Un parlamentario inglés quiere que la astrología entre en la sanidad pública

El parlamentario inglés David Tredinnick. Foto: Fundación Edge.El parlamentario conservador inglés David Tredinnick afirma que la astrología puede ayudar a resolver la crisis del Sistema Nacional de Salud  (NHS) británico. «Creo que la astrología y la medicina complementaria ayudarían a descargar a los médicos de la enorme presión que soportan», ha dicho en una entrevista en el número de enero de The Astrological Journal.

Partidario de las denominadas terapias alternativas, Tredinnick sostiene que los críticos de la astrología «suelen ser los matones que nunca la han estudiado» y que su oposición se basa en una mezcla de «superstición, ignorancia y prejuicios». Parece increíble, pero acusa a los escépticos de ser supersticiosos. Creen, explica, que la astrología es «lo que aparece en los periódicos» y tienen «prejuicios raciales» contra esa disciplina cuando es «una útil herramienta de diagnóstico» que «debería desempeñar un papel en el cuidado de la salud». Él, por ejemplo, sabe que es propenso a sufrir problemas en las rodillas por ser capricornio.

«Los signos del Zodiaco se han asociado con diferentes dolencias. Capricornio, por ejemplo, se asocia con las rodillas -soy un capricornio y siempre he tenido que vigilar mis rodillas-, Aries es la cabeza, Piscis los pies y el resto van en orden de arriba a abajo. Es una forma bastante simple de ver las cosas, pero, debido a su signo astrológico, algunas personas serían más susceptibles a unas enfermedades que otras», explicaba el año pasado en Pulse, al tiempo que pedía la inclusión de todo tipo de pseudoterapias en el NHS. «Preveo un día en el que la astrología desempeñará un papel en la asistencia sanitaria», augura ahora el político conservador, quien argumenta a su favor que «la astrología era hasta los tiempos modernos parte de la tradición de la medicina». También lo eran las sangrías y no por eso hay que recuperar su práctica.

Aunque suene a chiste, Tredinnick es miembro de los comités de salud y de ciencia y tecnología de la Cámara de los Comunes. «Creo que sus puntos de vista son demenciales», dijo en diciembre el médico y divulgador científico Robert Winston Lord Robert Winston cuando el parlamentario expresó su apoyo a la homeopatía, práctica pseudocientífica que se beneficia en Reino Unido del respaldo de Carlos de Inglaterra a todo tipo de supercherías.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

6 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. En el fondo tiene razón: si a la gente le da por confiar en la astrología y la «medicina complementaria» (?) se morirá mucho antes y no saturará el sistema de salud británico

  2. Muy buena noticia
    Pero soy partidario de ir poco a poco después de más de 3 siglos apartada. Recordando que antes la formación y astrología iban de la mano.
    Antes hay muchos mimbres que estructurar, no se puede ir a lo loco y sin consenso.
    Iniciativas como la de este parlamentario es un buen comienzo.

    1. «Recordando que antes la formación y astrología iban de la mano.»

      Y antes la educación y la posesión de esclavos iban de la mano. ¿Y? Por suerte avanzamos (aunque sea lentamente) y desechamos lo retrógrado.

      Bonita falacia ad antiquitatem.

  3. Lo que mas miedo da es que un tipejo con el nivel intelectual de una lombriz sea parlamentario y además ocupe un cargo relevante en un comité de salud y ciencia… ¿Es que ahora exigen el certificado de subnormalidad para ser político…?

  4. Por azar nací cuando la constelación de Ofiuco cruzaba la eclíptica. ¿Será porque no tengo signo del Zodíaco que aborrezco las supercherías de las pseudociencias? Huérfano, no tengo ni personalidad ni destino ¡pseudoAy de mí, los pseudomédicos no podrán pseudotratarme!

    Qué triste, con lo maravillosas que son la Astronomía [incluyendo el estudio de su pasado y etnografía] y la Cosmología, perder el tiempo y extraviar la mente con burdas supersticiones.