¡Señores de Boiron, demanden a todos los que decimos que Oscillococcinum no tiene principio activo o cállense!

Oscillococcinum, un producto homeopático contra la gripe totalmente inútil.Me he suicidado varias veces ingiriendo grandes dosis de Sedatif PC, un supuesto somnífero de Laboratorios Boiron. Si estoy aquí contándoselo, es porque ese producto no contiene principio activo alguno y sus efectos se limitan a los propios del placebo. De haber hecho lo mismo con un sedante de verdad, posiblemente no estaría vivo. Pero, con un remedio homeopático, un producto en el que el principio activo está diluido hasta dosis infinitesimales, no hay ningún riesgo más allá de que te suba el azúcar. Porque Sedatif PC no tiene ni una molécula de principio activo; sólo azúcares. Y lo mismo pasa con otros productos de esa multinacional francesa.
El  escéptico italiano Samuele Riva escribió el mes pasado en su blog dos anotaciones en las que decía que Oscillococcinum, un remedio de Boiron contra la gripe, no tiene  ningún principio activo y se mofaba de ello, y de la homeopatía en general. Al día siguiente de la publicación del segundo texto, Boiron mandó una carta al proveedor de Internet de Riva amenazando con acciones legales si no se retiraba toda mención al producto y a la empresa fabricante. ¿Pero qué es Oscillococcinum? Según Boiron, un fármaco contra la gripe. El problema es que, si es verdad lo que dice el prospecto, carece de principio activo. Es decir, no es nada y, por tanto, es tan útil para luchar contra esa enfermedad como una gominola.
La preparación de un producto homeopático empieza con un ingrediente que se disuelve en 99 partes de agua, alcohol o lactosa (1 CH o centesimal hahnemaniano, llamado así por el inventor de la homeopatía). Luego, se toma una parte de esa primera dilución y se mezcla con otras 99 del disolvente elegido (2 CH); seguidamente, se toma una parte de esa segunda dilución y se mezcla con otras 99 del disolvente (3 CH); y así, sucesivamente. Cada una de esas mezclas va seguida de una sacudida mágica y hay productos de venta en farmacias con diluciones de cientos de CH. A los homeópatas no les importa que, según las leyes de la química, por encima de los 12 CH ya no pueda haber ni una molécula de sustancia activa en un preparado. Para ellos, eso no es problema.
 Pato diluido infinitesimalmente
Pues, bien, Oscillococcinum contiene extracto de corazón e hígado de pato diluido a 200 CK. ¿Qué significa eso? El CK hace referencia a una variante del método tradicional inventada por Semion Korsakov. «En lugar de la tediosa tarea de sacar una centésima parte de una mezcla para mezclarla en otras 99 partes de agua, una y otra vez, Korsakov pensó que se podrían obtener resultados similares simplemente tirando la mezcla por el desagüe y rellenando el frasco con agua pura: los residuos de la mezcla anterior que hubiesen quedado en las paredes y el fondo del frasco serían suficientes para dinamizar la nueva mezcla. Como es un método evidentemente ojimétrico, los homeópatas no se ponen de acuerdo sobre si un grado korsakoviano equivale a un centesimal hahnemaniano o más bien a 1,5, pero, la verdad, tampoco es que importe demasiado», explica el abogado Fernando L. Frías, miembro del Círculo Escéptico. Da igual que la dilución 200 CK del Oscillococcinum equivalga a 100 CH o 150 CH: en ningún caso contendrá una molécula de pato, así que los ecologistas pueden estar tranquilos. «Para encontrar una sola molécula de la tintura madre original en una dilución a 200 CK, tendríamos que transformar toda la materia del Universo en agua dinamizada y bebérnosla. Y, luego, encontrar otros cien universos iguales y bebérnoslos también», indica Frías.
Etiquetado de Oscillococcinum, un producto homeopático contra la gripe totalmente inútil.Con su carta, la multinacional francesa pretende silenciar por la brava a un crítico de la homeopatía, una práctica cuyos principios -que una sustancia que provoca los mismos síntomas que una enfermedad puede curarla y que, cuanto más pequeña es la dosis, mayores son sus efectos- son pura charlatanería pseudocientífica. Por eso, Ronald A. Lindsay, presidente del Centro para la Investigación (CfI), entidad con la que colaboro desde hace años, ha lanzado un reto que hago mío: «Boiron, por favor, demándenos». Demanden a todos aquéllos que decimos que productos como Oscillococcinum es nada. «Si creen sinceramente que su producto tiene un principio activo como dice el etiquetado, demuéstrenlo. No elijan como objetivo un bloguero. Demándennos a todos aquéllos en la comunidad científica que sabemos, y afirmamos, que lo que ustedes dicen es falso. Señores de Boiron, hagan eso o cállense», ha dicho el máximo responsable del CfI. Obviamente, es más fácil intentar intimidar a un humilde bloguero que dice la verdad que demostrar en el laboratorio -el terreno de juego de la ciencia- lo que todavía ningún homeópata ha hecho en más de 200 años: que la homeopatía funciona más allá del placebo.

