CosmoCaixa Barcelona acoge un encuentro de sanadores espirituales y charlatanes cuánticos de la Nueva Era

Cartel de la jornada pseudocientífica 'La evolucion de la conciencia', en CosmoCaixa Barcelona.Todo es posible en España. Incluso que un museo de la ciencia promocione la anticiencia. Es lo que hará este sábado CosmoCaixa Barcelona: acogerá un encuentro cuyas estrellas son cuatro destacados autores del movimiento de la Nueva Era: Ervin Laszlo, Annie Marquier, Patrick Drouot y Marie Lise Labonté. Laszlo sostiene que existe un «campo cósmico de interconexión, que conserva y transmite la información», y sería como La Fuerza -el lo llama campo Akásico- que lo impregna todo en el universo de Star Wars; Marquier afirma que «el corazón tiene cerebro» y, que, como tal «puede influir en nuestra percepción de la realidad»; Drouot cree que «cada uno de nosotros es un proceso dinámico de una conciencia inmortal que se revela en su ser de carne y hueso», y que «el amor es una vibración fundamental, la más poderosa del universo»; y Labonté es una canalizadora, dice estar en contacto con ángeles sanadores.

El encuentro La evolución de la conciencia lo ha montado Merry Human Life Society, una asociación radicada en Barcelona en cuyos locales se practican la meditación acuariana y la curación espiritual, y se dan cursos de astrología, milagros (!) y sanación de las emociones. Su objetivo final es «vincular en un Alma Grupal a todos aquéllos que se sientan participes en el nacimiento de una Nueva Humanidad». La inscripción a la jornada de CosmoCaixa Barcelona costaba 90 euros, y las entradas están agotadas. Según Pilar Basté, responsable de la organización, «estamos avisados de que a lo largo del 2012 se producirán grandes cambios que se iniciaron hace ya algunos años. Nuestro Sol se va alinear con el ecuador de la Vía Láctea, la galaxia a la que pertenece el Planeta Tierra. Esto es un extraordinario flujo de luz y de amor para despertar en nosotros la conciencia desde el corazón».

Se cogen paparruchas a tutiplén, se mezclan con una pizca de física cuántica, genética, energías y armonías, y se cocinan libros como El cambio cuántico y Tú puedes sanar el mundo, de Laszlo; La libertad del ser y El maestro del corazón, de Marquier; Sanidad espiritual e inmortalidad y La revolución del pensamiento integral, de Drout; Sanación espiritual angélica y Voz de los ángeles sanadores, de Labonté. Son títulos típicos de cualquier librería esotérica que se precie y de revistas de misterios del tres al cuarto, ¿pero de ponentes en museos de ciencia? A mí me parece que no.

Por eso, he llamado hace un par de horas a CosmoCaixa Barcelona para confirmar que el acto se celebraba en ese centro, ya que no podía creérmelo. Me han dicho que sí y que no había ya entradas. Y, cuando he pedido información sobre el precio de alquiler de la sala, el aforo y demás, me han dicho que la pida por correo electrónico. Lo más sorprendente ha sido, no obstante, que ni se han inmutado cuando les he indicado que el encuentro es anticientífico de principio a fin. No le han dado la mínima importancia. Me han respondido que ellos alquilan las instalaciones a mucha gente. ¡Bravo por la apertura de mente de la Fundación La Caixa! Pero más vale que sus responsables se acuerden de lo que decía Richard Feynman: «Hay que tener la mente abierta, pero no tanto como para que se te caiga el cerebro».

El cerebro del corazón

El éxito de público del encuentro La evolución de la conciencia no es, seguramente, ajeno a la generosa cobertura dada ayer por La Vanguardia, con una entrevista a Marquier en la contraportada en la que dice tonterías como que «está demostrado que cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas». Como yo no sé nada de casi nada, he preguntado a dos expertos de verdad si las afirmaciones de Marquier, que a primera vista me parecían disparates, lo son o se trata de ciencia supercalifragilística inalcanzable para un periodista de provincias.

