¿Se convertirá hoy Javier Arenas en el cuarto presidente autonómico Power Balance?

Javier Arenas saluda, Power Balance en alto, a los asistentes al mitin de cierre de la campaña electoral en Sevilla el viernes. Foto: AFP.¿Será Javier Arenas el próximo presidente andaluz? Los sondeos apuntan en ese sentido. Si se cumplen las previsiones, Andalucía se convertirá en la cuarta comunidad autónoma dirigida por un creyente en la magia de la Power Balance, después del Madrid de Esperanza Aguirre, la Euskadi de Patxi López, que se quitó la pulsera del equilibrio en cuanto recibió las primeras críticas, y las Islas Baleares de José Ramón Bauzá.
¿Cómo puede haber a estas alturas alguien que se trague un timo así? ¿En qué país viven los asesores de Arenas? ¿Es que no saben que ese complemento revela que quien lo usa es un pardillo? ¿Es que ignoran que los fabricantes de esa pulsera admitieron hace más de un año en Australia que es un timo, que no hay pruebas de que haga lo que dicen que hace? ¿Es que no se han enterado de que Power Balance se declaró en noviembre en quiebra al tener que hacer frente a indemnizaciones millonarias a clientes estafados en Estados Unidos?
El auge de la Power Balance es un síntoma de que la ignorancia no entiende ni de profesiones ni de inclinaciones políticas. Demuestra que uno puede llegar a las más altas cotas del poder -recuerden a Leire Pajín, ministra de Sanidad, y su pulsera del equilibrio– haciendo ostentación del uso de un producto milagro. Como ciudadano, me inquieta que la gestión pública esté en manos de alguien que cree en supercherías como ésta. Sinceramente, me hace dudar de su buen juicio respecto a cualquier otro asunto.
Me he enterado de que Javier Arenas es un orgulloso usuario de la Power Balance gracias a que el biólogo Alberto Cifuentes Torres ha colgado una foto del político popular con ella en Facebook en el grupo Apoyo al profesor Fernando Cuartero.

8 comentarios

  1. Muy buenos los comentarios que definen -según tú- al que usa la famosa pulsera de las pelotas. El problema es que la gente ha perdido cualquier atisbo de carácter, y es presa fácil de la publicidad o de comentarios como los tuyos. Si yo fuera Arenas, no me quitaría la «Power» aunque lo ordenara el obispo de Calahorra. ¡Faltaría más…!

  2. no entiendo cual es el problema de llevar la dichosa pusera y por que no puede llevarla?
    se sabe que es un timo, yo la llevo y si me tocan las narices, me la cuelgo de la oreja………..por no decir otro sitio
    siempre sacando punta la lapizzzzzzzzzzzzzzzzzz

  3. @kaixo123
    No todos los compradores son conscientes de que pagan una pasta por una simple pulsera de plástico que promete falsamente mejorar el equilibrio físico y la fuerza del usuario aprovechando la ignorancia o superstición. Y comprarla y usarla sabiendo que es una estafa, simplemente porque está de moda o porque sí, no parece el colmo de la sabiduría o la razón.
    Pero ¿quién quiere ser razonable? si el Emperador está contento con su (inexistente) nuevo traje (muy fresco para el verano) pues allá el, y, si el pueblo:
    «-¡Pero si no lleva nada! -gritó, al fin, el pueblo entero.»
    para eso está el orgullo del Emperador:
    «Aquello inquietó al Emperador, pues barruntaba que el pueblo tenía razón; mas pensó: «Hay que aguantar hasta el fin». Y siguió más altivo que antes; y los ayudas de cámara continuaron sosteniendo la inexistente cola.»
    http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/euro/andersen/trajenue.htm
    Colorín coloraro, unos euros han timao.

  4. Será por culpa de la pulsera esa que el resultado haya sido tan «equilibrado» que se han quedado sin mayoría absoluta para gobernar…

  5. Arenas no se traga ningún timo, demuéstralo con pruebas. Sólo usa la pulsera porque le combina con la camisa y se la regaló su esposa. Nada más. Siempre con tus falsas acusaciones de fanático, en cualquier momento vas a terminar en la cárcel o llorando a tus amigos que pongan dinero para pagar la fianza, como hace todos los pseudoescépticos, que primero insultan y después andan lloriqueando porque la jsuticia los condena.
    Y a mí como ciudadano lo que realmente me inquieta es que haya gente tan pelotuda en los medios de comunicación.

  6. No tiene excusa. Si no piensa que es un timo, por ignorante. Si la lleva a sabiendas de que es un timo, por no pensar en la repercusión que tendrá sobre su imagen. No tiene excusa.

Los comentarios están cerrados.