18 comentarios

  1. El origen del producto, por denominarlo de algún modo, también es absurdo:
    En 1919 durante la famosa epidemia de gripe, afirma Mark Crislip en el blog SBM «Ososillyococcinum and other Flu bits», un médico que examinaba tejidos de enfermos de gripe creyó ver algo, probablemente burbujas que se movían aleatoriamente -movimiento browniano-, en el portaobjetos de su microscopio y los denominó pequeños cocci (bolas redondas).
    Y al encontrarlas en los tejidos de todos los enfermos que examinó pensó que eran la causa no sólo de la gripe sino de todas las enfermedades. De oscilantes cocci le viene el nombre. No está claro por qué pero llegó a la convicción de que el corazón y el hígado del pato eran una fuente concentrada de bolas oscilantes* u Oscillococcinum.
    ***
    Hay personas que argumentan que si la homeopatía es un timo, por qué no se acude a los tribunales para denunciarlo, conjeturo que
    aunque los jueces tienen obligación de acudir a peritos, son ellos los que sentencian de tal modo que lo que no aceptaría un «tribunal científico» bien puede ser objeto de una sentencia injusta en un tribunal de justicia.
    meterse en follones jurídicos, que devoran tiempo y dinero, es lo último que mucha gente haría.
    la ley del medicamento la acepta, primero lidiar con los legisladores.
    Sin embargo, podría ocurrir que la denuncia de Boirón se volviese en su contra si los tribunales aceptan el peritaje científico por encima de hechos jurídicos como «daño a la propiedad intelectual» o lo que argumente la multinacional. Para ello es importante, como ha ocurrido otras veces, que los blogueros se apoyen. Así que estupendo y adelante LAG.
    *Que sí, que a todos se nos ha ocurrido ya la broma fácil sobre las bolas.

  2. Vamos a ver, que alguien me explique, porque eso de que *según las leyes de la química, por encima de los 12CH no puede haber ni una molécula de la sustancia activa* …….. me parece que es una patinada.
    Si la materia no se crea ni se destruye, si no que solo se transforma, si en la supuesta «mezcla» existiese algún reactivo que pudiese reaccionar con nuestro principio activo, de acuerdo, puede que no quedase ni una molécula de él.
    Pero si lo único que hacemos son diluciones, por muuuuucho que diluyamos SIEMPRE nos quedará exactamente el mismo número de moléculas que teníamos originalmente. Solo que menos concentradas (rodeadas de más y más moléculas de disolvente). Si no me equivoco.
    Otra cosa es que, después de tanta dilución, la actividad que debiera ejercer el principio activo, valga la redundancia, en nuestro organismo esté más que atenuada.

  3. @Pol89
    Tienes razón. En rigor habría que decir que es muy poco probable hallar una molécula en el «producto» que se vende pues se habría diluido el supuesto principio activo en enormes cantidades de agua. Cuestión de probabilidad que toque alguna en lo que se compra.

