., sino la de resaltar los hechos. ¿Es que todos los que han tutelado, evaluado, apoyado, o avalado la tesis que Ud. intenta desvirtuar están en lo incorrecto? ¿Es que Ud., que pretende defender la ciencia, cree tener más argumentos documentándose en periódicos, que ellos que han leído el conjunto de aquello sobre lo que opinan evalúan o apoyan? El socarrón escepticismo puede hacer gracia, pero permítame aconsejarle que, en alguna ocasión, haría bien es estudiar más a quienes critica en lugar de escupir tanta saliva desde el púlpito. A veces el ataque mordaz hace gracia, pero otras, si se pasa de la raya, el único que ríe es el que pretende hacer el chiste.”

      1. Falacias: ad hominem, ad verecundiam y straw man.
        «Son una ventana cerrada al mundo del misterio».
        No, como encuentren algo real e interesante lo estudiarán, publicarán y obtendrán becas y méritos por ello. Lo que llama «mundo del misterio» se ha estudiado y poco o nada se encontró.

      2. De hecho, en la universidades se estudia y se investiga los campos mas insospechados, como debe ser, le guste o no les guste a los pseudoescepticos,.

      3. Óscar, si solo pones la crítica de Anabel Sánchez, pero no nos dices qué es lo que está criticando, no sabremos de qué habla esta señora y qué ha hecho Frías para merecer tal crítica.
        Tu aportación se queda coja al no poder juzgar por nosotros mismos si la crítica es o no merecida.
        Un saludo

    2. Pues mal científico eres si no eres escéptico, así de simple.
      Y sí, a veces se investigan muchas tonterías que no llevan a ningún sitio ¿y? Eso es un problema de gestión de los recursos, que son limitados.
      Lo que importa son los resultados concluyentes, y es ahí donde la prediciencia tieneas de perder y debe recurrir a teorías de la conspiración, a inventarse datos y al argumento de autoridad. En eso sois unos expertos.

Responder a Mag Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *