‘La Sexta noticias’ alimenta la quimiofobia y la histeria electromagnética, otra vez

Se coge un congreso pseudocientífico organizado por entidades que venden remedios a males inexistentes, se entrevista a un par de supuestos expertos y a un par de pobres afectados, y el resultado es una pieza sobre sensibilidad química múltiple (SQM) e hipersensibilidad electromagnética que ejemplifica el peor periodismo gilipollas, el más irresponsable y sensacionalista. La presentadora advierte al espectador de que «la gran mayoría de estudios dice que eso (las sustancias químicas de síntesis y las ondas de los móviles y la Wi-Fi) no nos afecta», y el redactor apunta al final que «los críticos con estos trastornos dicen que todo está en la mente»; pero toda la pieza está confeccionada en sentido contrario. Ocurrió el sábado en La Sexta noticias y me enteré gracias a Félix Moreno Gómez. No es algo nuevo. Ya cansa. Pero no por eso hay que dejar de denunciar la desinformación campante en algunos medios cuando se habla de este tipo de patologías.

Detrás del denominado VI Congreso Internacional de Medicina Ambiental, celebrado en Madrid el pasado fin de semana, no hay instituciones científicas, sino organizaciones que se dedican al negocio de asesorar a presuntos afectados, defenderles legalmente, hacer auditorias medioambientales y venderles todo tipo de cachivaches frente a una amenaza inexistente, además de clínicas alternativas con sus correspondientes tratamientos mágicos. Así, por ejemplo, la estrella de las jornadas fue el médico estadounidense William Rea, a quien tanto Europa Press como La Sexta presentaron como pionero de la medicina ambiental y de quien dijeron que ha tratado a más de 30.000 pacientes.

Lo que no contó ninguno de esos medios es que, ay, en 2007 la Junta Médica de Texas acusó a Rea de utilizar tests pseudocientíficos, hacer diagnósticos erróneos, practicar tratamientos «irracionales», no informar a sus pacientes de que lo que hace no está probado y ejercer especialidades para las que no está preparado, tal como indica Stephen Barrett. Encima, el reportaje sostiene que la lucha contra la química de síntesis y el electromagnetismo recuerda la vivida contra el tabaco, como si los peligros de este hábito los hubiesen descubierto charlatanes como Rea y no científicos de verdad como los que no consulta La Sexta. Y, por supuesto, da por bueno que en España hay unos 300.000 afectados por SQM e hipersensibilidad electromagnética, cifra inventada por quienes rentabilidad estas dos nuevas enfermedades con origen, según ellos, en el maldito progreso, en la despiadada industria química y en las voraces operadoras telefónicas.

Mi momento preferido es cuando la presentadora del informativo limita la emisión de ondas de mal a los móviles y las redes Wi-Fi. ¿Por qué no incluye las de la televisión?, ¿qué las excluye de ser nocivas para la salud? Lo dije hace unos meses y lo repito: el quid de la cuestión en el asunto del miedo electromagnético y la quimiofobia es el mismo que en el caso de cualquier otra conspiranoia, que algunos ganan mucho dinero explotando la credulidad popular y que los periodistas, a veces, abdicamos de nuestro deber, traicionamos al público y hacemos publicidad a estos vendemotos por ignorancia, pereza o conseguir un titular llamativo. Todos los ensayos clínicos apuntan a que la SQM y la hipersensibilidad electromagnética son dolencias de origen psicosomático. Esta pieza de La Sexta noticias es un trabajo al servicio de quienes se inventan enfermedades para luego vender curas inexistentes a las mismas, y explotan el dolor de personas que sufren de verdad, como las dos mujeres que ofrecen sus testimonios. Periodismo irresponsable a más no poder.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

6 respuestas a «‘La Sexta noticias’ alimenta la quimiofobia y la histeria electromagnética, otra vez»

  1. Comprendo perfectamente que no desee usted que le comparen con Torquemada, aunque, si lo mira fríamente, se dará cuenta de que lo tiene bien merecido. Siga con su extraña cruzada y disfrute en la compañía exclusiva de sus discípulos y seguidores. Es lo que hacían, sin ir más lejos, Hitler, Mussolini o Pinochet. Ya puede borrar el comentario; le prometo que no volveré a entrar. Adiós

  2. http://blogs.elcorreo.com/magonia/2012/06/11/los-misterios-del-mar-el-sabado-en-el-decimotercero-enigmas-y-birras-de-bilbao/

    Me parece muy bien, pero que conste que este señor tiene la misma autoridad que Iker Jiménez o J.J.Benítez a la hora de disertar sobre esos temas, siendo, por tanto, merecedor de idéntica credibilidad.
    Por cierta, una actuación cien por cien democrática y abierta, ésa de cerrar los comentarios. No esperaba menos de usted. Un cordial saludo.

  3. Felicidades por impedir los comentarios en las futuras entradas de tu blog. Es la actitud que corresponde a un hombre de mentalidad abierta como tú.

Los comentarios están cerrados.