  4. @Pol89,
    En un mol de una sustancia existe siempre el mismo numero de moleculas, el numero de Avogadro que es 6.02×10^23 moleculas. En el caso del agua, por ejemplo, un mol son 18g. Eso quiere decir que si tienes una disolucion 12CH, tienes una molecula del soluto por cada 10^24 moleculas de solvente, por lo que en 18g de agua tienes una probabilidad del 60% de encontrar una molecula del principio activo. Si calculamos que una pastilla tiene ¿cuanto? ¿1g? Tus probabilidades de encontrar una molecula son del 3%. Y eso para una sola molecula. Y dado que la pastilla no es de agua, sino de sacarosa, que tiene 342 g/mol, la probabilidad de encontrar una molecula de principio activo cae por debajo del 0.2%. Y eso para encontrar una sola molecula. Es cierto que en rigor no se puede decir que «es imposible» que haya una molecula de sustancia activa, pero a efectos practicos, ahi no hay nada.

  5. Y luego esta el asunto de la mega-archi-ultra-pureza del agua utilizada par alas diluciones y la absoluta y total perfeccion de los materiales utilizados a lo largo del todo el proceso que no dejen caer en ningun momento una molecula de ninguna otra sustancia que nos jorobe el «medicamento».
    Y Gamez no se va a suicidar asi nunca, deberia disolver una pastillita de esas en una piscina olimpica para potenciar sus efectos… asi sí!!!… bueno… ya la leche seria disolverla en un pantano… pero no me atrevo ni a sugerirlo… sus efectos serian dramaticos 😛

  6. No te apresures, ya te va a llegar la demanda debida, bocazas.
    Parece que los 6.000 euros de Benítez no te fueron de lección, ¿eh? Y con Jiménez te has frenado, ¿no? parece que al final te has dado cuenta de que tus rabietas de envidioso no hacían ni la más mínima mella en la fama y el aprecio de la gente hacia ese exitoso y riguroso periodista.

  7. Pol89: «Vamos a ver, que alguien me explique, porque eso de que *según las leyes de la química, por encima de
    los 12CH no puede haber ni una molécula de la sustancia activa* …….. me parece que es una patinada.
    Si la materia no se crea ni se destruye, si no que solo se transforma, si en la supuesta «mezcla» existiese
    algún reactivo que pudiese reaccionar con nuestro principio activo, de acuerdo, puede que no quedase ni
    una molécula de él.
    Pero si lo único que hacemos son diluciones, por muuuuucho que diluyamos SIEMPRE nos quedará
    exactamente el mismo número de moléculas que teníamos originalmente. Solo que menos concentradas
    (rodeadas de más y más moléculas de disolvente). Si no me equivoco.»
    Bueno, creo que en realidad el fundamento de la homeopatia no es cuantas moleculas de principio activo contiene la disolucion, sino que se basa en la supuesta memoria del agua.
    Ejemplo:
    Para mantenerse joven, sano y vigoroso, podrias buscar en tu entorno al anciano mas decrepito que sea posible y pedirle que te remueva el colacao del desayuno y, voila, ahi lo tienes; Salud total por la patilla.

  8. Una disolución 12 CH equivale a disolver 1 mililitro de principio activo en un recipiente con una superficie similar a la de la península ibérica y de unos 1700 kilómetros de altura, aproximadamente. Mucha magia hace falta para que ni tan siquiera te toque una molécula de principio activo por tableta homeopática que te tomes.

  9. No soy químico, pero no necesito serlo para saber que la homeopatía es un fraude. Según la homeopatía, si en vez de tomarme un sobre entero de Ibuprofeno cuando me duele una muela me tomo un solo granito minúsculo diluido en agua, el efecto será el mismo. ¿Entonces con un solo sobre tendría para toda la vida?. Es de cajón lo fraudulento del asunto.

