Cómo convertirse en vidente sin esfuerzo, en Radio Nacional de España

Toni Garrido y yo hemos hablado hoy de cómo convertirse en vidente sin esfuerzo, en la tercera de mis colaboraciones semanales en Asuntos propios, en Radio Nacional de España.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

3 respuestas a «Cómo convertirse en vidente sin esfuerzo, en Radio Nacional de España»

  1. Para Adamski: sí, la verdad es que sin un buen profesor que sepa llevar a los alumnos por el camino inteligente y con mucha psicología, sería bastante complicado hoy en día hacer una clase interactiva interesante sin esperar que te despellejen a bostezos, ruiditos de móvil o con un «me aburro» en voz alta cuando estés de espadas. Una pena, pero sería así, como tú dices, porque un profesor hoy en día poco tiene que hacer con un entorno tan hostil al sentido crítico, al esfuerzo y al pensamiento como en el que están los adolescentes hoy en día. Pero ese es otro divertido capítulo de la psicología humana.

    En el tema de los videntes, esta mañana he aprendido que se basan esencialmente en el efecto Forer: es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Forer, que es la prueba que muy agudamente puso Luis a esos alumnos en el capítulo de estos temas en la serie Escépticos.

  2. «Con lo divertido que sería en la escuela con los niños y jóvenes poner una noticia, un bulo, una pseudociencia de estas y hacer prácticas de descubrir el engaño, argumentar y contra argumentar al respecto.»

    Uhhhh, sí qué divertido, se van a cagar de risa los pibes en la escuela. Andá a hacer ese experimento a cualquier secundaria y lo más probable es que los adolescentes se diviertan no argumenetano y contraargumentando sino despellejándote vivo como hacían los pieles rojas. Poneles una porno y ahí sí que la van a pasar bien.

  3. «Usted es un eslabón anterior en la evolución» jajajaja!! muy buenooo, Luis.

    Los videntes, hombre, muy listos no son porque no cuela que esten ahí diciendo generalidades horoscopicoides en lugar de adivinar movimientos de cotizaciones lucrativas, números de lotería, desastres naturales, 11Ss, 11Ms o enfermedades agudas de millonarios, ubicación de desaparecidos, del carro de Manolo Escobar, etc., todo certificado ante notario, claro. Les llovería el dinero.

    Pero claro, el que va al vidente no se le ha ocurrido ese pequeño «detalle».

    El problema no es tanto esos pequeños timos de un dinero que, al fin y al cabo, va de un tonto a un listo, como de constatar esa falta de educación de muuuchas personas en el mínimo sentido crítico necesario para la vida. Con lo divertido que sería en la escuela con los niños y jóvenes poner una noticia, un bulo, una pseudociencia de estas y hacer prácticas de descubrir el engaño, argumentar y contra argumentar al respecto.

Los comentarios están cerrados.