Las grandes religiones y los extraterrestres

«Mientras algunos de nosotros aseguran estar preparados [para el hallazgo de vida en otros mundos], muchos probablemente no lo están… Muy pocos entre nosotros han pasado tiempo pensando en serio acerca de lo que el descubrimiento de vida extraterrestre -sean virus, criaturas unicelulares o seres bípedos pilotando su naves intergalácticas- podría suponer para nuestras creencias personales y nuestras relaciones con lo divino», asegura David Weintraub, astrónomo de la Universidad de Vanderbilt que acaba de publicar un libro en el que examina lo que las grandes religiones han dicho sobre la existencia de alienígenas.

'Religions and extraterrestrial life', del astrónomo David Wintraub.El científico toma como punto de partida para su reflexión unas declaraciones de Albert Einstein. Cuando al más célebre de los físicos le preguntaron si creía que podía haber vida en otros mundos, respondió que «quizás, pero no hombres». Y, cuando seguidamente le interrogaron sobre si el descubrimiento de alienígenas podía provocar un choque entre ciencia y religión, dijo que «no, necesariamente, aunque dependería, por supuesto, del punto de vista religioso». El autor de Religions and extraterrestrial life analiza la postura sobre este asunto de dos docenas de credos, desde el judaísmo, el cristianismo y el islam hasta el budismo y el hinduísmo, pasando por los cuáqueros, los mormones, los adventistas y otras sectas protestantes. Weintraub destaca que uno de cada cinco estadounidenses cree en extraterrestres, aunque las diferencias son considerables según la filiación religiosa. Así, esa creencia se reduce a un 29% de los baptistas y un 32% de los cristianos, pero la comparte un 44% de los musulmanes. El colectivo más alienófilo es el de los ateos, con un 55% de creyentes en seres de otros mundos.

El astrónomo, que ha consultado obras de teólogos y líderes religiosos, asegura que los credos que asumirían más fácilmente el hallazgo de vida fuera de la Tierra serían el hinduísmo -algunos de sus pensadores han contemplado la reencarnación en extraterrestres- y el budismo, que habla de miles de mundos habitados. Según él, hay fragmentos del Corán que parecen apoyar la idea de «seres espirituales» en otros planetas, si bien «el islam es un conjunto de prácticas diseñadas sólo para los humanos sobre la Tierra». Los judíos, que en el Talmud y en textos cabalísticos hablan de infinidad de mundos y no rechazan la existencia de otras civilizaciones, no consideran ninguna amenaza para su fe que no estemos solos.

«Desde la perspectiva de un católico romano, si existen extraterrestres sintientes, algunas, quizá no todas las especies, podrían sufrir el pecado original y requerir la redención», dice el astrónomo. ¿Tendrá que ser Jesús crucificado en millones y millones de mundos? Entre los protestantes, asegura Wintraub, los hay para quienes los alienígenas no supondrían ningún problema y otros, los fundamentalistas, que en su mayoría rechazan su posible existencia. Los mormones y adventistas creen, por su parte, que hay otros mundos habitados. Hace seis años, el director del Observatorio Astronómico del Vaticano, el jesuita argentino José Gabriel Funes, dijo que Jesús murió en la cruz en el Gólgota para redimirnos no sólo a nosotros, sino también a los “hermanos extraterrestres”.

Unas bacterias en Marte no van a poner a hacer caer del altar a ningún dios. Sin embargo, sin haber leído el libro de Weintraub, me parece francamente difícil congeniar cualquier credo humano con el caso más extremo, e improbable, de contacto con alienígenas: el de una civilización inteligente más avanzada que la nuestra con la que nos entendamos. Esos universos de ciencia ficción donde quién más, quién menos, adora a un ser superior, las divinidades se parecen bastante y algunas hasta son clónicas, merecen tanto crédito como el hecho de que todos los extraterrestres sean humanoides. Me parece infinitamente más probable un escenario en el que todas las religiones terrestres difuminen sus diferencias para hacer frente común contra el enemigo alienígena. Como hacen con los ateos.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Únete a la conversación

8 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Eloy,la has clavado,principal motivo por el que los libros de historia tienen una linea temporal del hombre ridicula y fantasiosa ,viene derivada de las limitaciones de la»fe»…No les encajan 12.000ac,ni monumentos,ni hechos,ni pruebas….

