Eliminan el feng shui del curso pseudocientífico de la Universidad de Gerona y dicen que no lo han hecho

La Fundación Universidad de Gerona ha cambiado el programa del Posgrado en salud y armonía del hábitat, un curso pseudocientífico denunciado hace días por el escéptico Alberto Fernández Sierra, para intentar lavar su imagen y no quedar como impulsora de la charlatanería. Lo ha descubierto, otra vez, Fernández Sierra, pero la institución ha negado a varios medios haber realizado cambios. Dice que el programa es el que era. Se olvidan en la Universidad de Gerona (UdG) de la caché de Google, que lo guarda todo y les deja con el culo al aire.
Como por arte de magia, se han esfumado del curso charlas como «La visión oriental de la realidad», «Feng shui en la arquitectura clásica china», «Nociones básicas de energéticas oriental», «Análisis geomántico del espacio», «Geometría y las cinco transformaciones», «Creación de planos telúricos», «Estudio del magnetismo terrestre y su influencia en los seres vivos. Análisis de la brújula. Los cinco arquetipos elementales y la física clásica», «Feng shui urbano» y «Paisajismo y feng shui. Urbanismo. Feng shui rural», todas ellas impartidas por Vicente San Juan, un cultivador del feng shui, la astrología, el masaje metamórfico y otros sinsentidos; la de «Análisis de la percepción. Visión aural», de Cristian Salado; la de «Geometría sagrada», de Alicia Castan y Jaime Buhigas; y la de «La flor de la vida y el color», de Yolanda Vila. Han mantenido, eso sí, las prácticas de radiestesia -el zahorismo de toda la vida- a cargo de Mariano Bueno.
La UdG puede decir que no, pero la caché de Google demuestra que han intentado lavar la cara a un curso propio de una revista esotérica. Por si desaparece, como algunas charlas del programa original de este vergonzoso curso de posgrado, aquí les dejo una imagen de el antes y el después:
Porgrama del curso pseudocientífico de posgrado de la Universidad de Gerona.
Por cierto, la UdG ha suspendido el curso no por su carácter anticientífico, sino por el jaleo que se ha montado en Internet, con envío de mensajes de correo electrónico y recogida de firmas incluida, a la que nos sumamos más de 1.300 personas. Según El Periódico, en el Rectorado aseguran que «el curso se ha cancelado por la polémica que se ha levantado, pero en ningún momento se cuestiona su validez científica». Los profesores promotores del Posgrado en salud y armonía del hábitat han amenazado a Fernandez Sierra con llevarle a los tribunales. Gabriel Barbeta, arquitecto y uno de los profesores del curso, ha dicho en el Diari de Girona que  considera la campaña un «ataque con tono amenazador y con falta de respeto, incluso incitador a la violencia», y que estudia emprender acciones legales contra mi colega. Queda claro que Barbeta tiene las mismas dificultades para diferenciar ciencia de anticiencia que para distinguir libertad de expresión de violencia. Aquí nadie, más que él, ha amenazado a nadie.
Quienes hemos denunciado lo irracional del curso de la UdG nos hemos limitado a dar a conocer nuestra opinión e informar de ella a las autoridades que pueden evitar que una universidad seria haga el ridículo abriendo sus aulas a la superstición. Espero que, si Barbeta emprende acciones legales contra quienes creen que la superstición no tiene lugar en la Universidad, tenga a bien incluirme junto a Fernández Sierra. Será un honor.

13 comentarios

  1. Señal que les da mucha vergüenza y eso es buena señal, la vergüenza es lo que nos diferencia de los animales, y de los charlatanes… y de los psicópatas… Peor hubiera sido que dijeran que al final se canceló porque blablablá, blablá…
    Ahora, esperar que reconozcan que la cagaron pero bien… bueno, eso ya es demasiado pedir. Eso aun no lo he visto en ninguna parte, a menos que les pillen con las manos en la masa, claro. Entonces todos somos humanos…

  2. Lo terrible del caso es que los organizadores de estos cursillicos de la Srta. Pepis juegan al equívoco con eso del «postgrado». Los legisladores deberían coger el toro por los cuernos y reservar el apelativo de estudio universitario de postgrado para aquello que realmente corresponde: los másteres y doctorados, títulos que antes de ser aprobados tienen que pasar por mil y un filtros y en los que, para comenzar, no se acepta como profesor a nadie que no tenga hecho el doctorado, es decir, que haya demostrado la realización previa de unos estudios y una investigación científica seria. Pero como lo que manda es el dinero, aprovechamos del prestigio que da eso de hacer «cursos de postgrado» y llamamos así a cualquier cosa hecha por el vecino del quinto (mis respetos al vecino del quinto, que es mi amigo, pero no por ello está capacitado para impartir docencia universitaria en su grado máximo). Y cobramos al incauto miles de euros para luego darle una cosa llamada eufemísticamente «título propio», en realidad un rectángulo de papel que, por su dureza y dimensiones, ni siquiera puede utilizarse para el noble arte de la limpieza íntima. Porque, a decir verdad, para otra cosa no sirve.