«Lo que dice Marquier no tiene ni pies ni cabeza. Es una completa sandez. Como suele ocurrir en estos casos, mezcla algunos elementos que podrían ser válidos con otros, la mayoría, que son verdaderos disparates. Lo más importante, no obstante, es que no se puede decir, de ninguna manera, que el corazón tenga un cerebro. Hay animales que tienen más de un cerebro; nosotros no. Tenemos uno, grande, chapucero y costoso, pero uno», me ha apuntado Juan Ignacio Pérez, fisiólogo y titular de la cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco.

«Que Annie Marquier haya estudiado alguna carrera de ciencias y sea muy buena persona no la capacita para sacar conclusiones sobre el funcionamiento de un órgano del cuerpo humano sin más pruebas que la bondad infinita. La ciencia nunca ha avanzado mediante reacciones impulsivas, sino con el estudio sosegado y objetivo. A Aristóteles probablemente le gustaría la afirmación de que «el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente», ya que él opinaba que la mente surgía de ese órgano. Afortunadamente la ciencia de hoy en día no se sustenta en el principio de autoridad, ni en opiniones que no tienen ningún respaldo científico. Como decía Hipócrates, «hay, de hecho, dos cosas, ciencia y opinión; la primera engendra conocimiento, la segunda ignorancia». La señora Marquier está en ello, distribuyendo ignorancia, con todo su corazón», indica el biologo Xurxo Mariño, miembro del grupo de Neurociencia y Control Motor de la Universidad de La Coruña y divulgador científico.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

17 respuestas a «CosmoCaixa Barcelona acoge un encuentro de sanadores espirituales y charlatanes cuánticos de la Nueva Era»

  1. Qué fuerte opinar cuando se ve claramente que no estuviste allí Luis!! porque si hubieses ido sabrías que Annie Marquier no pudo asistir debido a una enfermedad, y fue reemplazada por la doctora Inma Nogués..

  2. Tu comes de esto, de la crítica por la crítica. Nadie ganó dinero con el evento de CosmoCaixa, ni los organizadores ni los ponentes que impartieron sus conferencias gratuitamente.

    Fue un acto organizado por unos motivos mucho más elevados como la generosidad, la apertura de mente (de la que tú careces), el intercambio de ideas desde el respeto y la solidaridad. Fue ciencia vista desde un punto de vista evolutivo (¿hacia donde se dirige el Homo Sapiens?, ¿cuál es el siguiente paso en la evolución del ser humano? ¿de verdad los seres humanos hemos llegado al punto máximo de evolución o lo podemos hacer mejor? Y si lo podemos hacer mejor, ¿cómo conseguirlo?).

    Está claro que la humanidad ha llegado al Punto de Bifurcación como decían los ponentes: o bien tenemos un cambio de conciencia que nos lleve a crear un mundo mejor (lo cual es perfectamente posible) o bien nos encaminamos al desastre total (lo cual también es perfectamente posible).

    Un 10 a la organización e infinitas gracias por este gran acontecimiento con PONENTES CIENTÍFICOS DE 1ª LÍNEA.

  3. Dejo otro artículo, con muchas referencias de estudios e investigaciones en la página:

    http://www.heartmath.org/research/research-home/our-heart-brain.html

  4. Todo bien con que quizá sean charlatanes para ganar plata.

    Pero por qué dedicas el artículo a desprestigiar totalmente e ignoras los últimos avances en la neurocadiología? Y aparte que tomas de una manera totalmente literal de que la señora dice que el corazón es un cerebro. Es una metafóra, imbécil, para expresar de que posee cardioronas con funcionamiento independiente.

    ¿Esto es hacer ciencia, esto es racionalismo?: «Lo que dice Marquier no tiene ni pies ni cabeza. Es una completa sandez. Como suele ocurrir en estos casos, mezcla algunos elementos que podrían ser válidos con otros, la mayoría, que son verdaderos disparates.»

    Boludazos. Es basarse en la autoridad y nada más. Dogmáticos fanáticos igual que religiosos. Se la pasan repitiendo «pseudociencia, charlataneria, magufos» como una droga.

