Catálogo de ‘magufadas’

Lista de seminarios, tratamientos y cursos que ofrece el Centro Chamán de Málaga. Foto: Luis Rull.

Osteopatía, flores de Bach, gemomasaje, quiromasaje, drenaje linfático, reflexología podal, naturopatía, acupuntura, kinesiología, técnica craneosacral, chocolaterapia… Mi amigo Luis Rull ha titulado esta imagen Catálogo de ‘magufadas’ y, aunque la palabra magufo no me gusta y no la utilizo nunca, me parece que su derivada resume perfectamente la oferta de esta escuela naturópata de Málaga cuyo acertado nombre es Centro Chamán. Dicen en su web que tienen «más de 15 años de experiencia en la enseñanza de las materias más representativas y con más futuro profesional de las medicinas alternativas», y alardean de estar homologados por la Federación Española de Profesionales en Naturopatía (Fenaco) y la Fundación Europea de Medicinas Alternativas, como si eso tuviera algún valor fuera de los mundos de Yupi. ¡Ah!, en lo alto del escaparte destacan que ganaron en 2010 el premio a la mejor escuela de Andalucía otorgado -esto lo ponen en pequeño- por el Colegio Profesional de Naturópatas de Andalucía. Sería para reírse si no fuera porque hablamos de individuos que van por ahí aplicando a enfermos su inútil magia como si sirviera para algo, jugando con el bienestar y la salud de sus clientes.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

5 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. El nombre de la «prestigiosa» institución lo dice todo: ‘Chamán Center’… No se puede esperar de un burro otra cosa que no sea una patada.

  2. Se me revuelve el estómago. Estas notas me ponen al borde de la depresión.
    Estamos entrando de lleno a una era de oscurantismo autoinflingido y que es coetánea de los resultados más halagüeños en la historia de la medicina científica. La internet tiene a la vez la información más certera y basada en pensamiento crítico racional y la más pedestre mezcla de engañifas, embustes equivocaciones y medias verdades que vuelven todo lo que apesta a «new age» un pantano en el que se siguen metiendo nuestros jóvenes y, tristemente, uno que otro titulado universitario.
    La nausea.