  3. Luis Alfonso, te tengo agregado con mi nombre real en Facebook. Te llevo siguiendo desde hace ya ni se sabe. Creo que cada vez hace más falta gente como tú que denuncie estos casos.
    La verdad es que no se de donde sacas tiempo, ya que tanto la serie de TV como aquí eres muy activo.
    En estos días de crisis, hay mucha gente que intenta estafar o de aprovecharse de los que no tienen nada o casi nada. Es preocupante lo de algunas universidades de hoy en día. No vale decir que lo que «ha funcionado durante siglos está probado». Antes no había medicina y había que acudir a la «magia», pero no por ello es efectiva más allá del efecto placebo. Tanto ésto que nos ocupa como muchas prácticas basadas en la supuesta «energía». Yo para mi página (que no la voy a mencionar por no hacer spam) he intentado entrevistar a algunas personas que se dedican a estas cosas, pero…como te imaginarás, nadie ha aceptado.
    Llegará el día que en las universidades se crearán cátedras de espiritismo o de curar enfermedades con cualquier cosa que se nos ocurra. No me extraña que la educación universitaria española no tenga relevancia a nivel mundial, mientras actos como éste se oferten, será muy difícil tener algo de credibilidad en el ámbito educativo.

  4. Buscando en Google se encuentran Universidades americanas que hacen lo mismo. Y una revista de Geobiology con un índice de impacto de 3,2. No se que pensar de este asunto…

  5. Lo verdaderamente vergonzoso de todo esto, es que después de haber programado un curso sobre paparruchas pseudocientíficas (de pago, por cierto), haber amenazado al denunciante con «represalias legales», haber mentido descaradamente a los medios de comunicación y haber intentado falsear la realidad de manera torpe, chapucera y sorprendentemente desconocedora de la realidad tecnológica del s. XXI, nadie haya tenido la decencia de presentar disculpas y dimitir con alguna elegancia, y ningún responsable de Ensenyament (la Consellería de la Generalitat a quien compete todo esto) haya tomado alguna medida para intentar salvar la cara a la UdG.
    El daño causado por estos personajes a la credibilidad de la universidad es terrible, y el silencio de los responsables es aún más sobrecogedor, da la sensación de que están molestos con Fernandez Sierra por destapar la podredumbre, en vez de preguntarse cómo es posible que pasen cosas como esta en lo que debiera ser un templo del saber.
    Saludos

  6. @Karmelegz «Geobiology» es una revista científica que publica artículos relacionados con la interacción entre el ambiente geológico y el desarrollo de la vida. No tiene nada que ver con «energías orientales», «visiones aurales» ni tomaduras de pelo parecidas. Si un artíulo como …
    «Microbial reduction of structural iron in interstratified illite-smectite minerals by a sulfate-reducing bacterium»
    … tiene algo que ver con apagar la wifi por la noche o vivir en armonía con las fuerzas telúricas, que baje Tesla y lo vea.
    Geosaludos.

  7. Todo mentira, es una página de caché fabricada por Gámez y sus secuaces. Nunca hubo anuncio de fengyuí. Esto no prueba nada.

  8. Por lo que se ve, el curso se ha modificado, pero el que lo imparte es la misma persona, así que sólo es un pequeño camuflaje para poder colarlo.

  9. Shanti666 «Por lo que se ve, el curso se ha modificado, pero el que lo imparte es la misma persona, así que sólo es un pequeño camuflaje para poder colarlo.»
    Así me gusta y ahora vamos a agregar un curso de tarot egipcio, marsellés, y nepalés, como corresponde a una universidad con amplitud de criterio.

  10. Uri Geller ,es para reirse de verdad como a usted y a mi , algunos aun nos han catalogado como trolls ,Que responde usted ante esas afirmaciones ,un saludo de paso .

  11. Pues la verdad, le habrán lavado la cara pero sigue habiendo una sección de «Radiestesia» (cientifiquísima). Me da que los contenidos van a ser igual de rigurosos con el método científico (nada).

Los comentarios están cerrados.