    Leete este libro de la Universidad de Oxford y cometelo entero, retrógrado de la edad de piedra,: http://books.google.com.py/books/about/Basic_and_clinical_neurocardiology.html?id=oJlBbL8Y_MAC&redir_esc=y

    Bobazo. Y la opinión de ese neurológo tampoco tiene ningún respaldo científico, es una opinión, tal como su amigo biólogo de abajo lo dice, el cual conduce a la ignorancia.

    Pelotudos intelectualoides, sólo saben usar el hemisferio izquierdo del cerebro, y el resto lo ignoran, prisioneros del lenguaje.

    Puedo apostar que si ustedes vivian en la epoca de Galileo, serían los primeros en enjuiciarlo por la cerradez mental que padecen. Hablan de «ciencia» pero no son más que dogmáticos arrogantes, mal-llamados escépticos, empiristas , racionalistas. Ser dogmático no es ser escéptico.

    Estudien algo de NEUROCARDIOLOGIA Imbéciles, y se encontraran con sorpresitas, en vez de dedicarse a estigmatizar. SI, HAY CHARLATANES, y POR TODAS PARTES, pero para qué caer en el jueguito de calificarlos? No les parece una pérdida de tiempo?

    Me irrita los idiotas que se dedican a clasificar, rotular, desmeritar pero ellos no mueven el puto culo para expandir los conocimientos.

    Insulté mucho pero no fue con odio. Los amo.

  5. Y mientras tanto ni un duro para la ciencia de verdad. Vergonzoso.
    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/06/la-imbecilidad-de-la-ciencia-catolica.html

  6. Faraday: «De chiflados para ignorantes que sienten la necesidad de romper la rutina cotidiana o huir de problemas como la soledad y la falta de relaciones personales satisfactorias por una puerta ridícula.»

    ¿Y a vos qué mierda te importa? Cada cual hace lo que se le da la gana, pequeño fascista.

  7. Gracias por avisarme, iré con todos mis amgios esotéricos así hay mucha concurrencia y esta gente gana mucho dinero, como se merece. Realmente no conocía el evento, ahora mismo lo distribuyo en la redes sociales para que no falte nadie. Felicitaciones a Cosmocaixa Barcelona.

  8. Sin duda alguna es la «ley» de: TODO POR LA PASTA. Inherente a los caraduras del: misticismo cuántico; recomiendo entrar en wiquipedia por ¿y tu que sabes? , y leer lo que pone.

  9. Ya hace tiempo que os advertí de que os acostumbrarais a que empiecen a proliferar charlatanes por todas partes, incluso en instituciones a priori respetables. Esto es lo que ocurre cuando se confunde la función social con el vulgar y vil mercadeo, que cualquier porquería tiene cabida mientras tenga compradores… y la banca precisamente tiene una dilatada experiencia en vender porquería impunemente a la población llana, aunque ello acabe provocando una crisis. Y el contribuir a hacernos simplemente un poco más ignorantes y supersticiosos, supongo que les parecerá «pecata minuta» en comparación, si además sacan un buen pellizco.

  10. @lenina0806

    «nunca podemos decir que otro está más equivocado que nosotros»

    Completamente Falso, no creo que haya que poner ejemplos,

    si se refiere a que nadie tiene siempre razón o la verdad absoluta, es cierto, pero la ciencia (el método científico) que se autocorrige es lo mejor que tenemos debido a nuestras imperfecciones y produce una enorme acumulación y mejora progresiva del conocimiento. Las personas que generan o estudian ése conocimiento tienen clara ventaja sobre los fantasiosos al realizar afirmaciones sobre el mundo. Ignore el consejo de ingenieros o médicos por ej. y tendrá problemas.

    La pseudociencia, sin embargo, no sólo carece de cualquier mecanismo de contraste sino tampoco de corrección de sus afirmaciones. Nunca mejora: añade unas conjeturas absurdas a otras según modas. Sus afirmaciones son perfectamente prescindibles sin que ocurra nada salvo por azar. Podemos ignorar perfectamente su existencia ya que nada útil aportan como conocimiento. Eso sí, para personas que buscan consuelo y entretenimiento tienen el valor de la ilusión, un espejismo de agua, hasta que la arena se atragante.

