28 segundos para informar del fin del mundo como lo conocemos… y pasamos a la siguiente noticia

Veintiocho segundos dedicó ayer La Sexta Noticias, en su edición de tarde, a informar del fin del mundo tal como lo conocemos. «Groenlandia se derrite: en sólo cuatro días, el 97% de la cubierta de hielo se ha fundido», advertía la presentadora. Y añadía que los científicos no habían podido determinar todavía «si el fenómenos afectará a la pérdida de hielo global este verano y a la elevación del nivel del mar». Obviamente, era una muestra más del repetido error de confundir que el 97% de la cubierta helada de la isla sufrió entre el 8 y el 12 de julio deshielos superficiales con que el 97% del hielo de Groenlandia se había licuado. De haber ocurrido esto último, se habrían inundado todas las zonas urbanas costeras en mayor o menor grado y habría habido en el mundo millones de desplazados, porque el nivel del mar habría subido unos 7 metros.
Sentado delante de la tele, no me llamó tanto la atención la falta de precisión de la pieza como el tiempo dedicado a ella: menos de medio minuto. Un tercio de lo que había durado la información anterior, dedicada a cómo cocinan las sardinillas en la Festa da Xouba, en Rianxo, y una cuarta parte de lo habitual cuando hablan de las histerias electromagnética y química, y de terapias inútiles. El fin del mundo ha perdido muchos enteros de tanto anunciarse y no llegar. O eso o es que los responsables de La Sexta Noticias pensaron que mejor que la catástrofe medioambiental nos cogiera con el estómago lleno de sardinillas.