4 comentarios

  1. Varias cosas quiero decir: 1) La pareja perfecta existir no existe ; 2)Cuando una persona es, por ejemplo, católica, quiere bautizar a su hijo, si el otro es ateo ó por ejemplo protestante, no quiere, si para el papista el bautismo papal es importantísimo y el ateo anticlerical lo considera una barbaridad, ¿Qué probabilidad cree el señor Gámez que hay de que surja problema? (use la lógica Gámez y no caiga Ud. en pseudociencias) 2) Su pareja desea ir al astrologo si su hijo tiene problemas (o al señor que le impone las manos) y Ud. como escéptico, a un profesional cualificado: “un psicólogo”: Se traduce en: “problemas” 3) Mi pareja me quiere poner una bandera de mil colores en la mesilla de noche (yo la detesto) ¿Qué pasa?. 4) Mi mujer solo sabe tener conversaciones basadas en: signos zodiacales, el ki de la acupuntura, medicinas alternativas, dioses, personas como Rosemary Altea ó Anne Germain, y reacciona con ira cuando el “ateo” de su marido: (al menos si es una persona que tiene en alta estima sus convicciones racionalistas) se le da por cuestionar toda esa mierda, etc, etc, etc. Piense un poco señor Gámez

  2. Mas ejemplos: «A mi supuesta mujer» (afortunadamente no tengo pareja) le apasiona el campo, a mi, me deprime en gran manera: ¿cada uno por su lado señor Gámez?

  3. ¡ Y más! , su hijo necesita aprender ciencia, Ud. es consciente de que la Tierra no tiene 10000 años, pero su esposa, es una fundamentalista, ¿no existe cacao mental pa su hijo señor Gámez?

  4. Estoy contigo toms, pienso que la similitud de personalidades y gustos sí influye en una relación. Se sabe uno de los factores que provocan los conflictos entre las personas son las diferencias personales. Pongo un ejemplo. Si al hombre (o viceversa) le gusta mucho salir los fines de semana de fiesta y su pareja es más bien casera, a largo plazo ya tienen un problema, porque siempre va a tener que fastidiarse uno de los dos. Otro ejemplo es la opinión política o religiosa como tú dices. Yo creo que más bien se trata de que los dos compartan una visión de la vida, valores comunes, que estén en la misma «onda».

Los comentarios están cerrados.