  2. Dudo mucho que los ateos sean los más «creyentes» en alienígenas.
    Algo más propio de los creyentes que relacionan a su dios con un hombre…¿Sino cuándo se les acabe donde predicar a quienes se van a dirigir? Bien pensado, en el fondo extremo y perdido de cualquier cohete puede ser ése el meollo de la «carrera espacial» :)). Aunque dudo mucho que con esta tecnología se llegue más allá de lo que lleva viajado aquel Viajero espacial con su disco.
    No es improbable que haya seres en otros mundos…supuestamente habitables, pero su probabilidad de conectar está entredicho. Tampoco que esté basada su existencia en y como la nuestra. Pero sí es probable que si existieran son mucho más inteligentes que nosotros, no desean dar muestras de ello para impedir cualquier contacto que los idiotice más, con religiones y sus guerras.

  3. «Weintraub destaca que uno de cada cinco estadounidenses cree en extraterrestres, aunque las diferencias son considerables según la filiación religiosa. Así, esa creencia se reduce a un 29% de los baptistas y un 32% de los cristianos, pero la comparte un 44% de los musulmanes. El colectivo más alienófilo es el de los ateos, con un 55% de creyentes en seres de otros mundos».
    Uno de cada cinco es el 20%. ¿Cómo cuadra esto con los porcentajes presentados?

    1. Yo soy ateo y no hay ni un cientifico en el mundo que dude de la existencia extraterrestre,de lo que se duda es del concepto borreguil que muchos teneis y temeis a la hora de nombrar la dicha palabra…el cine de hollywod a hecho mucho daño y por cierto,el analisis comparativo es una de las herramientas mas efectivas de la ciencia,los extraterrestres no son una creencia,informate sobre la ecuacion de drake,son mas bien una probabilidad,el creacionismo,es el que no se sostiene en nada y mas cuando los relatos de la biblia no son mas que un conjunto de copy paste de sucesos ocurridos en otras culturas mucho mas antiguas,asi como el nuevo testamento un lavado de cara a un dios/dioses(la pluralidad en la biblia es de sobra conocida)psicopatas,violadores,celosos y genocidas…

      1. no iba para ti,si no para el de arriba…xD Los ateos si son los que mas reconocen la probabilidad de existencia extraterrestre,un cristiano se mata antes,o se inventan cualquier fantasia para cuadrar a ese jesus que le dio a conocer la misma iglesia que ahora,por interes y por que no les queda mas remedio,tildan de mentirosa y satanica,pero jesus,si es real,claro…

      2. La ecuación de Drake, a partir del tercer o cuerto término, es muy poco más que mera especulación. En cuanto a si los científicos dudan o no de la existencia de vida inteligente extraterrestre (que de eso va la tal ecuación ¿no?), sería interesante conocer a alguno que no lo haga.

    2. Me azote al contestarte,no acabe de leer del todo,que costumbre mas fea,totalmente de acuerdo,y contacto contemporaneo yo creo que tampoco,pero si existe la probabilidad de que en un principio y en nuestra etapa neolitica,incluso antes ya estuvieron por aqui,tal vez nuestra obsesion con las deidades provengan de ahi,lo mas seguro y esta claro que en la cultura de la humanidad no son pocas las reseñas y pruebas de que hay algo inexplicable en nuestra cultura,y que hay relaciones entre diferentes civilizaciones que seria de tontos culpar a la casualidad,asi como la mayoria de nuestros magestuosos monumentos,extraños,diferentes,,realizados con un conocimiento exagerado para la epoca y que no casan ni han casado nunca con nuestra forma de actuar y de construir,a parte de estar realizados en epocas en las que el ser humano era poco mas que un mandril con palos,(me refiero a nivel intelectual) y la arqueologia, ya desde la revolucion industrial que cambio la vocacion por el dinero,implantando dogmas que van en contra del pensamiento racional y cientifico pues no ayuda,pero cualquiera dice nada…

  4. Para el agnóstico o el ateo, la pregunta ¿Si existen extraterrestres sintientes: qué sentido tiene la misión salvadora de Jesús para ellos? Es simplemente una simpleza. Pero para el creyente supone un problema enorme, pues al proponer a un Dios responsable de toda la creación, está obligado a encajar dentro de las estrecheces de su fe todo lo que la ciencia vaya descubriendo. Eso a veces es posible con imaginación y buena voluntad, y a veces es directamente una ridiculez. Lo asombroso es que siempre aparece alguien capaz de la ocurrencia más impensable: ¡que el autosacrificio de Jesús en el tercer planeta del sistema solar durante la ocupación romana de Palestina de hace dos mil años, pueda servir también para lavar el pecado original de, por ejemplo, los reptilianos de Sirio-6, o los annunakki de Niburu! Ostras, pues no se me había ocurrido, oye. Pero ahora que lo dices, a lo mejor.
    http://areasubliminal.com/simposio-internacional-ciencia-y-religion-en-el-siglo-xxi/