¿Dinero público para un consultorio de homeopatía en Tenerife? ¿Por qué no para uno de videntes?

Nuria Vera, concejala del PSOE, con los promotores de la iniciativa en la rueda de prensa. Foto: Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo.El Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo (Tenerife) va a apoyar la creación de un consultorio homeopático para “atender de forma gratuita a personas [del pueblo] con escasos recursos”, anuncia el periódico local El Día. La iniciativa ha partido de la Asociación Canaria de Usuarios y Amigos de la Homeopatía (Acuahom), la Asociación Médico Homeopática de Santa Cruz de Tenerife y la Sociedad Canaria de Homeopatía, y la Corporación la respalda “al tratarse de un proyecto asistencial, social y gratuito, enfocado a la mejora de la salud y de la calidad de vida de las personas con menos recursos”, según puede leerse en la web municipal.

Álvaro Estévez García, quien me alertó el viernes de este despropósito, está indignado porque una “administración pública preste apoyo -supongo que económico- a prácticas pseudocientíficas”. Comparto su enojo. El respaldo institucional a un consultorio homeopático transmite a la población la idea de que esa pseudoterapia funciona, de que se trata de una práctica eficaz que está fuera de la sanidad pública únicamente por criterios políticos. No es así: doscientos años después de su nacimiento, la homeopatía no ha curado a nadie ni ha demostrado más efectividad que el placebo. Sólo es un lucrativo negocio en manos de multinacionales de la venta de agua y azúcar como medicina y de profesionales de la salud con escasos conocimientos científicos y pocos o nulos escrúpulos.

Sustituir la atención médica por la homeopática es como reemplazar a psicólogos por confesores, a astrónomos por astrólogos y a geólogos por zahorís. Al secundar a los promotores de este proyecto en su presentación pública -que tuvo lugar en locales municipales-, la concejala de Sanidad de La Matanza de Alentejo, Nuria Vera, juega con la salud de los más desfavorecidos en vez de trabajar para que reciban una mejor atención médica. España tiene, aún en los tiempos que corren, un magnífico sistema sanitario y lo que deben hacer los gestores públicos es velar por él, no desviar recursos hacia prácticas inútiles por mucha gente que lo pida y aunque haya grupos de presión que lo reclamen para hacer más negocio a costa de la incultura de la ciudadanía.

Lo que dice la ciencia

La homeopatía no es más que un placebo. Es lo que han dictaminado, entre otros, la revista The Lancet, la Asociación Médica Británica -para cuyos miembros «es brujería”-, el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes británica, un grupo de expertos consultado por el Ministerio de Sanidad español y, hace unos días, el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia, que ha alertado, además, de que «las personas que optan por la homeopatía pueden poner en riesgo su salud si rechazan o retrasan tratamientos sobre cuya seguridad y eficacia hay evidencias sólidas». Porque la homeopatía mata.

El PSOE, partido mayoritario en La Matanza de Acentejo, debería pedir a su alcalde, Ignacio Rodríguez,  que dé marcha. El psicólogo Eparquio Delgado ha abierto una campaña en este sentido en la plataforma Change.org. Les animo que la respalden, aunque no creo que vaya a servir para nada. Recuerden que los socialistas ya propiciaron en Jaén la creación de un museo en honor de las caras de Bélmez, uno de los más descarados fraudes de la parapsicología española. Si viviera en La Matanza de Acentejo y fuera usuario de la televidencia o de cualquier otra estupidez, me asociaría y pediría al Ayuntamiento que cubriera mis irracionales necesidades con el dinero de todos.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Únete a la conversación

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Siento mucho escuchar ó mejor dicho leer tanta ignorantada junta con respecto a la homeopatía. Siento mucho que no hayan tenido un buen médico homeopático que les haya tratado sino un curandero que les haya dado agua con azucar y les haya cobrado un pastón por ese placebo pero sepan ustedes que están muy equivocados, que estoy totalmente a favor de la homehopatía y ni me dan gato por liebre ni me dan agua con azucar más que nada porque lo que padezco es «azucar» y si me dieran más azucar me subirían los niveles. Sólo puedo decir que lo que es un «lucrativo negocio en manos de grandes multinacionales» es la medicina tradicional que nos vende en pequeñas dosis pastillas que parecen que curan pero nos destrozan por otra parte y por eso intentan hundir la por fin celebrada iniciativa de esta concejala que será recordada como la primera que dio un paso al frente muy a pesar de lo que digan los demás porque es una decisión de la que no se van a arrepentir nunca. ¡¡¡FELICIDADES AL MUNICIPIO DE LA MATANZA DE ACENTEJO POR TAN BUENA NOTICIA Y ESPERO QUE NO TARDEN EN MÁS MUNICIPIOS DE TODAS LAS ISLAS EN PROPONER ALGO TAN BUENO!!!!

    1. Con gente como Saro defendiendo la homeopatía «porque sí» con tanto ahínco me dan ganas de montarme un consultorio homeopático en Tenerife y vivir del cuento. Que triste!

  2. Me parece una indecencia, pero ya que parece que lo va a hacer que sea obligatorio el acudir al tipo de medicina que elija: si elijen homeopatía, homeopatía gratis, pero si cambian, que se paguen los medicamentos y tratamientos de la medicina convencional, y a la inversa lo mismo. Así a lo mejor se consigue ese famoso estudio que demuestre la eficacia de uno y otro tipo de medicina.