Piden que en la regularización de la homeopatía prime la protección de la salud frente al interés de la industria

La homeopatia es 100% agua.El Círculo Escéptico va a presentar alegaciones al proyecto de orden ministerial de regularización de los productos homeopáticos para exigir que en la norma prime la protección al consumidor frente a los intereses de la industria del sector. El texto propuesto «permitiría que sustancias que no han demostrado curar nada se anuncien y vendan como medicamentos reales. Esto va en contra de la protección de la salud que es responsabilidad del Ministerio [de Sanidad] y contradice lo determinado por su propio comité de expertos en diciembre de 2011, que dictaminó que la homeopatía «no ha probado definitivamente su eficacia en ninguna indicación o situación clínica concreta» y que sus resultados en ensayos clínicos son indistinguibles del placebo», advierte la asociación en el anuncio de la campaña 100% agua y en las cartas que ha dirigido a los partidos políticos con representación parlamentaria.

Ante el engaño y el riesgo para la salud de los ciudadanos que conlleva la comercialización como medicamento de algo que no lo es, el Círculo Escéptico pide al Gobierno de España que «cumpla lo dispuesto en la Directiva 2001/83/CE para proteger al consumidor y:

-prohíba que los productos homeopáticos que no demuestren su efectividad incluyan cualquier indicación terapéutica en el etiquetado, prospecto, publicidad e información relativa a los mismos;

-y exija a aquellos remedios que pretendan sanar alguna enfermedad o dolencia pruebas clínicas y científicas similares a las de cualquier medicamento».

Millonaria rebaja de tasas

La organización escéptica española también pide que se retiren inmediatamente del mercado «todos los preparados que a día de hoy carecen de autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, y que se exija a los fabricantes el pago de las tasas correspondientes a la evaluación, autorización e inscripción en el registro de cada uno de sus productos, sin privilegios». Frente a eso, el borrador de proyecto de orden ministerial rebaja las tasas que tendría que pagar la poderosa industria homeopática para regularizar su situación de 350 millones de euros a poco más de un millón.

Por último, el Círculo Escéptico reclama que, «en cumplimiento de sus funciones de protección de la salud pública, el Ministerio de Sanidad y las Administraciones Públicas se comprometan a:

-informar a consumidores y pacientes de la ausencia de evidencias que demuestren la efectividad de los productos homeopáticos;

-evitar que médicos y profesionales sanitarios adscritos al Sistema Público de Salud prescriban o recomienden homeopatía a sus pacientes; y

-trabajar para que la normativa europea excluya la posibilidad de calificar oficialmente como medicamentos a cualesquiera productos que no hayan demostrado efectividad».

La asociación va a trabajar en todos los frentes para paliar esta situación de desprotección de la ciudadanía en beneficio de una poderosa industria, e invita a particulares y todo tipo de entidades a que se sumen a la campaña 100% agua. Para ello, pueden contactar con la asociación por correo electrónico, a través de Twitter y Facebook, además de apoyar con su firma en la plataforma Change.org lo que se reclama en la campaña 100% agua. Porque la homeopatía no es medicina, que no le engañen, y usarla puede llegar a ser mortal. Al venderse como efectiva contra enfermedades, puede generar en el paciente la sensación de que está poniendo remedio a su problema de salud y no necesita la siempre más incómoda medicina convencional. Esa confianza en esta pseudomedicina ha tenido fatales consecuencias en numerosas ocasiones.

El Círculo Escéptico es una asociación sin ánimo de lucro que fomenta la práctica del pensamiento crítico en la vida diaria, de la que forman parte divulgadores, científicos y e interesados por la ciencia y la cultura. Si quiere hacerse socio, será bienvenido porque, cuantos más seamos, más fuerza tendremos.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.