Descubren el calendario maya más antiguo y no acaba en 2012: se proyecta en el futuro 7.000 años

Cálculos del calendario de Xultún que se proyectan hasta 7.000 años en el futuro. Foto: William Saturno y David Stuart.

Arqueólogos estadounidenses han descubierto la más antigua representación del calendario maya en las paredes de un edificio del complejo de Xultún (Guatemala) del siglo IX. Estos jeroglíficos dan un nuevo golpe a la idea supersticiosa de que esa cultura precolombina vaticinó el fin del mundo para 2012. «Los antiguos mayas predijeron que el mundo seguiría, que, dentro de 7.000 años, las cosas serían iguales», explica el arqueólogo William Saturno, de la Universidad de Boston y autor del hallazgo, que se publica hoy en la revista Science y en el número de junio de National Geographic.

Los investigadores sospechan que los jeroglíficos, que están acompañados de varias figuras humanas, son parte del trabajo de un escriba. Una de las paredes del edificio está cubierta con barras y puntos que, según Saturno, representan el ciclo ceremonial -de 260 días-, el solar -de 365-, el de Venus -de 584- y el de Marte, de 780, y que se proyectan 7.000 años en el futuro. Otra contiene cálculos relativos al ciclo lunar. «Es el tipo de cosas que sólo aparecen en un lugar, el Códice de Dresde, que los mayas escribieron siglos después. Nunca habíamos visto algo así», destaca David Stuart, profesor Schele de arte y escritura mesoamericana de la Universidad de Texas.

«Es como un episodio de la serie de Big Bang Theory, con un problema de matemáticas propio de un geek que están solucionando en la pared. Parece que usaban la pared como una pizarra», indica Saturno. Este experto interpreta las anotaciones hechas en rojo en una de las secciones mejor conservadas como correcciones a algunos cálculos. «Uno de los objetivos de los autores del calendario maya, que conocemos gracias al estudio de los códices, era buscar la armonía entre sucesos celestes y rituales sagrados», escriben los investigadores en Science. Y las previsiones de los escribas de Xultún se proyectan en el futuro mucho más allá que el 21 de diciembre de 2012, nada menos que 7.000 años.

Los científicos indican que, en contra de lo que se sostiene desde el mundo de lo paranormal, el calendario maya no marca ningún fin de nada para este año. «Es como el cuentakilómetros de un coche, con el calendario maya rodando desde los 120.000 hacia los 130.000. Según los números dan la vuelta, el coche se acerca cada vez más al depósito de chatarra; la cuenta de los mayas simplemente empieza de nuevo», explica Anthony Aveni, profesor de astronomía y antropología en la Universidad Colgate y coautor del trabajo. Lo mismo que ocurre con nuestro año, siglo o milenio.

Varias figuras humanas en una de las paredes de Xultún. Foto: Tyrone Turner.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

13 respuestas a «Descubren el calendario maya más antiguo y no acaba en 2012: se proyecta en el futuro 7.000 años»

  1. …7.000 años porque no les quedaba pared, y teniendo en cuenta que descontaban para datar, es notable la esperanza que tenían en perdurar en el tiempo…no obstante claro que tenían agoreros del fin del mundo, siempre hay…cuando deje de haberlos será un reflejo de un profundo cambio en las sociedades humanas.

  2. Según me han dicho los seres de luz de Andrómeda con los que estoy en contacto, fueron ellos mismos los que instruyeron a los mayas (entre otras muchas civilizaciones) sobre los misterios del cielo. Ellos me aseguran que el 21 de diciembre de este año no se acabará el mundo en el sentido físico, pero sí en el espiritual. Estad atentos, vosotros, incrédulos, pues se viene un cambio fundamental para la humanidad. Quienes no estén del lado correcto lo pagarán con dolor y desolación. La fuerza de la energía cósmica golpeará a la Tierra con toda su potencia. Quienes no estén vibrando en el plano correcto, sufrirán las consecuencias. He visto cosas aterradoras.

  3. Como siempre digo, el calendario maya no se acaba ni nunca se acabó 2012. Lo que pasa es que cambiamos de Baktun (unidad de aprox 400 años) es decir, el 21 de diciembre de 2012, si aceptamos la sincronía GMT+2 que es la corrientemente aceptada (hay otras que lo moverían unos siglos adelante o atrás, pero la GMT+2 es la que mejor se adapta a las fechas del C14) pasaríamos de la cuenta larga 12.19.19.17.19 a 13.0.0.0.0. Es decir que hasta que el calendario se resetee en 19.19.19.17.19, nos quedan 7 baktun enteros, es decir 2800 años… y el inicio fue hace 13baktunes=hace 5200 años

    Pero hay otra cosa, los mayas utilizaban cuentas de longitud para añadirla a cualquier fecha expresada en la cuenta larga, de manera que fueron capaces de calcular fechas millones e incluso miles de millones antes del inicio de su calendario, como ocurre en ciertas estelas de quirigua, que hacen referencia a sucesos mitológicos en esas fechas, cuyo significado e importancia el estado de nuestros conocimientos de la lengua maya no nos permite apreciar.

    La leyenda en realidad viene del hecho de que el final de la civilización clásica maya en las tierras bajas del Petén tuvo lugar hacia el 10.0.0.0.0. es decir en el siglo IX de nuestra era, con lo que algunos suponen que los cambios de baktun suponen catástrofes en la historia. Esta teoría tiene graves fallos. Primero que la civilización maya siguió bastante viva en el Yucatán hasta la conquista hispana, tan viva que a los conquistadores les costó casi medio siglo en dominarles, y en segundo lugar, que no tenemos noticias de catástrofes en el 11.0.0.0.0 (siglo XIII), o el 12.0.0.0 (siglo XVII).

  4. Que disgusto, ya habia alquilado un ático con birras y patatas fritas para ver esa Final del Mundo. Pero y si San Pablo tenia razón y a Dios le da igual un dia que mil años, o siete mil?

    Sjarre, los apocalípticos nunca se baten en retirada, seria un contrasentido porque el Apocalipsis está siempre por venir.

  5. No Luis, estás equivocado, es porque le restaron 4988 porque los Mayas ya sabían que era el Número Sagrado Cuántico. Todo encaja. Este año se acaba el mundo.

    :-)

  6. Me encanta!! Pues anda que no tengo amigos que están con lo de los Mayas que no callan. En fin, gracias por la redacción de este artículo.

Los comentarios están cerrados.