  10. La Homeopatía funciona, somos miles de personas quienes nos beneficiamos de su efecto terapéutico. Si no os interesa no os metáis con ella, es una libre elección; utilizo la Homeopatía o no.
    De nada sirven las comparativas ponderales o farmacológicas clásicas, son injustificables porque es un modo terapéutico holístico y va por otros caminos más individuales.
    Si alguien cree que es un negocio fraudulento, no es así, se siguen normas de Buenas Prácticas Farmacéuticas y una Farmacopea que garantiza su producción.
    Soy farmacéutico

  11. He escrito este mensaje y ya no aparece:
    La Homeopatía funciona, somos miles de personas quienes nos beneficiamos de efecto terapéutico. Si no os interesa no os metáis con ella, es una libre elección; utilizo la Homeopatía o no.
    De nada sirven las comparativas ponderales o farmacológicas clásicas, son injustificables porque es un modo terapéutico holístico y va por otros caminos más individuales.
    Si alguien cree que es un negocio fraudulento, no es así, se siguen normas de Buenas Prácticas Farmacéuticas y una Farmacopea que garantiza su producción.
    Soy farmacéutico
    A ver si esto sí que es un fraude
    ADIÓS AMIGOS

  12. ¿Para que sirve la quimioterapia y la radioterapia? Nada más que para engordar las arcas de algunos señores Si no os gusta la homeopatía y no habéis probado sus resultados, meteros la lengua en el culo. ¿O tenéis participación en la industria farmacéutica? Mi mujer tiene artritis reumatoide, se trataba con la mierda de la medicina tradicional, digo mierda porque eso es lo que te dan, mierda para destruirte lo que te queda sano en tu cuerpo, apenas se podía mover y le tenía que ayudar hasta para ponerse una rebeca. En vista de esta situación dejamos la mierda de la industria farmacéutica y nos fuimos a un homeópata. A los ocho meses de estar tratándose con homeopatía se sube al Naranjo de Bulnes y hace una ruta verde de montaña, en bicicleta, de 50 Km. De esto ha pasado ya, dos años y medio y mi mujer sigue teniendo una calidad de vida que con la medicina tradicional no la tenía. UNA ARTRITIS REUMATOIDE NO SE QUITA CON EL EFECTO PLACEBO. La ignorancia es muy atrevida.

  13. ¿Esta página de quien es de los buitres de la industria farmacéutica? He puesto un comentario muy convincente y ha desaparecido en cinco minutos.

  14. Es contundente el planteamiento con una perspectiva química, pero falta un mayor acercamiento con una perspectiva física. Como fotógrafo estoy acostumbrado a trabajar con los efectos de algo que hasta hace un centenar de años no «existía»: la luz, que es invisible (no así lo que choca con ella). En el caso de la Homeopatía, en este blog están suponiendo que un producto como un veneno no produce un efecto físico sobre otro como el agua y menos que ese efecto sea perdurable, es decir que el agua «lo recuerde». Sería ilógico que no se produzca un efecto al menos a nivel cuántico, o a nivel spin de electrones y otras partículas.
    También sería ilógico pretender que el ser humano no tiene cómo percibir ese posible efecto de un producto sobre otro con un órgano de extrema sensibilidad como puede ser la lengua.
    Es coherente que el agua tenga «memoria» y también resulta coherente que esas «sacudidas mágicas» mencionadas no sólo distribuyan efectivamente el «recuerdo» sino que además lo «depuren» limpiándolo de imprecisiones.
    Este asunto de los «recuerdos» lo podemos comparar con la memoria artificial que se fundamenta en «recuerdos» de diversos materiales. Hasta hace unos pocos años todos habrían negado que la información de miles de libros se iba a poder almacenar en trocitos de cerámica o plástico con un invisible microchip como lo es hoy la Memory Sick Pro Duo de doble ranura, que sin duda utilizais en vuestros teléfonos portátiles.
    Pretendéis lo mismo con los productos homeopáticos, los que en definitiva resultan algo así como «agua donde hubo presencia de algo» —en concreto, información—, y parece que esa información al cuerpo vivo le importa y, algunas veces, le es útil.
    En ciencias hay algo que hemos aprendido estos últimos miles de años: no se requiere de que algo sea entendido para que exista, y para entenderlo sólo se requiere de tiempo y mente abierta.

Los comentarios están cerrados.