    Si la ciencia y tecnología han producido obvios avances que usamos cotidianamente como si siempre hubieran estado ahí (e ignoramos cómo funcionan), la pseudociencia y la supersitición no han generado prácticamente nada salvo ideas disparatadas y superadas revendidas con nuevos envases. No han curado realmente a nadie, no edificado un solo puente o fábrica, mero aire caliente y un puñado de conexiones neuronales erróneas.

    Pero si lo toma en serio usted no puede criticar ninguna idea ya que el argumento relativista elimina idealmente la posibilidad de que exista una verdad de contraste reduciéndose el conocimiento a un manojo de diferentes discursos e igual validez.

    Si no podemos distinguir entre fantasía y realidad, mal vamos. La duda es razonable cuando hay razones para la duda. Las razones para la duda se justifican mediante evidencia factual no mera palabrería. ¿Cuál es la evidencia de cualquiera de las afirmaciones del post?

  11. Un poco bastante duro no le parece Don Luis?. Tampoco usted deja lugar a la duda razonable y nunca podemos decir que otro está más equivocado que nosotros. ¿No le parece?

  12. De chiflados para ignorantes que sienten la necesidad de romper la rutina cotidiana o huir de problemas como la soledad y la falta de relaciones personales satisfactorias por una puerta ridícula.

    Es el estudio de las ciencias lo que puede proporcionarnos mucho placer y desarrollo intelectual así como elevarnos sobre la mediocridad rutinaria llevándonos desde las partículas, los organismos, desde el tiempo hasta el universo, olvidando la crisis y el desamor por unos minutos, eso sí que nos traslada a un plano superior de verdadera consciencia transcendente: nosotros en el mundo.

    Nunca he leído o escuchado un relato de cualquier clase que me sorprenda y maraville como lo hace un simple manual científico. La microbiología intestinal me parece más fascinante que cualquiera de esas intervenciones y es real y además útil.

    Somos seres conscientes. ¿No sentimos ansia por llenarnos de conocimiento real de este mundo antes de abandonarlo?¿cómo es posible preferir llenar ése cerebro, magnífico pero lleno de carencias, con cuentos idiotas y falsos?

    Cómo no encontrar fascinante la increíble multitud de avances tecnológicos o científicos de nuestra época. Mejor que meter la cabeza en una caja medieval de superstición religosa e ignorancia.

    Por cierto, casualmente un vecino mío tiene un corazón transplantado…deduzcamos…

    Mi grano de arena.

  13. Tantos recursos:……..Obra Social de La Caixa,para difundir tonterías.Mientras tanto, todos esos investigadores sin medios, emigrando ,perdiendo el país tanto dinero invertido en su preparación.Una pena.

  14. deberia existir mas control a tanto charlatan. Me pregunto: Que pasaria con las personas con corazones artificiales?

  15. Oye, pues si con tantos licenciados, doctores, masters, etc. que andan por ahí aplicando la Ciencia a troche y moche vamos como vamos, igual los de la Nueva Era aportan algo nuevo. Por lo menos no aburrirán, digo yo.

  16. Pues sí, hay gente que se aprovecha de una titulación facultativa, para, justificándose en ella, ganar mucha pasta a cualquier precio, se aprovechan de la ignorancia + el deseo de creer en lo para-anormal + el descontento hacia la Iglesia católica de parte de ese sector de la sociedad (bastante amplio). Yo no soy, ni mucho menos, un científico, pero cualquier persona medianamente informada sabe que ciencia es el consenso de la inmensa mayoría de una comunidad de especialistas, y por eso, los resultados de la investigación, son publicados en revistas de revisión de especialistas. No desde luego en coloquios new age, aprovechándose de la ingenuidad y la no-madurez mental y reflexiva de un amplio sector de la sociedad, para así, forrarse

Los comentarios están cerrados.