Sandro Rey y sus gafas radiónicas de videncia extrema

Sandro Rey predice el futuro con sus gafas radiónicas en La Sexta.

«He visto cosas que vosotros no creeríais…», decía el replicante Roy Batty (Rutger Hauer) en su memorable monólogo de Blade runner (1982). El viernes yo vi algo increíble, gracias a un lector de Magonia que todavía no se ha recuperado de la impresión. Vi a Sandro Rey prediciendo el futuro a incautos ataviado con unas gafas radiónicas. Según el locutor que le acompañaba, se trata de «un invento realizado por científicos para estimular el funcionamiento del cerebro», un ingenio que le permite al melenudo vidente «mejorar esa capacidad extrasensorial tan grande que tiene». Fíjense si el adivino de las madrugadas de La Sexta tiene superpoderes que, para ganarse la vida, en vez de acertar el número de la lotería u otro juego de azar y disfrutar de un retiro de lujo, se dedica a sonsacar a incautos y contarles generalidades en un 806. He de reconocer, no obstante, que llevo unas semanas enganchado al descaro de este brujo y que sería fan suyo si no fuera por las víctimas de su engaño, gente emocional y económicamente desesperada. Las gafas radiónicas de Sandro Rey son a la videncia de 2013 lo que las túnicas de Rappel a la de los años 90: el ridículo llevado al extremo. Es hora de reír.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.